YPF ya bajó la calidad de la nafta (pero no su precio)

La calidad del octonaje de la nafta super de YPF se redujo de 96 a 93 RON. De esta manera, el 90% del parque automotor tendrá que optar por otro combustible para no dañar los motores. El mismo cambio se realizó hace algunos meses en el diesel.

YPF bajó la calidad de la nafta, pero no el precio

La calidad del octonaje se redujo de 96 a 93 RON.



YPF decidió en marzo pasado, y oficialmente (aunque la información no se difundió masivamente), reducir la calidad de la nafta super que vende sus estaciones de servicio, reduciendo el octanaje.

De esta manera, dejó fuera de las especificaciones exigidas por los fabricantes de autos a los propietarios de motores que necesitan combustibles con al menos 95 octanos.

La medida fue comunicada mediante la Ficha Técnica Nº 2 publicada en marzo de 2012 y se aclara que esa resolución modifica a la Ficha Técnica Nº 705 de enero del 2011, según explica el sitio especializado 'AutoBlog'.

En la petrolera, ahora bajo conducción estatal, señalaron que el combustible cumple, aún con menor octanaje, con las normativa vigente de la Secretaría de Energía.

Sin embargo, con esta decisión, quienes tengan motores que deban cargar nafta con al menos 95 octanos ya no podrán usar la Súper de YPF. Tendrán que utilizar la más costosa nafta premium o cargar nafta super de otras marcas.

En el mercado de los combustibles se especuló que el cambio de calidad puede haber sido obligado por la necesidad de importar combustibles que tuvo YPF a principios de año, cuando salió de servicio una de sus refinerías. "Tal vez para bajar costos importaron naftas de menor calidad", se especuló.

Esta es la segunda modificación que realiza YPF a su gama de combustibles en lo que va del año. Ya en enero había introducido el Diesel 500, que en la práctica reemplazó a la más económica Ultra Diesel en la mayoría de las estaciones de servicio.

Según explicó el ingeniero Alberto Garibaldi en su programa 'AutoTécnica', el 90% de los vehículos del parque automotor que circulan en la Argentina necesitan utilizar combustible de 95 RON.

La mayoría de los autos especifican el tipo de combustible que necesitan en la tapa del tanque, que es el que usaron los técnicos para desarrollar el motor. No cumplir con las indicaciones puede terminar dañando la mecánica.