España expropiará a Argentina el idioma español.



Ningún argentino podrá hablar español desde el mes de Mayo


YPF: España expropiara el idioma español


El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, reveló ayer la primera de las contundentes medidas que España tomará para responder a Argentina por la expropiación de Repsol YPF. “A partir de las cero horas del próximo día uno de mayo, ningún argentino, o argentina, sin importar el lugar geográfico donde se encuentre, podrá hablar en el idioma que les fue enseñado por los bravos conquistadores españoles, y del que han disfrutado durante tantos siglos, a pesar de su irritante problema con la pronunciación de la letra elle”, ha dicho Rajoy. La presidenta de Argentina, Cristina Kirchner, ha calificado la expropiación del idioma como la barbaridad más grande que puede cometerse contra un pueblo, y ha amenazado con retirar a todos sus psicólogos argentinos del suelo español en menos de veinticuatro horas. La Organización de Estados Americanos cree que la expropiación del castellano a Argentina es absolutamente desproporcionada, y alerta de que sólo una pequeña parte de los cuarenta millones de argentinos podrá defenderse con el inglés o con el italiano, por lo que el caos en las comunicaciones y, en consecuencia, en la vida general del país, puede ser tremendo. Por su parte, la Unión Europea, en apoyo a España, también ha criticado de durísima la retirada de los miles de psicólogos argentinos de la península ibérica, y ha solicitado una negociación urgente entre los dos países en litigio a fin de salvaguardar a la población de una catástrofe sin precedentes. Durao Barroso ha pedido a España que suavice su represalia limitando la expropiación del español a sólo un 51 %, de modo que los argentinos puedan seguir utilizando todos los infinitivos, la mitad de los participios y los gerundios, los adjetivos de lugar y los nombres propios. A cambio, exige a Argentina que no retire a sus psicólogos del suelo español hasta que Mariano Rajoy termine de realizar todos los recortes, o tenga un accidente. La Conferencia Episcopal, a través de su portavoz Rouco Varela, ha advertido de que todos los argentinos, sin excepción, irán de cabeza al infierno, incluyendo mujeres, niños, militares, animales medianos y toda la flora autóctona de la pampa. El presidente de la patronal ha exigido también que el gobierno argentino devuelva todos los collares de cuentas y los espejos que los conquistadores españoles regalaron en su día a los indígenas.