Gremio de alimentación. Los empresarios están alarmados.

Interna provoca reclamo récord en paritarias: 40%

Es lo que exige la «izquierda dura» en gremio de alimentos. El jueves, elecciones históricas en el sindicato

FUENTE: Ambito financiero...

Los empresarios de la alimentación están alarmados. La interna gremial dentro del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA) llevó el reclamo de aumento salarial del sector a un nuevo récord para este año: un 40%. El porcentaje es muy lejano al que por estos días el representante de los privados, Daniel Funes de Rioja, de la COPAL, presentó en sociedad y que se ubica, en el mejor de los casos, en un 15%. Las partes comenzarán formalmente en las próximas horas las negociaciones, pero como se ve, el acuerdo en este sector está más cerca de una confrontación dura que de un arreglo.


Se trata de un gremio más que conflictivo, que en los últimos años se caracterizó por cortes, movilizaciones y paros de actividades de alto nivel problemático. Esto pese a que se trata de parte de los trabajadores industriales que en los últimos tiempos más incrementos salariales tuvieron, llegando a un alza de más del 120% desde 2005. De hecho, el año pasado, el alza de sueldos de los empleados de empresas de alimentos tuvieron incrementos del 35%, ubicándose al tope de las retribuciones salariales de toda la grilla laboral, junto con, por ejemplo, los gastronómicos de Luis Barrionuevo.

Los empresarios confían en esperar al viernes para comenzar seriamente las negociaciones con el STIA. Para esto esperarán a que se resuelva el próximo jueves 10 de mayo uno de los capítulos más importantes de las disputas gremiales desde el retorno a la democracia en 1983. Por primera vez en décadas, y en elecciones directas y democráticas, una agrupación de izquierda dura (la lista Bordó) podría arrebatarle, o al menos acercarse seriamente, a la conducción del gremio que desde hace 28 años maneja Rodolfo Daer. Este histórico sindicalista, extitular de la CGT que en los 90 se enfrentó a Hugo Moyano, ahora milita entre los gordos que apoyan al metalúrgico Antonio Caló para desbancar al camionero. El destino quiso que sea además el primer sindicalista ortodoxo peronista que seriamente tenga que enfrentar al enemigo más peligroso de su clase política: las comisiones internas de izquierda dura en grandes empresas. Fruto de la crisis de 1999, fueron formándose en algunas de las plantas industriales de alimentos más importantes del país representaciones sindicales por fuera de los centros gremiales cegetistas, que con el tiempo lograron imponerse dentro de las fábricas y luego saltaron a inscribirse como frentes gremiales. No hay otro gremio como en el STIA donde esta tendencia se haya convertido en más importante, especialmente después de las movilizaciones, paros, enfrentamientos y cortes de la Panamericana de Kraft en 2009. Luego fueron sumándose las comisiones internas de Pepsico, Stani, Bonafide y Felfort, entre otras, que ahora intentarán el próximo jueves su gran salto de calidad: arrebatarle el gremio a Daer, conquistando así el primer sindicato importante de industriales privados para la izquierda dura. Ese día unos 6.000 afiliados (de más de 80.000 trabajadores de la industria, la mayoría no afiliados pero que igual tienen el 2% de descuento por el gremio) votarán en la sección Capital-Gran Buenos Aires, desafiando a la lista Verde de Daer por los próximos cuatro años.

Hasta 2011, la amenaza de una victoria en la conducción del gremio fue uno de los principales argumentos de Daer para que los privados acepten aumentos salariales por encima del nivel general. Así se aceptó el año pasado el 35%, superando el promedio del 24% general de las paritarias. Según la Coordinadora de Industrias de Productos Alimenticios (COPAL), un incremento de este tipo (cualquier suba de más del 20%) sería imposible de sostener, teniendo en cuenta los bajísimos márgenes actuales de rentabilidad en una economía en disminución en su nivel de actividad.

