Gimnasta se quebró la cadera en plena competencia

La gimnasia rítmica no es un deporte de alto riesgo y es una casualidad que una gimnasta se accidente durante una competencia, como, por el contrario, suele ocurrir en la gimnasia artística. Sin embargo, a veces suceden excepciones como la del viernes, cuando una japonesa sufrió una fractura de cadera durante la competencia de conjuntos, en una de las fechas de la Copa del Mundo de esta disciplina, que se llevó a cabo en Sofía, Bulgaria.

Además de la modalidad individual, la rítmica cuenta con una grupal donde participan cinco gimnasta a la vez. El reglamento dice que debe haber una gimnasta de reserva y, en el caso de que ocurra un accidente, ésta debe entrar a la pista y continuar con la performance (siempre y cuando salga la que está herida).

La situación vivida ayer en la capital búlgara ha dejado al planeta de la rítmica en estado de shock. María del Cármen Bonamino, única juez argentina en la competencia sostuvo que "fue desesperante ver a la gimnasta tirada en el suelo, intentando levantarse y nadie haciendo nada por ella", y agregó: "No sé qué esperaba el fisioterapeuta del equipo japonés, que estaba parado al fondo, y que ni siquiera pudo cargarla en sus brazos cuando entró al tapiz".

Pasaron 25 segundos para que el director de la competencia diera la orden de apagar la música y cortarle la presentación al conjunto de Japón que, sin dudas, era imposible que continuara siendo evaluado sin una de sus integrantes.

La gimnasta fue operada este sábado y se perderá los Juegos Olímpicos de Londres. La intervención quirúrgica fue compleja y tuvo una duración de cinco horas.



link: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=z0GIm_2Jn5E