Los bancos de YPF pueden ejecutarle la deuda de 2.500 millones de dólares

La deuda de YPF supera en estos momentos los 2.500 millones de dólares y, debido al cambio de control por el expolio a Repsol, los acreedores podrían ejecutársela ya. No obstante, el 60% le vence este año y el Gobierno argentino presiona a las entidades para que no "ahoguen" a la compañía.

Bancos pueden ejecutarle 2500 MDD a YPF


El calendario de devolución de la deuda bancaria de YPF se puede ver trastocado tras la expropiación de la filial argentina de Repsol por parte del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. Como es habitual en este tipo de contratos, estos se pueden ejecutar si se produce alguna situación excepcional, como es el cambio de control de la compañía. Tal es el caso de YPF. La petrolera argentina tiene una deuda superior a los 2.500 millones de dólares que, según los contratos con la banca, podría ser ejecutada ya.

Se da la circunstancia, sin embargo, de que un 60% de dicha deuda vence este año y, a la vista de la situación generada por la expropiación de un 51% del capital en manos de Repsol, hay serias dudas sobre la capacidad de pago de la filial expoliada o, en su defecto, para poder renegociar los créditos.

Respecto al 40% restante, las entidades podrían adelantar su vencimiento a este año de acuerdo con los citados contratos. El proceso para poder ejecutar los créditos lleva su tiempo, casi un año desde la notificación. Por tanto, los bancos podrían adelantar los vencimientos de la deuda a medio y largo plazo a este año o el próximo.

Los principales acreedores de Repsol son la Corporación Andina de Fomento, Itau, Citibank, BBVA y Santander. Según fuentes empresariales, el Gobierno argentino, ante la insinuación de algunas entidades, se ha acercado a ellas para evitar que activen las cláusulas de ejecución y "ahoguen a la compañía. Para ello esta alegando que nada ha cambiado y que YPF sigue siendo la misma.


Trámite urgente

Precisamente, pero en sentido contrario, también el grupo Petersen (de la familia Eskenazi) mantiene estas estipulaciones con los cuatro créditos que mantiene (dos con sendos grupos de bancos) y otros dos con Repsol (por más de 1.500 millones de dólares).

malvinas

Enrique Eskenazi (Grupo Petersen)


Sin embargo, en este caso (el empresario argentino sería el que debería ejecutar los créditos), no serían de aplicación, según la legislación española por la que se rige, ya que el cambio de control no se ha producido voluntariamente, sino forzado por la expropiación.

Según aseguraba ayer la prensa argentina, el proyecto de ley de nacionalización de YPF se tramitará por vía de suma urgencia en el Parlamento y se prevé que pase, tanto por el Senado como por el Congreso, controlado por el kirchnerismo, en un plazo de apenas 10 día. Pese a las críticas de la oposición sobre cómo se ha llevado a cabo la expropiación, con total seguridad el proyecto seguirá adelante.

Una vez en manos del Estado argentino, Repsol pondrá en marcha los pleitos que ha anunciado en los tribunales internacionales.


FUENTE

Cualquier comentario que viole el protocolo, ataque la fuente o al posteador será eliminado. Se aceptan comentarios con educacion y respeto. Evite el forobardo.