Macri: "Esta decisión va en contra de los intereses de los argentinos"


El jefe de gobierno porteño adelantó que los legisladores de Pro no votarán a favor del proyecto de ley de expropiación en el Congreso; acusó al Gobierno del desmanejo de la petrolera

Macri triste, preocupado y dolido por YPF


Triste, preocupado y dolido. Así aseguró Mauricio Macri haberse sentido luego de enterarse de la decisión de Cristina Kirchner de enviar al Congreso un proyecto de ley para expropiar YPF y tras decretar la intervención de la compañía, filial de la española Repsol.

El jefe de gobierno porteño adelantó que los legisladores de Pro no votarán a favor de la propuesta de norma, que hoy comenzará a debatirse en varias comisiones en el Senado y que el oficialismo espera convertir en ley en menos de un mes.

"Con mucho dolor, les comunico que nosotros no vamos a acompañar esta medida", expresó Macri durante una conferencia de prensa. "Anoche me fui a dormir muy preocupado, conmocionado como muchos otros argentinos", confesó, antes de augurar que la expropiación de un 51 por ciento de la petrolera argentina traerá consecuencias negativas para el país: "Esta decisión va en contra de los intereses de los argentinos. Vamos a estar peor en un año que hoy".

"Lamento enormemente sentir que una vez más la Argentina va por el peor camino", agregó el titular de Bolivar 1, que consideró que esta decisión "enemistará" al país con el mundo.

En ese sentido, Macri cuantificó que la intervención del Gobierno en la hidrocarburífera significará para el Estado una costo de "10 o 12 mil millones de dólares por año, durante cuatro años".

"Anoche no pude dejar de pensar en los millones que vamos a quedar comprometidos por muchos años para pagar miles de millones de pesos", recordó.

Además de los periodistas acreditados, a Macri lo escuchaban miembros de su gabinete y representantes de su partido en el Congreso.

Para el líder de Pro, la mala situación de la firma es responsabilidad tanto de la Casa Rosada como de la empresa española que hasta ayer manejó YPF, aunque centró sus críticas al gobierno kirchnerista. "Llevarse más dividendos de los que podía no habla bien de Repsol, pero tampoco del Gobierno, porque todo lo que hizo Repsol fue aprobado por Néstor y Cristina Kirchner, que consumieron 100 mil millones de ahorros de gas y petróleo en una década", acusó.

"[Con esta medida] va aquedar nuestra palabra devaluada, producto de que los mismos que en 1992 decidieron privatizar YPF, hoy deciden estatizarla", señaló.

También criticó que sea el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, el encargado de intervenir la petrolera, a quien responsabilizó por los constantes cortes energéticos que se dan en verano e invierno. "La empresa más grande del país va a estar manejada por los mismos que los trenes y Aerolíneas Argentinas", señaló Macri. Ayer, De Vido tomó control de la empresa en la sede del barrio porteño de Puerto Madero, acompañado por el viceministro de Economía, Axel Kicillof, y por el subsecretario de Coordinación y Control de Gestión, Roberto Baratta.

"Hicimos una propuesta energética caprichosa", afirmó Macri. "En vez de discutir como cambiamos la matriz productiva, discutimos simbolismos que no resuelven los problemas de la gente".