En la actualidad, el sueldo básico se encuentra en $ 4.000 mensuales.





link: http://www.youtube.com/watch?v=8VjxJUbihpk&feature=player_embedded

Gremio de alimentación. Los empresarios están alarmados.


link: http://www.youtube.com/watch?v=rGPzTjp1kZE&feature=plcp


link: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=2Lvu72Hw_oc#!

6 comentarios - Gremio de alimentación. Los empresarios están alarmados.

@asinfo -6
40%???????? estan completamente en pedo. mas de 30% de aumento no se puede otorgar......
@NariGures -1
SeverinoEntrance dijo:
asinfo dijo:40%???????? estan completamente en pedo. mas de 30% de aumento no se puede otorgar......


¿Por qué? Se puede pagar mucho más que eso. 40% de un basico de 4000 lo llevaía a $5600

¿Te parece mucha plata $5600 pesos?

Pero hay que tener en cuenta si llegaría ahí, el impuesto a las ganancias. Y además, hay que ir con cuidado por los precios, la industria alimenticia esta muy concentrada a tal punto que 6 empresas manejan el 85 por ciento de las ventas del sector y las primeras tres, el 70 por ciento. Además está el tema del IVA que si no va acompañada su quita con un control de los trabajadores sobre los costos de las empresas, suben el precio. Y más teniendo en cuenta que en argentina hay una inflación por importación de los altos precios internacionales de los alimentos y porque los bienes transables (cuyos productores son los principales beneficiarios del tipo de cambio actual y la coyuntura económica, el dolar, etc) son de consumo de la la misma clase trabajadora.
@NariGures
Hay cosas que no se pueden hacer en Argentina, no porque seamos burgueses, sino porque si sacas una pieza de la estructura se cae todo. Como decir que hay trabajo en negro porque el gobierno quiere y no saber y hacer una lectura de que estas cosas, y el trabajo en negro por ejemplo, conlleva todo un problema intrasectorial que es un engranaje del entramado económico y social: si las PYMES corren el riesgo de no tener crédito (si el BCRA no puede tener suficiente autonomía como para poder dar esos créditos y meterse en el desarrollo) y al vez tener que blanquear a sus trabajadores, el dueño de la empresa, antes de blanquearlo lo echa.
@NariGures
SeverinoEntrance dijo:
NariGures dijo:
SeverinoEntrance dijo:
asinfo dijo:40%???????? estan completamente en pedo. mas de 30% de aumento no se puede otorgar......


¿Por qué? Se puede pagar mucho más que eso. 40% de un basico de 4000 lo llevaía a $5600

¿Te parece mucha plata $5600 pesos?


Pero hay que tener en cuenta si llegaría ahí, el impuesto a las ganancias. Y además, hay que ir con cuidado por los precios, la industria alimenticia esta muy concentrada a tal punto que 6 empresas manejan el 85 por ciento de las ventas del sector y las primeras tres, el 70 por ciento. Además está el tema del IVA que si no va acompañada su quita con un control de los trabajadores sobre los costos de las empresas, suben el precio. Y más teniendo en cuenta que en argentina hay una inflación por importación de los altos precios internacionales de los alimentos y porque los bienes transables (cuyos productores son los principales beneficiarios del tipo de cambio actual y la coyuntura económica, el dolar, etc) son de consumo de la la misma clase trabajadora.


Aver:

-¿¿Estás diciendo que para que yo pueda comprar papas fritas baratas, los trabajadores que fabrican papa fritas tienen que bajarse los pantalones y bancarse un sueldo que no alcanza ni para comprar lo que ellos mismos producen??

-El limite de impuesto a las ganancias en los sueldos es $5800 (sigue por encima de los 5600 que se reclaman) , en todo caso habría que incluir el reclamo de que se elimine este impuesto a los trabajadores, ya que el sueldo NO es ganancia. Es un robo del estado a los trabajadores.

-Los altos precios internacionales de los alimentos tienen una fuente netametne capitalista. No surgen porque si.

