¿Quién dijo que los aviones solo sirven para volar?

¿Quién dijo que los aviones solo sirven para volar?

Los miembros de la tripulación de un avión cuentan con planes de retiro, pero encargarse de los aviones retirados es un poco más complejo.

Después de todo, no puedes simplemente tirar al cesto de basura un avión de 43.090 kilos.

De acuerdo con la Asociación de Reciclaje de Aeronaves (AFRA, por sus siglas en inglés), para 2020 los propietarios de aeronaves tendrán que idear formas de deshacerse de aproximadamente 12.000 aviones que se desmantelarán y que serán remplazados por nuevos.

Existen limbos donde se almacenan los aviones que han llegado al punto de no ser seguros para volar, pero que aún están muy sólidos como para demolerse. Estas instalaciones se encuentran en Arizona y en California y llevan el nombre de Marana Aerospace Solutions y Mohave Air and Space Port, respectivamente.

“Si una aeronave deja de estar en servicio, se vuelve oneroso mantenerla almacenada”, comenta Terrance Scott, comunicador ambiental para los aviones comerciales Boeing.

“(Al momento de sacarlos de servicio) es probable que el dueño decida vender el avión a una compañía de arrendamiento o a un comprador en potencia o, incluso, a un chatarrero para recuperar algo de su inversión con base en el costo de los metales y materiales”.

De acuerdo con Scott, algunas de las partes regresan a otro avión pero con forma distinta.

“Boeing busca también posibles usos de materiales reciclados para los interiores de las aeronaves, tales como carritos, charolas para la parte trasera de los asientos, para los asientos en sí y los receptáculos ubicados sobre la cabeza del pasajero”, continúa Scott.

Para desmantelar el Boeing 737 se requieren entre tres y cuatro semanas, dijo a FlightGlobal, Phil Donohoe, director de ventas y desarrollo en P3 Aviation, una compañía con base en Reino Unido que se especializa en partes de avión.

Entonces, ¿cuáles son las mejores opciones para reciclar un avión?

Fabrica muebles

Con remaches futuristas, curvas elegantes, superficies deslumbrantes y la capacidad de soportar condiciones extremas es fácil notar por qué los diseñadores de muebles están intrigados por el potencial de los aviones fuera de servicio.

El líder de este nicho de la industria es la empresa californiana MotoArt, que ha diseñado camas sexy, mesas, sillas y esculturas fabricados a partir de aviones desmantelados, durante casi 12 años.

“Tenemos alrededor de 100 diseños y hemos fabricado miles de piezas que pueden encontrarse en todas partes del mundo, desde Dubai Burj, hasta la Torre Sears e incluso tan lejos como el Polo Norte”, explica el gerente de MotoArt, Dave Hall.

Bordbar, compañía alemana, fue la primera que pensó en reutilizar los carritos como muebles multifuncionales y decorativos y los adapta. El carrito-minibar está disponible desde 1.300 dólares.

El cofundador de esta idea, Valentin Hartmann, señala: “Vendemos nuestros productos en todo el mundo, con casi 220 distribuidores”.

La compañía Skypak también se especializa en carritos modificados con glamour, pues venden lujosos y llamativos diseños. Su producto estrella, el carrito Luxury Crystal está cubierto con 82,000 cristales de Swarovski.

Coloca pisos o paredes

El aluminio de las aeronaves no se parece en nada al aluminio común que conocemos. Dado que las aleaciones especiales que los constituyen les dan dureza y los hacen aptos para volar, estas son difíciles de reciclar, pues no se pueden hacer bolita y lanzarlas al cesto de la basura.

Sin embargo, el material puede brillar de nuevo. El Bio-Luminum es un material de construcción fabricado por Coverings ETC y está constituido por completo de aluminio reciclado de los aviones.

“La energía que se emplea en reciclar el aluminio requiere sólo el 5% de la que se utiliza durante la producción de aluminio de primera generación”, comenta Jennifer Ryan, directora de desarrollo de Coverings ETC. “Se trata de un producto hecho para durar toda la vida”.

Construye un bote

Los barcoaviones o barcos voladores son escasos (la naval japonesa desarrolló una flotilla durante la Segunda Guerra Mundial), pero lo que solía ser un Boeing 307 Stratoliner en 1939 se transformó en un barco que puede alcanzar los 13 nudos de velocidad, lo que lo hace figurar en la lista de reciclaje en la historia de la aviación.

