Macri dijo que, si en 2015 es presidente, mantendrá el control estatal sobre YPF



Macri dijo que si en 2015 es presidente...


Ayer había cuestionado duramente la expropiación. Hoy argumentó: "Si ya se ha hecho el daño de romper con un compromiso que se asumió en el 92 por los mismos que lo habían asumido, volver a cambiar en 2015 no sería bueno".

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, afirmó hoy que si en 2015 es elegido presidente mantendrá el esquema de control estatal sobre YPF, aunque, dijo, "haciéndolo bien".

El jefe de Gobierno porteño fue uno el dirigente político que con más vehemencia cuestionó en estos días la decisión de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner de expropiar el 51% de la petrolera. Hoy argumentó: "Si ya se ha hecho el daño de romper con un compromiso que se asumió en el 92 por los mismos que lo habían asumido, volver a cambiar en 2015 no sería bueno".

"El daño ya se hizo. Lo que habría que hacer es seguir con este esquema 51-49 pero haciéndolo bien", sostuvo en declaraciones a radio La Red.

Dijo, por ejemplo, que él, "de entrada, hubiese hecho el esquema de Petrobras" y puesto "como responsables de la empresa a profesionales que sepan del tema, elegidos por concurso" en lugar de permitir "que cada uno de los que llega, directores, ministros, o lo que sea, pongan a la novia dentro de la empresa".

"En la Argentina, los mismos hacen cosas distintas, con lo cual se devalúa la palabra de los argentinos; en Brasil, (el ex presidente Fernando) Cardoso asumió el compromiso de que Petrobras iba a estar en la Bolsa, gestionada de manera transparente, y Lula sostuvo y continuó el compromiso de Brasil. Eso ha permitido que Brasil hoy sea un país cien por cien confiable y sea uno de los países que más inversiones recibe en el mundo", opinó.

Aún con el matiz de que, una vez que esté parcialmente reestatizada él dejaría a YPF bajo control estatal, Macri cargó duramente contra el Gobierno, al que apuntó por no haber demostrado "capacidad de gestión" y del que se preguntó si, en YPF, "se va a manejar como el control a los trenes". "Aunque hagan un milagro, (YPF) es un tercio del sistema. ¿Qué pasa con el otro 70 por ciento del sistema energético?", se preguntó.

Con sus declaraciones, el jefe de Gobierno porteño dio otra vuelta más en esto de presentarse como el principal antagonista del Gobierno –un papel que busca adrede, con la ayuda del kirchnerismo que también está cómodo en tener al frente al PRO- y como eventual candidato a presidente para el 2015.