Subte: Macri boicoteó negociación y los gremios convocaron

Subte: Macri boicoteó la negociación y los gremios convocaron a otro paro

El gobierno porteño se negó a participar de la paritaria y la empresa concesionaria, Metrovías, anunció que realizará una oferta con la condición de que la Ciudad la refrende. La cartera laboral llamó a una audiencia para esta tarde.

Subte: Macri boicoteó negociación y los gremios convocaron

El segundo día de paro en las seis líneas de subte y del Premetro, terminó con un dato inédito, gracias a la ausencia del gobierno porteño en la discusión salarial paritaria entre los trabajadores del metro más viejo de América Latina y la concesionaria Metrovías, que opera todo el servicio desde 1994. Ayer, luego de dos intentos de reuniones en la sede del Ministerio de Trabajo, la negativa del jefe de gobierno a participar de la negociación salarial unificó en un mismo reclamo a los dos gremios que nuclean a los obreros bajo tierra y que mantienen serias diferencias internas que, en varias oportunidades, terminaron en duros enfrentamientos al interior de los grupos. Esas divisiones se comenzaron a transformar en coincidencias desde ayer, cuando los metrodelegados nucleados en la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP) lanzaron un nuevo paro de 48 hs para el próximo martes y miércoles. La medida, confirmada por los representantes independientes del subte, sumó a la cegetista Unión de Tranviarios Argentinos (UTA), que resolvió decretar un nuevo cese total de actividades, también por 48 horas, pero desde el miércoles hasta el jueves. Las coordinación de medidas tendrá su escenario central la semana próxima, pero tuvo su estreno ayer, cuando la UTA decidió sumarse por un día al paro de 36 horas que decretaron los metrodelegados de AGTSyP y que terminó con un alto acatamiento.

Hasta el año pasado, las negociaciones salariales del sector se realizaban entre los trabajadores del subte, la empresa del Grupo Roggio y el gobierno nacional. Sin embargo, esa composición cambió desde el 3 de enero, cuando Macri decidió firmar el acta de transferencia del subte e ingresó de lleno en el escenario de discusión salarial del subte. Esa inclusión de la comuna, luego fue refrendada por una ley que votaron las dos cámaras del Congreso, donde quedó establecida la devolución del subte y de las líneas de colectivos que recorren el territorio porteño. Pero para el gobierno PRO, esa posibilidad no existe porque el alcalde anunció la suspensión de esas negociaciones en forma unilateral, luego de firmar el aumento del boleto de $ 1,10 a 2,50. Esa repetición de negativas de la administración PRO, de no participar en la paritaria, desembocó en una serie de citaciones por parte del Ministerio de Trabajo para que la comuna garantice su participación a través de Juan Pablo Piccardo, actual presidente de Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado (SBASE), el mismo funcionario que luego de la citación policial demandó al ministro Carlos Tomada por “privación ilegítima de la libertad”. Ayer, el titular de la empresa porteña que posee todos los bienes de SBASE que fueron concesionados a Metrovías, se atrincheró dentro de la Legislatura porteña para evitar una segunda citación por medio de la fuerza pública con el fin de garantizar la participación del Estado porteño en la paritaria.

Al finalizar la jornada, Piccardo logró eludir la nueva audiencia de negociación salarial, y esta vez no fue buscado por efectivos de la Policía Federal, pero cosechó un duro rechazo de ambos gremios, y de la concesionaria Metrovías que ya tiene una oferta salarial para responder al reclamo de los dos gremios, aunque no la hará hasta que el Estado porteño se siente en la negociación. Según confiaron fuentes sindicales y laborales, los metrodelegados reclaman un aumento del 28%, mientras que la UTA ya firmó un aumento de 18 puntos para los choferes de colectivos. Ayer, el secretario general del gremio cegetista, Roberto Fernández, se negó a mencionar que el reclamo de la UTA tiene diez puntos menos que el pedido de los metrodelegados y no confirmó el porcentaje de aumento que reclama su sindicato. Pero más allá de esas diferencias porcentuales, y de las coincidencias para avanzar con los paros, Metrovías tiene una oferta de tres pagos de 1000 pesos cada uno. Ese total, llega al 28 reclamado, pero no se formalizará hasta que la Ciudad efectivice su participación en la paritaria. Con esa ofensiva en ciernes, el gerente de Relaciones Institucionales del Grupo Roggio, Gustavo Pedace, culpó a Macri por subir la tarifa y no aportar el 50% del subsidio que se comprometió. La “situación económico-financiera es complicada, pero tenemos mucha confianza en que vamos a poder salir adelante en esta negociación”, sostuvo el gerente, que, al igual que los dos gremios, pidió una nueva audiencia en el ministerio. La cita no tiene hora específica pero se realizará “durante la tarde, con el objetivo de destrabar el conflicto que se ha originado en torno a las negociaciones paritarias de los trabajadores del subte.”






“Tiene de rehenes a millones de usuarios”

El jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, indicó que el jefe de gobierno porteño Mauricio Macri, “tiene de rehenes a millones de pasajeros” del servicio de subtes, y calificó como un “capricho” la insistencia de reunirse con la presidenta Cristina Fernández al desestimar la visión que reduce el conflicto a una reunión de personas

“Reuniones hubo, se firmaron cosas y no se cumplen”, recordó en alusión al convenio entre la administración de la Ciudad y el gobierno nacional, e insistió en que ya “es una cuestión caprichosa decir ‘no me hago cargo de una cosa, no me hago cargo de otra’, pero decir que no me hago cargo porque quiero una foto y si me dan la foto, gobierno, y si no me la dan no gobierno, supera todos los límites de la lógica política.”

“Yo creo que la salida a esta situación es que se de el reclamo más contundente, más fuerte, del conjunto de los actores de la Ciudad de Buenos Aires”, indicó Abal Medina. “Que deje de lado las excusas, las chiquilinadas y se ponga a gobernar”, manifestó el jefe de Gabinete. Por otra parte, cuestionó el hecho de que el gobierno porteño haya hecho “un escándalo” cuando el gobierno nacional tuvo que recurrir a la fuerza pública para que el titular de Subterráneos de Buenos Aires, Juan Pablo Piccardo, concurriese a una audiencia por una negociación colectiva de los trabajadores del sector.

En este sentido, reiteró en que “la ciudadanía tiene que decir que no haya más chiquilinadas, más excusas”, y remarcó que la actitud del macrismo consiste en “chantajear permanentemente usando como rehenes a millones de usuarios”.
Dar puntos
8 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 0 Seguidores
  • 395 Visitas
  • 0 Favoritos

0 comentarios

Los comentarios se encuentran cerrados