NASA: Eclipse solar anular, el próximo domingo

El eclipse anular tiene lugar cuando la sombra de la Luna no alcanza a cubrir totalmente el Sol y el astro se ve como un anillo luminoso

Eclipse solar anular, el próximo domingo 20


La Luna pasará por delante del Sol el próximo domingo 20 de mayo, causando un eclipse solar anular que podrá verse desde el sureste de Asia por el Océano Pacífico hasta la parte occidental de América del Norte, informó hoy la NASA.

El eclipse anular tiene lugar cuando la sombra de la Luna no alcanza a cubrir totalmente el Sol y el astro se ve como un anillo luminoso.

Se espera que en esta ocasión la Luna cubra hasta en un 94 por ciento del Sol y debido a la amplia franja en la que podrá apreciarse se espera que millones de personas salgan a verlo.

En Estados Unidos está previsto que el eclipse comience en torno a las 17.30, hora del pacífico (00.30 GMT) y en un proceso que durará unas dos horas la Luna irá cubriendo el Sol dejando pasar sólo unos rayos solares que dibujarán un anillo en el cielo.

La "trayectoria de anularidad", es decir la franja por la que pasará, tendrá unos 321 kilómetros de ancho pero atravesará varios centros urbanos como Tokio (Japón); Medford (Oregón), Chico, (California), Reno (Nevada), Alburquerque (Nuevo México), y Lubbock, Texas.

La NASA indica que muchos clubes astronómicos han organizado actividades para el público con telescopios y recuerda al público que tome precauciones para no mirar el eclipse sin un filtro ya que la luz del Sol ampliada puede causar lesiones oculares graves.

"El anillo de luz solar durante anularidad es brillantísimo", advirtió el experto en eclipses Fred Espenak del Centro Goddard de la NASA, quien recomendó que se usen filtros solares o alguna técnica de proyección para evitar mirar el Sol directamente.


ATENCION!!!

COINCIDE CON LA PREDICCION DEL MEGA TERREMOTO DEL 20.


Predicen un mega terremoto para el 20 de mayo

Un parasicólogo colombiano asegura que los cambios climáticos generarán un movimiento sísmico de grandes magnitudes.

Los apocalípticos vuelven a la carga tras la desmentida del fin del mundo del próximo 21 de diciembre. Como muchas otras veces, un nuevo cataclismo amenaza con destruir la Tierra. Por lo menos así lo cree Edwin Robles, un vidente que asegura que un mega terremoto azotará Chile esta semana.

El sismo tendría lugar el próximo 20 de mayo, generando una oleada de eventos climáticos que dejarán maltrecha la faz de nuestro planeta durante algunos años.

El parasicólogo colombiano asegura que los cambios climéticos sufridos por el planeta a lo largo de los años desatará un terremoto de gran escala, que liberará una cantidad de energía impensada, equilibrando nuevamente la temperatura mundial. Hay otras versiones muy distintas a la de Robles, pero todas confluyen en un punto: catástrofe.

La primera de ellas hace referencia a un eclipse lunar, que podrá ser visto desde la costa de China, el sur de Japón seguido de Estados Unidos y Canadá. Lo cierto es que, en realidad, se trata de un eclipse solar anular. Igualmente, se cree que se trata de una especie de alarma, antes del temblor.

El pasado 11 de junio se produjo una conjunción planetaria entre Venus, Mercurio, Marte y Júpiter. Esto, para los alarmista, es una clara alarma que anuncia la probabilidad de un terremoto.

BBC News, por su parte, informa que científicos de la European Geosciences Union EGU mencionan que Europa estaría dando un viraje, es decir, la placa tectónica africana habría descendido por debajo del Viejo Continente. Esto indica el comienzo de una nueva zona de subducción, generando una nueva zona de alta peligrosidad sísmica.

No podían faltar las tormentas solares en este cóctel de versiones apocalípticas. Muchos científicos basan hoy sus estudios de predicción de sismos, en la actividad solar principalmente, ya que se ha comprobado la influencia del sol sobre la actividad sísmica del planeta.

El popular "profeta", Nostradamus, también habría hecho una predicción de la fecha. Según los estudiosos del vidente, el hecho en cuestión ocurrirá entre el 20 de mayo y el 6 de junio.

Sin embargo, hay dos mediáticos especialistas chilenos que desmienten al colombiano. Se trata de Pedro Gaete (Director Ejecutivo del Observatorio Sísmico Solar) y Andrés Salfate (Panelista de televisión), quienes coinciden en que, si estas predicciones tuvieran validez, podrían haber detectado la supuesta catástrofe hace cuatro meses, mediante un analizador de ondas vectoriales.

Como siempre pasa en este tipo de anuncios apocalípticos, habrá que esperar para ver.