Almeyda reconoció que la derrota ante Atlanta fue un golpe duro, pero se enfoca en Quilmes y en la Copa Argentina, partido para el que confirmó a Trezeguet: "Va a jugar arriba con el Mellizo".


Baldazo de agua fría


Desde le principio Matías Almeyda se hizo cargo de la caída contra Atlanta y a pesar de exponer que “es apenas la cuarta derrota”, también reconoce que significó un golpe para el equipo: “Queremos llevar a River a la A, la derrota contra Atlanta cayó como un baldazo de agua fría”. Aunque le contestó al técnico Bohemio, Carlos Roldán: “Nosotros somos respetuosos de todos los equipos”.

Pero Almeyda no se quedó en el partido del domingo y ya puso la cabeza de lleno en el partido con Quilmes, por la Copa Argentina (miércoles desde las 22, en San Juan). Para ese choque volverá al sistema 4-4-2 y ya confirmó a Trezeguet como titular: “Lo traje a David para que juegue arriba con el Melli (Gabriel) Funes Mori”.

Por último, en diálogo con TN, el Pelado contó que le hace bien al plantel las visitas del presidente Passarella (estuvo en la práctica después de la derrota) porque “viene con alegría, tranquilidad y le hace bien al equipo” y reconoció que si bien sabe “las cosas buenas que hicimos hasta el momento, la oportunidad a los jóvenes, los chicos que debutaron, si no volvemos a la A nada será valorado”.