Más de 300 fans se congregaron ayer afuera de un hotel de Paseo de la Reforma para recibir al cantante británico, quien desde su camioneta saludó a sus seguidores mexicanos.

Arriba McCartney a la Ciudad de México


México • Paul McCartney arribó ayer a la Ciudad de México aproximadamente a las 21:30 horas a un hotel ubicado en Paseo de la Reforma, donde unos 300 fans lo esperaban con gritos y pancartas.

Escoltado por un convoy de seguridad (tres patrullas y tres motocicletas) el ex Beatle arribó por avenida Reforma con la ventanilla abajo para poder saludar a sus seguidores que nunca dejaron de gritar su nombre.

“Paul, Paul, Paul”, coreaban con desesperación al ver a Sir Paul asomar el brazo por la ventanilla de la camioneta, “cuando vi las luces de las patrullas sabía que era él, todos comenzaron a gritar y estuvo increíble que nos saludara”, comentó Sergio, uno de los seguidores que se dio cita a las afueras del hotel desde medio día.

Aunque una veintena de policías resguardaron el hotel, la euforia de los seguidores superó cualquier valla de retención y cuerpo humano que se pusiera entre ellos y su objetivo, incluso Noemí, una chica de 17 años fue agredida por dos elementos de seguridad del hotel.

“Me aventaron, me pegaron y me abrieron el labio. Me dijeron que me lo habían advertido pero eso no se va a quedar así, voy a proceder en contra del hotel por la agresión. Venimos a verlo y llevamos horas esperando como para recibir ese trato”, explicó la joven que se filtró entre la seguridad.

Hasta el cierre de esta edición se esperaba que McCartney saliera del hotel donse se hospeda para saludarlos o incluso firmarles algunos objetos como discos de acetato, CDs, fotografías o cualquier papel donde se pudiera inmortalizar el recuerdo de esta visita.

El show

Cuatro mil 500 elementos de la Secretaria de Seguridad Pública, 150 representantes de Protección Civil, 256 vehículos y un helicóptero, formarán parte del operativo de seguridad que resguardarán la integridad de los más de 150 mil asistentes que se esperan asistan al concierto de Paul McCartney.

“Estamos trabajando las cuestiones de transito y el tema de logística respecto a la seguridad y el montaje del escenario. Tenemos un operativo muy grande que se encargará de que todo esté listo para que el público y en especial las madres escuchen a Paul McCartney en el zócalo”, dijo Carlos Mackinlay.

A la logística de seguridad se sumarán 11 filtros de revisión que serán colocados en las calles aledañas al primer cuadro y se contempla el cierre de las estaciones del metro Allende y Zócalo, al igual que las paradas del Metrobus de la línea 4.

Aunque las autoridades esperan la asistencia de 150 mil personas, explicaron que están preparadas para que el concierto gratuito, se convierta en uno de los más exitosos en la ciudad, como ocurrió con Vicente Fernández y Shakira; por lo que se analiza el cierre total del primer cuadro.

Debido al montaje del escenario que, ayer por la mañana, comenzó a tomar forma, fue cerrado el transito vehicular al costado de la parte norte de la explanada. Será a partir de las 22:00 horas del miércoles cuando comenzarán a funcionar las disposiciones viales que se tienen contempladas para este evento.

“Ya se tienen previstos los operativos de vialidad y círculos de contención de vialidad, para evitar congestiones, la gente no pueden acceder en vehículos. No se podrá acampar días antes del concierto y no se podrán apartar lugares. El ingreso será a partir de las nueve de la mañana el mismo 10 de mayo.

Sólo 80 mil personas serán las que ingresen a la plancha del Zócalo.

Claves

Desde Liverpool

► Ayer por la tarde, varios seguidores de McCartney se dieron cita al hotel vestidos como los Beatles en la portada del álbum Sgt. Pepper’s.

► Algunos posaron para las lentes de las cámaras simulando en el andar por Abbey Road, tal cual lo hizo el cuarteto de Liverpool.

► La mayoría portaron pancartas con leyendas de cariño y admiración para Paul y otros más esperaron por un autógrafo.

► Maureen Barranco decidió faltar toda una semana a la universidad con tal de seguir la huella de Paul en México, incluidos los dos conciertos.