El hipo, como la define la Wikipedia, es una contracción espasmódica, involuntaria y repetitiva del diafragma y los músculos intercostales que provoca una inspiración súbita de aire. Algunos dicen que se cura con un susto, tomando un vaso de agua, o besando una pared. Sin embargo suele ceder por si mismo y nunca se comprobó que efectivamente haya una cura... Hasta ahora.

Mallory Kievman, una chica de 13 años de Connecticut, Estados Unidos, parece haber encontrado finalmente una solución a este molesto e irritante problema. Se trata de un chupetín, paleta, o "lollipop" bautizado "Hiccupop".

La chica declaró que ha estado buscando una cura desde hace 2 años. Durante el verano de 2010 sufrió un ataque de hipo. Luego de probar diferentes e inefectivos tratamientos, intentó con más de 100 remedios caseros hasta dar con una fórmula. La precoz inventora reveló que llegó al resultado combinando 3 de sus remedios favoritos: una paleta o lollipop, vinagre de sidra de manzana y azúcar. "Esos tres elementos accionan en la garganta una serie de nervios responsable del reflejo del hipo. Básicamente se sobre-estimula esos nervios y se cancela el hipo", explicó la adolescente.

Como todo el mundo odia tener hipo, el invento ha sido un éxito y ahora la joven está a punto de lanzar su propia empresa para comercializar el producto.