El barco al que nos referimos recibe el inolvidable nombre de: Cosmic Muffin (panquecito cósmico).

El Cosmic Muffin tiene una historia igual de turbulenta y emocionante. Perteneció al pionero de la aviación Howard Hughes en la década de los años 40 y el dueño actual, Dave Rimmer, quien lo compró en 1981, lo rebautizó en nombre del piloto Jimmy Buffett, para vivir en él.

El Cosmic Muffin está disponible para tours y viajes.

Construye una casa

El diseño del arquitecto David Hertz, The Wing House, una mansión en Malibú construida a partir de un Boeing 747, es sorprendente y grácil.

En su sitio de internet, Hertz compara el proceso de transformar el 747 en una casa, con la manera como los indios americanos aprovechaban todas las partes del búfalo.

La característica aérea más obvia es el techo curvo que se construyó utilizando las alas del avión.

Airplane Home es un proyecto en curso de Bruce Campbell, quien trabaja con un presupuesto menor, aunque sin dejar de lado el aspecto emprendedor.

El Boeing 727-200 de Campbell está intacto en su estructura. Desde el exterior, se ve como una aeronave completa, aunque destripó el interior y lo amuebló.

Construye un hotel

Es difícil imaginar a un viajero desembarcando de un avión para pasar la noche en otro.

Costa Verde, un lujoso hotel alojado en la selva de Costa Rica, está construido con un Boeing 727.

A pesar de tener las alas recortadas, desde el exterior este hotel parece una aeronave que emerge de la selva lista para volar sobre el Pacífico.

El fuselaje donde se alojan dos habitaciones de la suite 727 Fuselage Home está intacto.

Entretanto, el Aeropuerto Arlanda, en Estocolmo, cuenta con alojamiento accesible en Jumbo Stay, un hostal construido con un Boeing 747, conocido como Jumbo Jet.

“Financié y construí el hostal por completo. Quería hacerlo único pero al alcance de cualquier presupuesto”, dijo el propietario Oscar Dios.

Quizá esta actitud acogedora sea la razón por la que este espacio ha sido escenario de bodas y ha alojado a 747 expilotos que lo visitan con regularidad.

“Jumbo Stay es un lugar para todos”, afirma Dios.

Construye un arrecife artificial

La mayoría de los aviones evitan sumergirse en grandes cuerpos de agua, pues a eso se le suele llamar “accidente”.

No obstante, si la aeronave está vacía y se utiliza para crear un arrecife artificial, tal como hizo la Artificial Reef Society of British Columbia (ARSBC) con un Boeing 737, quizá sea algo positivo, ya que se convierte en el hogar de la vida marina del lugar.

“La lista de pasajeros que habitan el arrecife ha alcanzado las 100 especies”, señala Deidre Forbes McCracken, directora de Relaciones Públicas de la ARSBC.

Construye de todo

Un avión no es sólo grasa y metal. Reciclar una aeronave significa reciclar también sus interiores.

La tienda minorista australiana Rushfaster fabrica bolsos para laptop tipo bandolera a partir de las correas y los cinturones de seguridad, un excelente regalo para un universitario que acostumbra cargar kilos de libros.

También está la tienda minorista británica Worn Again, que casi siempre se queda sin reservas (pues están sujetos a la disponibilidad de materiales). Esta tienda vende una línea de bolsos, ropa y accesorios reciclados de los interiores de los Virgin Atlantic.

Los aviones también se han acondicionado como salones de clase en Gran Bretaña y como carritos que sirven comida.

A decir verdad, no es posible convertir las decenas de miles de aviones que se desmantelan en suites de hotel, salones de clase ni mesitas para café, pero sí es seguro que todos los productos que mencionamos son sólo un ejemplo de todas las posibilidades.

La compañía arquitectónica LOT-EK tiene diseños ambiciosos para una biblioteca de más de 200 fuselajes de Boeing, mientras que Sky Tram ofrece la idea de convertir fuselaje en trenes futuristas que circularán en vías suspendidas sobre el piso.

Estas innovaciones todavía no son una realidad. Pero la gente también se reía de los aviones, hasta que los vieron despegar.

5 comentarios - ¿Quién dijo que los aviones solo sirven para volar?

@DanyGuason +1
pense que era un post referido al 11/S
@toti_2
+10 andaba buscando mas info sobre esto. gracias!!