Plantarán marihuana para pagar sus deudas
Es parte de un plan anticrisis de un pequeño pueblo de Cataluña, al municipio de Rasquera, que posee una población de 960 habitantes. Fueron los mismo pobladores quienes aprobaron la medida.


Plantarán marihuana para pagar sus deudas

Barcelona . - Los habitantes de un pequeño pueblo de Cataluña aprobaron hoy en referendo una iniciativa para plantar marihuana como parte de un plan anticrisis que tiene como objetivo sanear las deudas del municipio, que ascienden a 1,3 millones de euros, y crear 40 puestos de trabajo.

La polémica iniciativa, que pertenece al municipio de Rasquera, una población de 960 habitantes de la provincia de Tarragona, recibió el voto favorable del 56,3% de los ciudadanos que participaron del referéndum, según informó el canal catalán de noticias 3/24.

Sin embargo, el “si” a la plantación de marihuana se quedó por debajo del 75% de respaldo que había pedido el alcalde del pueblo, Bernat Pellisa, para no dimitir. A pesar de ello, tras el resultado favorable el político independentista catalán aseguró que dejar su cargo “sería una frivolidad”.

De un censo de 804 vecinos habilitados para votar, 554 de lo hicieron de los que 308 votaron a favor, 239 en contra y hubo siete votos nulos.

El pueblo estaba muy dividido antes la iniciativa que fue aprobada el 29 de febrero por el pleno municipal, gracias al voto favorable de los 4 concejales independentistas de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) frente a los 3 contrarios de los nacionalistas democristianos de Convegencia i Unió (CiU).

El alcalde destacó hoy que el referendo era “un ejercicio de democracia participativa” y “trascendental no solo para Rasquera”, de ahí que haya despertado una gran expectativa en la prensa internacional.

Se trata de un proyecto “pionero a nivel europeo” y que “creará precedente”, remarcó el político catalán, que con este proyecto prevé crear 5 puestos de trabajo directos y 35 indirectos, así como pagar en dos años las deudas del municipio, ahogado financieramente.

El gobierno autonómico “regional- de Cataluña, presidido por CiU se opone al proyecto que considera de dudosa legalidad por lo que ya solicitó a la fiscalía que se pronuncie al respecto.

El plan del municipio consiste en ceder en alquiler terrenos a la Asociación Barcelonesa Cannábica de Autoconsumo (ABCDA), un club de autoconsumo con fines “lúdico-terapéuticos” formado por 5.000 socios, para que cultive marihuana.

Se amparan en la jurisprudencia española, que sostiene que el cultivo para autoconsumo no es delito.
Los terrenos, que comprenden 7 hectáreas, en realidad son privados pero los gestionará el ayuntamiento, que para ello creó un ente público. La asociación de autoconsumo pagará 36.000 euros por la firma de un convenio con el municipio y alrededor de 550.00 euros anuales.

”El Ayuntamiento no va a plantar marihuana, sino que ordenará y regularizará algo que ya existe", sostuvo Pellisa cuando presentó el proyecto, que cuenta con el apoyo de decenas de enfermos de cáncer y de fibromialgia.

Plantar marihuana en un terreno cedido por un ayuntamiento, siempre y cuando seas una asociación y que el consumo sea allí mismo, está permitido legalmente, de acuerdo con la Comisión de Drogas del Colegio de Abogados de Barcelona.

Tampoco se puede poner el riesgo la salud de terceras personas y, en todo caso, el cultivo tiene que estar perfectamente regulado, explican.

Pellisa reveló a la prensa que "hay cinco o seis proyectos más detrás del aprobado” y "no todos son sobre el cannabis, pero sí sobre las semillas del cáñamo" ya que las que se venden en las tiendas especializadas -grow shops- son todas de importación, y "quieren producirlas en nuestro pueblo”.(Télam). –