El primer cohete privado viaja hacia el espacio

Es el "Falcon Dragón", que será lanzado hoy por la empresa "Space Exploration". Se acoplará a la Estación Espacial

El primer cohete privado viaja hacia el espacio


La empresa privada Space Exploration Technologies intentará hoy nuevamente el lanzamiento de su cohete Falcon 9 y la puesta en órbita de la cápsula no tripulada Dragón, bajo la supervisión de la agencia espacial estadounidense Nasa. El lanzamiento, que se había postergado dos veces a comienzos de mayo y se suspendió en el último momento en la madrugada del pasado sábado, está programado ahora desde Cabo Cañaveral, en el sur de Florida, Estados Unidos.

Esta misión, que apunta al transporte de alimentos, suministros y experimentos a la Estación Espacial Internacional (EEI), que orbita a unos 385 kilómetros de la Tierra, es un paso crucial hacia la privatización de la exploración espacial.

El sábado se había completado la cuenta regresiva en Cabo Cañaveral cuando, a los pocos segundos después, la Nasa comunicó que "hemos tenido un corte y no hubo despegue. Hemos tenido que abortar el lanzamiento". Los técnicos indicaron que al momento en que debía ocurrir el despegue se detectó una presión demasiado alta en uno de los nueve motores del cohete Falcon 9.

EN REEMPLAZO DE LOS TRANSBORDADORES

La Nasa puso fin el año pasado, después de tres décadas, a su programa de transbordadores, que sustentó la construcción, reabastecimiento y cambio de tripulaciones en la EEI, un proyecto de más de 1.000 millones de dólares en el cual participan 16 naciones.

La empresa Spacex, con sede en Hawthorne (California), ha recibido un contrato de 1.600 millones de dólares del programa de Servicios de Transportes de Orbita Comerciales de la Nasa, para la fabricación de la cápsula Dragon y la realización de 12 misiones de reabastecimiento a la EEI, una vez que se hayan completado los vuelos de ensayo.

La Nasa también ha concedido contratos a la empresa Orbital Sciences Corp., en Dulles (Virginia), para la fabricación de una nave capaz de transportar materiales a la EEI, como parte de un plan para contratar los servicios del sector privado para este tipo de misiones.

Tanto la Nasa como Spacex esperan que la cápsula no tripulada pueda servir para el envío de alimentos, agua y otros materiales a la EEI. Spacex, además, cifra sus esperanzas en que, en un futuro, pueda también transportar astronautas a bordo de Dragón.

Si todo funciona como lo han preparado los técnicos de Spacex y la Nasa, el cohete Falcon 9 despegará de la pista de Cabo Cañaveral cuando se enciendan los nueve cohetes de la primera de sus dos etapas de propulsión.

El Falcon 9 es un cohete de dos etapas propulsado por la combustión de oxígeno líquido y queroseno, que mide 54,9 metros de largo y 3,6 metros de ancho, con una masa de 333,4 toneladas.

Unos 180 minutos después del lanzamiento, el segmento con los motores se separará y caerá a tierra y se encenderán los propulsores de la segunda etapa. A los nueve minutos de vuelo la cápsula Dragón deberá separarse del segundo segmento del cohete Falcon 9 y quedará en su propia órbita. La cápsula desplegará entonces sus pantallas de captación de la energía del Sol y la navegación dependerá de sus propios cohetes de dirección.

En el tercer día de la misión, Dragón encenderá esos cohetes para una primera pasada a unos 2,5 kilómetros por debajo de la EEI, lo cual dará la oportunidad a los seis ocupantes actuales del puesto orbital de observar a la nave visitante.

4 comentarios - El primer cohete privado viaja hacia el espacio