Un año más, los dos videojuegos de fútbol más importantes del mundo volverán a poner toda la carne en el asador para ser el número 1 en ventas en el mercado de los simuladores deportivos. FIFA 13, de la canadiense Electronics Arts Sports y PES 2013, de la japonesa Konami han dejado ver algunos detalles de lo que serán sus productos este año




FIFA 13


FIFA 13 vs PES 2013: la rivalidad continúa

Ha sido en un evento convocado por la firma canadiense donde se han podido ver las primeras pinceladas de la jugabilidad de FIFA 13. El videojuego vuelve a apostar por la innovación y busca satisfacer las demandas del aficionado más exigente.
La gran preocupación de los creadores ha sido el diseño gráfico. Los expertos auguran un gran avance en el realismo de los jugadores. En cuanto a la jugabilidad, Electronic Arts se ha basado en cinco puntos:

- Control al Primer Toque: se refiere obviamente al control de la pelota, que será más complicada de controlar. La habilidad del usuario será determinante a la hora de dar un buen pase o de controlar el balón. Al igual que en el campo de fútbol real, en el virtual, no será lo mismo recibir un pase de Messi que intentar controlar un balón largo, por ejemplo.

- Motor de Colisiones: Desde la empresa canadiense aseguran que han equilibrado el sistema con nuevos elementos que imprimen una mayor sensación de naturalidad que las anteriores versiones del videojuego.

- Driblar: También se ha aumentado la complejidad de esta maniobra, ya no se podrá realizar con un simple cambio de dirección como hasta ahora.

- Lanzamiento de tiros directos: el jugador podrá realizar combinaciones con más de tres futbolistas para lanzar el balón o hacer que uno de ellos se aproxime desde la barrera o realizar jugadas de despiste. Además, el defensor podrá configurar la barrera y enviar a un jugador a que bloquee el disparo del rival.

- Inteligencia Artificial: en este sentido, parece ser que los porteros son los que más han evolucionado. Los cancerberos se moverán en conjunto con la línea defensiva en jugadas como el control del fuera de juego o en función del ritmo del partido. No siempre tendrá que estar bajo los palos o fuera del área.


13



En cuanto al simulador nipón de fútbol, Konami también ha enseñado "la patita" de PES 2013. Los críticos de las anteriores versiones de este videojuego habían desmerecido en numerosas ocasiones cuestiones como la inteligencia artificial de los porteros, la precisión en pases y disparos o la autonomía del resto de jugadores de un equipo. Y parece que la firma japonesa ha decidido corregir todos ellos de una vez por todas.
En cuanto a la jugabilidad, los diseñadores de PES 2013 se han basado en tres puntos:

- PES Full Control (PES FC): El usuario mantendrá un control total sobre la pelota. Será posible medir la distancia, precisión y potencia del disparo y también de los pases. Además, la habilidad del futbolista mejorará con la experiencia del usuario que podrá entrenar y practicar con los personajes virtuales. El jugador podrá recibir el balón, pausar la jugada, salvar un enredo y arrancar en sprint..., es lo que Konami ha denominado Primer Toque Dinámico. Los pases y los disparos merecen mención aparte porque la evolución que le han imprimido los desarrolladores es muy notable: desde pases largo a ras del suelo o marcar la altura de estos pases, incluso tratándose de un toque corto. La velocidad de los jugadores que llevan el balón ha disminuido, pudiendo realizar maniobras como autopases o caños, aunque la defensa también ha sido mejorada y podrá robar la pelota al jugador o atacarle.

- Player ID: Además del logradísimo parecido físico entre los futbolistas virtuales de PES 2012 y los de carne y hueso, también se podrán reconocer en los primeros sus trucos, regates y posturas en el campo. Parece que ha sido una de las características del videojuego más trabajadas por los desarrolladores del mismo.

- ProActive IA: Las animaciones habrían sido corregidas para evitar los movimientos extraños y poco naturales. Por ejemplo, los futbolistas no esperarán a recibir el balón, sino que actuarán en función del ritmo del juego, de una forma más realista. También la nipona se ha ocupado de los porteros cuyo control será más preciso y reaccionarán de acuerdo a la circunstancia de la partida que se les presente. Además, el público del estadio también se implicará más en el partido y reaccionará conforme a lo que se dé en el campo de juego.