Galuccio, "un símbolo" de los profesionales que v

A Nuestra Pais

Miguel Galuccio, el flamante gerente general de YPF, es un ingeniero de 44 años, que en 1984 egresó del Instituto Tecnológico Buenos Aires (ITBA). Trabajó en YPF bajo la dirección del entonces presidente José Estenssoro hasta que la empresa fue privatización a manos de la española Repsol, momento en que el nuevo ejecutivo pasó a la actividad privada.

Galuccio, "un símbolo" de los profesionales que v

Tal como lo recordó la Presidenta en el discurso de su presentación, Galuccio se convirtió en responsable de los yacimientos de YPF en la localidad santacruceña de Las Heras cuando tenía 28 años. Tras la salida de YPF, Galuccio tuvo un breve paso por la petrolera americana Maxus, luego por la estatal mexicana Pemex hasta llegar a la firma estadounidense Schlumberger, una de las más grandes prestadoras de servicios hidrocarburìferos del mundo.

Desde la empresa de Texas llegó a la presidencia de la firma inglesa Integrated Project Manager (IPM), subsidiaria de Schulmberger, cargo que finalmente dejó para reintegrarse a la petrolera argentina.

El gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, fue quien el 4 de abril pasado le acercó el currículum de Galuccio a Cristina, y quien hizo las presentaciones del caso durante la primera entrevista entre ambos en la residencia de El Calafate.

Galuccio asumirá sus nuevas funciones a partir del lunes cuando su nombramiento sea publicado en el Boletín Oficial.


profesionales
Miguel Galuccio, el nuevo gerente de YPF

Cristina Kirchner designó al ingeniero entrerriano Miguel Galuccio para ponerse al frente de YPF a partir de que la empresa de hidrocarburos sea controlada por el Estado. El nombre se mencionaba desde hace algunos días, pero recién hoy, en el acto en que la presidenta promulgó la ley de expropiación del 51% de las acciones, se hizo oficial.

De 44 años, casado y con dos hijos, Galuccio proviene de la empresa Integrated Project Manager y cuenta con una amplia trayectoria en el sector petrolero. Se había ido del país hace 15 años.

"Se incorporó a YPF recién recibido y comenzó una carrera junto a José Estenssoro", contó Cristina quien recordó que tomó conocimiento de los antecedentes de Galuccio a través del gobernador de Entre Ríos, Sergio Uribarri.

El nuevo CEO de YPF trabajaba en Londres. Egresó del Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA) en 1994 y trabajó en la petrolera nacional desde principio de los noventa.

Es un experto en la localización y perforación para hallar petróleo, lo que se conoce como "reservorista". A pesar de su corta edad, tiene una experiencia confiable en todos los continentes y un alto grado de especialización en la profesión. Ahora tendrá como objetivo primordial revertir la caída de la producción de YPF y desarrollar los yacimientos de petróleo y gas poco utilizados como Vaca Muerta.

Galuccio tendría en mente la designación de al menos diez profesionales de su generación para controlar YPF. Además de la creación de un consejo de notables como asesores.

Ascendió rápidamente en su rubro y llegó a dirigir los negocios de YPF en Indonesia. Quienes lo conocen lo definen como un profesional versátil, estudioso y que se adapta al cambio.

Cuando Estenssoro selló un lazo de compromiso con Maxus, la empresa texana subsidiaria de YPF, se sumó al proyecto; con la llegada de Repsol recaló en México donde trabajó para Schlumberger..


La Presidente promulgó la expropiación de Repsol-YPF, nombró a su gerente general y adelantó que el 4 de junio se designarán directores. La mandataria aclaró que YPF no será “una beca para políticos” y les pidió a las provincias petroleras que nombren representantes con amplia trayectoria profesional

de los
al pais
que vuelven
galuccio


El nuevo gerente general de YPF, Miguel Galuccio, es un entrerriano formado en el Instituto Tecnológico Buenos Aires, que completó su preparación en el exterior hasta llegar a presidir Integrated Project Manager, en la división de gerenciamiento de proyectos de Schulmberger .

Se trata de la empresa de servicios y perforación más grande del mundo, donde se desempeñó hasta que renunció el 16 de abril último, con apenas 44 años.

El 4 de marzo, por mail del gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, la presidente Cristina Kirchner fue informada de la capacidad de este ingeniero en petróleo para encarar la reconstrucción de la capacidad exploratoria y productiva de la nueva YPF.

Paradójicamente, el ingeniero empezó su carrera en la YPF privatizada por el menemismo de la mano de José "Pepe" Estenssoro.

A mediados de los 90, Gallucio decidió abandonar sus tareas en la filial de la petrolera en Denver para viajar a los yacimientos santacruceños de Las Heras, porque consideraba que a su carrera le faltaba "experiencia en pozo".

Renunció a YPF cuando en 1999 pasó a manos de Repsol por "diferencias de gestión" con la compañía ibérica.

Galuccio es experto en la localización y perforación de hidrocarburos no tradicionales (como lo son el shale gas y el shale oil de Vaca Muerta). Además, por su paso en Schlumberger, tiene buena relación con Petrobras.

"Miguel parece a una opción buena para conducir el nuevo YPF", dijo a la agencia internacional de noticias AP Stephen Ellis, analista financiero de Morningstar, que sigue las cotizaciones de Schlumberger.

"Miguel es una opción razonable para el papel", ya que su unidad en la compañía norteamericana funcionó de forma "bastante similar al desarrollo de una compañía de petróleo y gas regular".

La experiencia de Galuccio está en "upstream", el lado de los negocios en el sector energético. Schlumberger maneja el proceso entero de extraer la energía para compañías petroleras públicas en el mundo entero, y toma un pequeño porcentaje del valor de cada barril vendido, pero no reclama las reservas.

En otras palabras, "su especialidad es extraer la mayor parte de petróleo y el gas posible de pozos difíciles, con el costo mínimo, pero deja que sean los clientes los que determinen el destino del producto", resumió Ellis.

1 comentario - Galuccio, "un símbolo" de los profesionales que v

@carlosbb2005
tuve el honor de trabajar con el cuando no era nadie... realmente es un genio y muy buena persona