‚ÄúArgentina es un socio de cooperaci√≥n internacional‚ÄĚ, sostuvo durante el encuentro el presidente angole√Īo, Eduardo Dos Santos. La visita de Estado termin√≥ con un mensaje de Cristina Kirchner ante la Asamblea Legislativa.


link: http://www.youtube.com/watch?v=thfL3hFHhZs&feature=plcp


Las horas parecieron estirarse ayer para dar lugar a la agenda de la visita de Estado de Cristina Fern√°ndez de Kirchner a Angola. Junto al presidente anfitri√≥n, Eduardo Dos Santos, coincidi√≥ en la necesidad de fortificar el eje Sur-Sur entre ‚Äúun pa√≠s emergente y otro en reconstrucci√≥n‚ÄĚ. ‚ÄúAngola puede ser una excelente plataforma para que nuestros empresarios se internacionalicen‚ÄĚ, dijo y reforz√≥ la idea de econom√≠as complementarias entre energ√≠a y alimentos en el marco de la primera visita de un mandatario argentino a ese pa√≠s. El encuentro bilateral con Dos Santos fue luego de la reuni√≥n de ministros con sus contrapartes locales y antes del discurso en la Asamblea Legislativa. La jornada hab√≠a empezado con las ofrendas florales a Agostino Neto, el l√≠der de la independencia, y a las cinco hero√≠nas de la liberaci√≥n.

Alguno medios parecieron molestarse ante las sonrisas y la alegria de la Presidenta.

‚ÄúNunca he tenido una bienvenida tan alegre como la de estas mujeres‚ÄĚ, cont√≥ la Presidenta al rememorar el baile con el que la rodearon las integrantes de la Organizaci√≥n de Mujeres Angole√Īas (OMA) y mostrar con leves movimientos c√≥mo se hab√≠a dejado ganar por el ritmo africano. El rescate de lazos culturales entre los dos continentes separados y unidos por el Oc√©ano Atl√°ntico fue el eje de los tres mensajes que en pocas horas dio Cristina Kirchner ante funcionarios y legisladores angole√Īos y del cuarto ante los empresarios.

Hay que fortalecer el eje Sur-Sur

Sol a pleno

El sol pegaba a pleno cuando la Presidenta lleg√≥ al Palacio de Gobierno. Un asistente con un inmenso paraguas negro la protegi√≥ del sol mientras realiz√≥ junto a Dos Santos el saludo de rigor a las tropas. ‚ÄúSituados en las m√°rgenes opuestas del Atl√°ntico, nuestros pa√≠ses deben aprovechar este oc√©ano para profundizar el comercio y la relaci√≥n rec√≠proca‚ÄĚ, destac√≥ el angole√Īo y se√Īal√≥ que ‚ÄúArgentina es un socio de cooperaci√≥n internacional que interesa a nuestro pa√≠s. La experiencia acumulada los coloca en posici√≥n para realizar inversiones directas o en asociaci√≥n con empresas angole√Īas para el desarrollo. Esa mayor experiencia argentina puede contribuir a la formaci√≥n de cuadros angole√Īos que permitan elevar las condiciones t√©cnicas locales‚ÄĚ.

Ante el plenario de ministros argentinos y angole√Īos, la Presidenta puso el acento en la complementariedad econ√≥mica y, sobre todo, en la complementariedad pol√≠tica. Compar√≥ los largos a√Īos de guerra civil de Angola con los sucesivos golpes militares que durante el siglo XX en la Argentina coartaron las posibilidades de un desarrollo sostenido. La convicci√≥n de ‚Äúestar en el momento justo‚ÄĚ sobrevol√≥ el panorama planteado por Cristina Kirchner. Apel√≥ entonces a los ejemplos de esa posible asociaci√≥n de mutua conveniencia. ‚ÄúNo se trata de vender pollos en Angola, sino de que aprendan a criar los pollos en Angola. Ah√≠ veo al gobernador de Entre R√≠os (Sergio Urribarri) que asiente‚ÄĚ, le coment√≥ a Dos Santos mientras destacaba los logros de la industria av√≠cola en esa provincia. El paneo incluy√≥ al tucumano Jos√© Alperovich, cuya provincia es la primera productora mundial de limones y bioetanol. Al gobernador de San Juan, Jos√© Luis Gioja, lo mir√≥ y le pregunt√≥:

‚Äď¬ŅMe olvido de algo, vos que sos buen vendedor?

‚ÄďDel vino ‚Äďmurmur√≥ Gioja.

