Policías buscan en Zárate a vengador anónimo


Policías buscan en Zárate a vengador anónimo


El hombre circulaba en una camioneta y escapó luego de matar a balazos a motociclista que trató de asaltarlo, publica el Diario Crónica.

Las autoridades policiales tratan de determinar el paradero de un hombre que viajaba en una camioneta, quien está sospechado de haber matado a balazos a un muchacho que pretendió asaltarlo. El tremendo suceso aconteció en la localidad bonaerense de Zárate y “el vengador anónimo” logró fugar velozmente en el rodado.

Los voceros indicaron que el hecho se produjo cuando el joven, identificado como José Luis Méndez, de 25 años, quien guiaba una motocicleta Gilera Smash de color rojo de 110 cc, interceptó el desplazamiento de una camioneta blanca en Alférez Angel Pacheco, entre avenida General Lavalle y Tierra del Fuego, en el norte del conurbano provincial.

Según las diferentes pruebas conseguidas por los investigadores, Méndez, quien portaba una pistola 9 milímetros, intentó asaltar a los ocupantes de la camioneta, pero repentinamente uno de los individuos que circulaba en el vehículo extrajo un arma de fuego y comenzó a efectuar disparos contra el muchacho, quien cayó ensangrentado.

Trascendió que Méndez dejó de existir casi en el acto, luego de ser alcanzado por un impacto de bala en un hombro y por otro proyectil en la región craneana. De inmediato, las personas que se hallaban en el interior de la camioneta huyeron rápidamente y lograron esconderse en las calles de la zona.

Momentos más tarde, los integrantes de la comisaría 1ª de Zárate concurrieron al escenario de la tragedia y entonces vieron el cadáver del sujeto, que yacía junto a la motocicleta.

El crimen ya había sido adelantado en exclusiva por “Crónica” en su edición del domingo pasado, aunque en aquellos momentos los pesquisas policiales no habían determinado fehacientemente las circunstancias del episodio.

Al respecto, en un principio se creyó que Méndez había sido agredido como resultado de un incidente de tránsito. Una de las hipótesis que manejan los pesquisas sostiene que el autor de los mortales disparos sería un custodio privado, aunque tampoco se descartan otras teorías.

En la causa tomó intervención el doctor Pablo Aráoz, fiscal del distrito de Zárate.