Adolf Hitler consumía cocaína, sufría de “flatulencia incontrolable” y se inyectaba semen de toros jóvenes para ayudarse sexualmente, según unos informes médicos del Fuhrer que serán subastados por la página web de Alexander Historial Auctions.

Hitler consumía cocaína y se inyectaba semen de toro



Los documentos incluyen el informe médico original de 47páginas elaborado con entrevistas a los seis médicos de Hitler, entre ellos el doctor Theodor Morrell.
Según estos informes, parece que Hitler hacía uso de cocaína para aliviar los dolores de cabeza de sinusitis e ingería cerca de treinta medicinas para intentar controlar su flatulencia.
Entre los documentos que irán a remate, figuran también radiografías del cráneo del dictador nazi, dibujos que representan el interior de su nariz y minuciosos detalles sobre su estado de salud.
De ellos resulta también que Hitler era tratado con estricnina para resolver los problemas que tenía en el aparato digestivo. Este tratamiento, sin embargo, solo le procuraba ulteriores dolores de estómago.
El doctor Morrell, en su informe, anotó además que para despertar su libido, el Fuhrer se hacía inyectar extracto de testículos de toros jóvenes.
Según estimaciones, cada uno de los documentos contenidos en el informe médico debería venderse en la subasta prevista el 8 y 9 de mayo por al menos 2.000 dólares.


hitler