link: http://www.youtube.com/watch?v=i2laV4Hb4Co

Un hombre en Kenia pasó la vergüenza de su vida, según informó un portal de ese país. Aparentemente, el marido de la mujer sospechaba de la infidelidad de su esposa, así que visitó a un brujo para que utilizara la magia negra en los amantes.

La pareja quedó atorada por horas, lo que obligó a que llamaran a la policía para pedirle ayuda. Mientras las autoridades buscaban la manera de separarlos, afuera de la casa una multitud era testigos de la fatídica escena sexual.

Para liberar a los amantes, un pastor tuvo que llegar al lugar y comenzar a orar en la habitación para que los jóvenes se despegaran.