En Inglaterra, una madre enloqueció cuando se dio cuenta que su hija de 3 años y sus amiguitas repetían una frase que reproducía Dora, La Exploradora: "Juguemos al sexo".


Dora, La exploradora: Juguemos al sexo


El juguete costó casi 15 libras, y se supone que dice unas diez frases de la inefable Dora, La Exploradora, cuando se le aprieta un botón.

Pero Joanna Greene, una madre británica de 26, halló que una de las frases del personaje curioso fue más allá de su imaginación, cuando su hija y amiguitas de 3 años comenzaron a repetirla: "Juguemos al sexo", (let´s play sex), arengaba Dora.

La madre de dos, que vive en South London, contó: "Le pregunté 'dónde aprendiste eso', y me contestó que lo aprendió de Dora. Es horroroso. Las chicas estaban copiando lo que oíán. Teníamos amiguitos de 3 y 4 años que comenzaron a repetirlo", indicó.

Según el diario británico The Sun, la empresa Makers Fisher Price accedió a investigar el caso. Y esta procaz Dora fue desechada para siempre.