EEUU hundió el “barco fantasma” japonés y reflota la teoría de la pandemia zombie

amenaza zombie EEUU hundió el “barco fantasma”

El guardacostas de los Estados Unidos “Anacapa” hundió al pesquero japonés Ryon-Un Maru, conocido como el “BARCO FANTASMA JAPONÉS”, que estuvo a la deriva durante un año tras el tsunami que golpeó duramente a Japón. De acuerdo con las autoridades norteamericanas, representaba “un peligro para la navegación”.

El barco había sido avistado unas dos semanas atrás cerca de las costas de Canadá y se hundió a unas 180 millas de la costa sureste de Alaska en un punto con una profundidad de unos 1.850 metros, tras una operación que duró algo más de cinco horas. Para la operación, la tripulación del “Anacapa” hizo dos disparos con munición “altamente explosiva”, según las fuentes del Gobierno.

“POR LA SEGURIDAD DE LOS MARINOS, HUNDIR EL BARCO ERA LA VÍA MÁS RÁPIDA PARA RECONDUCIR ADECUADAMENTE EL PELIGRO que suponía este buque sin control”, dijo el capitán Daniel Travers, jefe de gestión de accidentes de la autoridad costera, para quien “la tripulación del ‘Anacapa’ hizo un trabajo relevante completando sin riesgos su misión”.

¿QUÉ ESCONDE ESTE ACCIONAR DE LOS YANKEES?

La premura del gobierno norteamericano, la iniciativa que parece impulsiva y de película. Todo hace dudar a los expertos en teorías conspirativas. En diciembre de 2011, Creer o Reventar puso sobre la mesa la teoría de una pandemia zombie que, meses después del tsunami, y ante las publicaciones del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) estadounidense, empezaba a circular en voz baja en los sectores involucrados, en las redacciones y en sectores especializados.

Abajo reproducimos la nota.

¿FUKUSHIMA, LA RADIACIÓN Y UNA POSIBLE PANDEMIA DE ZOMBIES?

cdc

El 11 de marzo olas de más de diez metros producidas por un fuerte terremoto de 9 grados en la escala de Richter azotaron la central nuclear Fukushima de Japón, a orillas del Pacífico, y cortaron el suministro eléctrico. El desastre causó 15.781 muertos y 4.086 desaparecidos (que aún son buscados, atención a ese número), además de daños millonarios y un coste de reconstrucción que se estima en 19 billones de yenes (unos 180.000 millones de euros) en los próximos cinco años.

El desastre nuclear se esparció a más de 2 mil kilómetros de contaminación. Medidas drásticas como la compra y la quema de carne radiactiva, 360 mil chicos estudiados minuciosamente por las consecuencias, la construcción de un muro de acero para frenar la propagación en el mar y la noticia de un conejo sin orejas y arroz radiactivo, hacen temblar hasta a los más escépticos, pero pocos se animan a hablar de la posible pesadilla por venir: LA AMENAZA ZOMBIE.

La tensión y las especulaciones crecieron tanto que el Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) estadounidense publicó qué se debe hacer en caso de una “INFECCIÓN ZOMBIE”.

El CDC recibió una pregunta sobre zombies durante una conversación online acerca de fugas de radioactividad, en relación a lo que pasó en la planta Fukushima en Japón. El Dr. Ali S. Khan, uno de los profesionales de más renombre en Estados Unidos, dijo entonces como titular y vocero del organismo: “Va a salir una nueva película de Resident Evil, Shaun of the Dead, World War Z. Es una buena metáfora de lo que pasará una vez que la infección empiece”.

Las RECOMENDACIONES son las de hacer un PLAN DE EMERGENCIA:

barco fantasma

1. Almacenar comida, agua y medicamentos.

2. Tener un cuchillo, cinta aisladora, una radio a pila y algunos cambios de ropa y sábanas.

3. Guardar artículos de limpieza junto con los documentos personales, como la licencia de conducir y acta de nacimiento (algo que pueda certificar la identidad).

4. Tener artículos de primeros auxilios básicos útiles para un huracán o una pandemia.

Todo consejo vale la pena, aunque Khan admite en el blog de CDC: “Si te muerde un zombie te convertirás en uno de ellos”.

Cada vez son más las pruebas. Primero, un organismo oficial puso a la población en aviso. Ahora, el Gobierno norteamericano toma la decisión militar de hundir un buque fantasma que navegaba “a la deriva” desde el tsunami. Qué tenemos que esperar que pase para empezar a sospechar en serio sobre una posible infección que esté siendo resguardada y evitada. Como ya dijimos, AHORA SÓLO QUEDA ESPERAR, PREPARARSE Y… CREER O REVENTAR.