‚ÄďDel vino, claro, y del mosto tambi√©n. Y como no hay nadie de la Patagonia la voy a vender yo ‚Äďretom√≥ ella.

‚ÄďEst√° usted ‚Äďle murmur√≥ Dos Santos.

CFK record√≥ entonces que adem√°s de glaciares, tienen corderos y ‚Äúsomos los primeros productores de miel del mundo‚ÄĚ.

Los ejemplos sirvieron para avanzar en las definiciones pol√≠ticas que le dan sustento al acercamiento al Africa. ‚ÄúEstamos en un momento especial del mundo: los antiguos colonizadores, hoy pa√≠ses desarrollados, se han derrumbado estrepitosamente, han provocado un crac financiero que se derrama sobre nosotros. El dinero dentro del banco no se reproduce, tiene que salir para invertir en desarrollo, en agricultura, ganader√≠a, en dar trabajo. Este desaf√≠o es el que estamos viviendo‚ÄĚ, precis√≥ la Presidenta y se esperanz√≥ en la oportunidad de discutir en el G-20 el imprescindible recambio de las prioridades pol√≠ticas y econ√≥micas en funci√≥n del nuevo mundo que se est√° prefigurando. ‚ÄúAngole√Īos y argentinos, a las cosas‚ÄĚ, dijo parafraseando a Jos√© Ortega y Gasset, luego de corregirse atribuy√©ndole la cita a Jos√© Ingenieros, y dando fin al primer discurso del d√≠a.

Ante la Asamblea

De inmediato, el encuentro cara a cara con Dos Santos tuvo un segundo mensaje, esta vez en el almuerzo de honor con la comitiva oficial. En el Sal√≥n Noble del palacio presidencial, los funcionarios se distribuyeron en mesas bautizadas con los nombres y fotos de animales aut√≥ctonos: hipop√≥tamo, rinoceronte, leones y palancas emerg√≠an entre copas y platos. Dos Santos aludi√≥, esta vez, a la influencia de la migraci√≥n angole√Īa que hab√≠a llegado como esclava al R√≠o de la Plata y que hab√≠a dejado marca, inclusive, en el origen del tango.

En un ambiente relajado, la Presidenta fue m√°s all√°. Dijo que esa alusi√≥n alimentar√≠a la pol√©mica con Uruguay por las fuentes de la m√ļsica ciudadana, que ella prefer√≠a el candombe y la murga como una derivaci√≥n. Y sorprendi√≥ con un dato hist√≥rico coronado con una iron√≠a que dej√≥ boquiabierto al auditorio:

‚ÄďSeg√ļn el censo realizado en 1778 por el virrey V√©rtiz en lo que es hoy la Ciudad de Buenos Aires y zonas aleda√Īas, un 51 por ciento de la poblaci√≥n era de origen africano. El censo no lo hizo el Indec, lo hizo el virrey V√©rtiz... ellos no van a entender el chiste, despu√©s se lo explicamos ‚Äďdijo y sigui√≥ salvando el olvido que en su primera presentaci√≥n la hab√≠a llevado a omitir los recursos petroleros, gas√≠feros y el desarrollo en energ√≠a nuclear pac√≠fica que tiene la Patagonia. ‚ÄúEn una pr√≥xima visita tiene que conocer el Invap‚ÄĚ, le recomend√≥ a Dos Santos en alusi√≥n a la empresa mixta que fabrica reactores nucleares y radares en R√≠o Negro.

Un paso r√°pido por el hotel para cambiar el conjunto de pantal√≥n y chaqueta negra, precedi√≥ la llegada a la Asamblea Legislativa donde 191 de los 220 diputados pertenecen al oficialismo, el Movimiento Popular de Liberaci√≥n de Angola. Ante el Congreso, CFK record√≥ su rol como legisladora a lo largo de su carrera pol√≠tica, reiter√≥ el papel de la mujer que en Angola ocupa un 40 por ciento de las bancas y machac√≥ sobre el fracaso de las pol√≠ticas neoliberales que demonizaron al Estado que ‚Äútuvo que hacerse cargo de los desaguisados del mercado‚ÄĚ como ocurri√≥ en la Argentina en el 2003 y est√° ocurriendo en el mundo.

La Presidenta enumeró los recursos energéticos y alimentarios que han recuperado los países emergentes y las posibilidades que se abren a partir de nuevas asociaciones que apuntan a redefinir el equilibrio mundial. La visita de Estado terminó con el compromiso de explorar las necesidades mutuas y buscar los mecanismos para alcanzar asociaciones ventajosas.