Mujer bombero promociona sus servicios íntimos en la web

Para mejorar sus bajos ingresos, a Emma Carr no se le ocurrió otra alternativa que ofrecer sus servicios íntimos a través de Internet. Un periodista británico la descubrió.

Mujer bombero ofrece sexo por internet

El diario The Sun reveló la historia de Emma Carr, quien llega a pedir hasta 1.300 libras a cambio de sus servicios íntimos. Descubrieron su caso luego de que Emma ofreciera sexo a un periodista del medio

El diario sensacionalista británico The Sun reveló la historia de una bombero que mantenía en secreto una vida como prostituta, llegando a pedir por sus servicios hasta 1.300 libras por noche.

Emma Carr, de 38 años, ofrece sus servicios sexuales a través de Internet bajo el nombre de Jade.

La bombera cobra 300 libras la hora de visita a sus clientes en sus casas o en hoteles, y 250 libras la hora si debe entretenerlos en su departamento. Asimismo, les ofrece pasar la noche con ellos a cambio de 1.300 libras.

En un sitio web hay picantes fotos de la morocha en topless y en provocativa lencería, describiéndola como "juguetona y seductoramente sexy".

Durante el día, Emma comanda los equipos de bomberos en la Estación de Euston en el centro de Londres, encargados de cubrir casos de emergencia.

Según asegura el periódico, Emma habría ofrecido sexo a un periodista del medio en un hotel del centro londinense, y le habría dicho: "Podemos hacer lo que quieras, dentro de los límites normales. No tengo látigos ni cadenas"; para luego explicarle que cobraba "extra" por cosas "más íntimas".

Describiendo su doble vida, Emma admitió tener un trabajo a tiempo completo en el sector púiblico, y señaló que recurrió a la industria del sexo debido a su bajo salario.

Emma, quien ha sido bombero por siete años, confió: "La plata me ayuda. Puedo irme de vacaciones. No gano mucho en mi otro trabajo. Sólo quiero un estilo de vida más confortable".

"Soy muy sana y muy cuidadosa. Trabajo un día a la semana y a veces por las noches", dijo.

Y agregó: "Siempre he tenido una actitud muy masculina hacia el sexo. Salgo de la habitación y no me quedo pensando en mis encuentros".

El diario The Sun aclaró que su periodista declinó la oferta de Emma.