Primero: los alimentos están siendo cada vez más industrializados y en cada etapa de la producción los capitalistas se quedan con gran parte del valor del mismo.

Segundo y yendo al plano productivo, los campos (semi-industrializados) se dedican plenamente a la producción de soja, dejando de lado la poducción de otro tipo de alimentos. La soja producida en el país es en mayor parte exportada y la que se queda en el país es convertida en ¿bio?-combustible, que también es exportado. Es decir. Los alimentos que se proucen en el país se van afuera y las ganancias a los bolsillos de los capitalistas. Los trabajadores pagamos las ganancias de los empresarios.

-Entonces:

¿Cómo se corta la inflación en los alimentos? Desterrando al capitalismo del sistema de producción alimentaria. Es tarea de los trabajadores conseguirlo. Hay que poner en jaque al sistema.


1) Severino... No, estoy diciendo que el problema de la inflación es estructural y que el sistema económico de la argentina, y de producción, esta todo vinculado; no se puede pensar en los salarios sino se piensa en otras variables con sus situaciones economicas o politicas como por ejemplo el tipo de cambio, la situación de las pymes, las situaciones de los oligopolios y el dominio que tienen en formar precios, etc; ningún trabajador se tiene que bajar los pantalones a nadie, en ningún momento dije eso. No se porqué sacas esa conclusión, se te vinieron a la mente las consignas.

2) El impuesto a las ganancias es muy jodido, como la coparticipación, el IVA y muchas cosas estructurales del país. Como decía no se quién, las cosas no se hacen de un saque sino paso a paso, porque sino la estructura entera se desmorona. Eliminar el impuesto a las ganancias no se hace con voluntad solamente, se hace con posibilidad. Y además plantear sacar el impuesto a las ganancias es ayudar a los trabajadores que mejores condiciones tienen hoy por hoy, porque son los que estan en el tope. (todo bien con las injusticias del sistema, estoy de acuerdo, pero bueno, mi mirada es mas estrategica o pragmatica)

3) De acuerdo.

Lo que hay que hacer ahora para vos es, entonces, cortar la inflación en los alimentos desterrando al capitalismo del sistema de producción alimentaria de la mano de los trabajadores unidos por esa causa y asi poner en jaque al sistema.
La resolución 125 no fue algo estructural y por más que digas que en realidad era para atacar a pequeños productores, las patronales agrarias y sus socios mediáticos quisieron destituir al gobierno kirchnerista. Entonces por un mal calculo la imagen positiva del gobierno decalló hasta su piso más bajo.
Entonces no solo nos quedabamos sin la resolución 125 sino que casi tampoco con un gobierno progresista, que no hubiera estatizado ypf después, no hubiera modificado la carta organica del bcra, la ley de tierras, etc.

Lo que vos decis es un mundo de ideas muy hermoso, pero no tiene correlato con la realidad. Si haces eso los que primeros caen son los pequeños y medianos productores y esos trabajadores, porque los biolcatti son los que tienen más poder, y asociados a los pulpos mediáticos eso no haría más que traerlo a cualquier adorador del regimen anterior al kirchnerismo, a los restauradores del orden, esos que los tuyos piensan que no juegan. Lo único que harías con eso es generar más inflación, porque el poder lo tienen estas cadenas de distribución. Y no solo eso sino que desabastecerían los alimentos a la clase trabajadora misma. Eso es lo que pasó con la resolución 125, terminaron subiendo los precios (como pasó con la yerba hace poco) y desabastecieron al país. Y despúes de la movida los precios no bajaron un carajo si total el poder lo tuvieron ellos y encontraron la excusa para aumentar los precios, y como es un producto necesario todos la clase trabajadora lo paga igual, esta obligado a hacerlo. Asi que terminarías generando una baja en el poder adquisitivo de la clase trabajadora (porque la inflación se trasladaría a toda la canasta básica), el odio de los pulpos mediáticos, y además eso dispararía el dolar para arriba, perjudicando más a la clase trabajadora.