Además de liderar su propio proyecto solista de hard rock, Adella Project, la guitarrista recorre los escenarios del mundo con la artista mejicana.

Adela, la violera argentina de Paulina Rubio

La artista argentina Adela Rudnistky, que lleva adelante un proyecto de hard rock y que compartió escenarios con Chizzo, Luciano Napolitano y Botafogo, hoy recorre los más importantes escenarios mexicanos como guitarrista de la diva pop latina Paulina Rubio.


Esta morocha de curvas atractivas, que lleva varios años recorriendo el "under" argentino con su trío de hard rock, bajo el nombre deAdella Project, decidió marcharse a fines del 2011 a México a probar suerte y la consiguió acompañando a la rubia mejicana.


En Argentina, Adella participó del reality Escalera a la fama, emitido por El Trece, en el que no encajó por su perfil rockero, y también fue guitarrista de la última formación de La Zimbabwe.


En el 2006 armó el Adella Project con los ex Funky Torinos Hernán Gravelloni en bajo, y Timoty Cid en batería, hasta que en 2008 grabó un EP, que luego fue co-producido por Diego Blanco (Pericos), en el que también participaron Nico Raiman, Juanpe Oholeguy y Coyote Damiani.


En 2011 gano el concurso "Bombardeo del Demo" organizado por FM Rock&Pop obteniendo mas de 3000 votos sobre un total de 5000 para tocar en el Festival Ciudad Emergente de Buenos Aires.


Participo del Homenaje a Pappo en Tecnópolis 2011, invitada por Luciano Napolitano y Chizzo Napoli, compartiendo escena con guitarristas como "Alambre" Gonzalez, Claudio Marciello y Miguel Botafogo.


Esa obstinada búsqueda por irrumpir, la llevó a México donde halló su lugar en el mundo y logró integrarse a la banda de la estrella pop Paulina Rubio.


A pesar de su escencia rockera, Adella aseguró a Télam que "no tengo ningún prurito, estoy aprendiendo muchísimo y tocando todos los estilos con grandes músicos y para una de las artistas más importantes de América".


Para incrementar la sorpresa en esta nueva experiencia, Adella reveló que su primer show con la Rubio fue en un palenque de riña de gallos.


"Un palenque tiene la estructura de un anfiteatro o de un circo con arena donde vos tocás abajo después de que terminan de pelear los gallos. Limpian la sangre, ponen los equipos y subimos. Mientras tantos todos toman cerveza, apuestan por los gallos y es un griterío infernal hasta que empieza el show", relató en charla telefónica desde el DF.


"Antes de cada show, Paulina nos reúne en su camarín, se rezan unas plegarias, luego nos da un shot de tequila a cada uno y salimos al escenario", relató.


Sobre las perfomances de la diva mexicana, Adella apuntó que "en vivo Paulina es muy rockera, quiere que sonemos fuertes, que yo haga solos, que cuando ella va adelante en la pasarela vayamos a buscarla, no es de esos artistas que le pide a su banda que se esconda".


"El show es muy eléctrico, tocamos todo su repertorio más clásicos de la banda Timbriche que integró cuando era chica y que en México fue un boom", precisó.


Sin rodeos, la instrumentista confesó que "tocar con Paulina me cambio la vida. Estamos tocando ante miles de personas, en todos los estadios de México, en plazas de toros, en los palenques, en todas las ciudades y Paulina es una `super-star` que llena donde vaya".


En medio del repaso por giras y actuaciones, Rudnistky contó que "ahora tiene a toda la prensa encima porque se está divorciando, pero a ella se la nota muy tranquila con su hijo y su mamá, una actriz que es una diva de la TV y el cine mexicano (Susana Dosamantes), que la acompaña en la giras".


Sobre la situación actual del pop mexicano y sus mujeres, Adella aseguró que "acá la única activa es Paulina. Ella saca discos, gira, hace muchos shows. Las demás actúan de vez en cuando y casi ni sacan discos".


Sobre el carácter y la personalidad de la Rubio, Adella lo resumió en una frase bien argentina: "a ella le gusta el rocanrol, lleva una vida de rocanrol, aunque ahora está muy ocupada con su bebé".


A Adella la espera una gira de Rubio por Estados Unidos y Europa y la participación en un festival en Nuevas Orleans, en la entrega de los Premios Bilboard.