La estadounidense acusó a los jefes del diario “Houston Chronicles” que la hecharón por discriminación.



Periodista fue despedida por ser stripper.


Sarah Tressler, de 30 años, empezó a trabajar como stripper en el año 2004 para poder pagarse las vacaciones con su novio. Desde entonces se luce en los clubes “de caballeros” y actualmente se presenta en el “Saint James’”. ¿El problema? Que a sus jefes del diario Houston Chronicles no les gustó su gracia y la despidieron, según ella, por discriminación.

La periodista expresó a través de un comunicado: “Me sentí muy disgustada por el despido, porque muchos editores me habían dicho que yo estaba haciendo un buen trabajo. No había preguntas en la solicitud de empleo que cubriesen mi trabajo como bailarina. Yo respondí honestamente a todas las preguntas”.

Lejos de ser una improvisada, Tressler tiene un Master de Periodismo de la Universidad de Nueva York y en su currículum figura que es profesora adjunta de una cátedra en la Universidad de Houston. “Tengo una confesión para hacer: ¡Era una reportera! Por favor no usen eso en mi contra”, lanzó irónicamente la joven en su perfil de Twitter, desde donde también comparte fotos del lugar donde trabaja y de su look antes de salir a escena.

Para llevar adelante su caso, Tressler se contactó con la renombrada abogada de divorcios de Hollywood, Gloria Allred, quien presentó una queja formal ante la Comisión Federal de Igualdad en las Oportunidades de Empleo donde estableció que fue discriminada por ser mujer.