'Trollear' en Internet será delito

Los órganos legislativos del estado de Arizona han aprobado un proyecto de ley que podría hacer que 'trollear' en la Red sea delito. La propuesta contempla como delito la intención de "aterrorizar, amenazar, acosar, molestar y ofender a través de cualquier dispositivo electrónico o digital". La propuesta está pendiente de superar el último trámite administrativo para convertirse en ley.

Los usuarios que más tiempo lleven navegando por la Red estarán familiarizados con el término 'trollear'. Se trata de un tipo de práctica en la que determinados usuarios, habitualmente de forma anónima, se dedican a generar polémica, a interferir de forma desordenada y, en definitiva, a alterar el funcionamiento habitual de un servicio online. Los 'trolls' suelen buscar la polémica y no dudan en utilizar cualquier sistema para ello.


Se perseguirá "la intención de aterrorizar, intimidar, amenazar, acosar, molestar u ofender" Este tipo de prácticas son muy habituales en redes sociales, foros y puntos de debate y encuentro de internautas. Comentarios fuera de tono, posiciones extremas y lenguaje incorrecto son algunas de las armas que suelen utilizar los 'trolls' en sus acciones. Muchos usuarios elevan quejas a los administradores de los servicios para intervengan este tipo de conductas. El estado de Arizona ha ido un paso más allá y está intentando hacer que este tipo de prácticas sean delito.

Para conseguir este objetivo, los políticos de Arizona han desarrollado un apartado específico en la ley de telecomunicaciones del estado que castigaría este tipo de prácticas. El portal Naked Security de Sophos ha publicado el extracto concreto donde se condenaría este tipo de prácticas.

"Es ilegal para cualquier persona utilizar dispositivos electrónicos con la intención de aterrorizar, intimidar, amenazar, acosar, molestar u ofender y también utilizar un lenguaje obsceno, indecente o profano, así como sugerir actos lascivos o amenazar con infringir daño físico a una persona o a cualquiera de sus propiedades", puede leerse en la proposición de ley de telecomunicaciones para el estado de Arizona.

Esta descripción remitiría de forma directa al comportamiento de muchos 'trolls', que usan lenguajes ofensivos y que tratan de ofender a los usuarios con su comportamiento. De esta manera, el estado de Arizona tendría potestad para castigar a los usuarios que 'trolleen' en caso de que se confirme la tramitación de la ley. Las dos cámaras legislativas del estado han dado su vista buena al proyecto de ley, que está pendiente de ser aprobado por el gobernador Jan Brewer.

En caso de que se apruebe la ley, los 'trolls' podrían enfrentarse a multas de 2.500 dólares (1.897,9) e incluso a penas de cárcel, todo en función de la conducta registrada y la interpretación de los jueces. En caso de que los 'trolls' hayan incurrido en un delito de acoso contra algún usuario, las penas podrían ser aún mayores.

Muchos entienden que una norma de este tipo puede contravenir la libertad de expresión y uso de Internet. Determinar el sentido de algunas de las expresiones en la Red puede ser muy complejo por lo que castigarlas por ley podría limitar la libertad de expresión en Internet. En el lado opuesto, también hay usuarios que entienden que los 'trolls' afectan al correcto funcionamiento de Internet, por lo que una ley de este tipo sí sería efectiva.