El Gobierno declaró "ilegítimas" y "clandes

El Gobierno declaró "ilegítimas" y "clandestinas" a las cinco petroleras británicas que operan en Malvinas
El Gobierno declaró "ilegítimas" y "clandes

En medio de la polémicas y los fuertes cruces diplomáticos desatados a raíz del 30º aniversario de la guerra, el grupo de empresas petroleras que operan en las islas Malvinas fue declarado "ilegítimo" y "clandestino" por el Gobierno.
En total, cinco compañías de bandera británica operan en esa zona y fueron advertidas anteriormente por la Argentina: Rockhopper, Desire Petroleum, Falkland Oil and Gas, Borders & Southern y Argos Resources.
La decisión fue adoptada mediante cinco resoluciones de la Secretaría de Energía (128/2012; 129/2012; 130/2012; 131/2012 y 133/2012) publicadas en el Boletín Oficial, argumentando que los trabajos que vienen realizando "no cuentan con una autorización, concesión o permiso otorgado por las autoridades competentes del Gobierno argentino".
Asimismo, el Gobierno informa a las empresas que las actividades que realizan en la Plataforma Continental Argentina "resultan ilegítimas y clandestinas por estar realizándose en una zona que se encuentra bajo la soberanía de la República Argentina y al margen de lo que disponen sus leyes y reglamentos específicos".
Las cinco empresas bajo la lupa
El grupo de empresas declarado por el Gobierno "clandestino" está encabezado por la británica Rockhopper, que en 2010 anunció el descubrimiento del yacimiento Sea Lyon, con reservas estimadas por la propia empresa en unos 1297 millones de barriles de crudo. De acuerdo con un estudio publicado por Edison Investment Research, ese yacimiento podría llegar a generar 10.500 millones de dólares anuales durante las próximas dos décadas en concepto de derechos e impuestos para los británicos.
Junto a Desire Petroleum (que posee el 40% de participación en Sea Lyon), Rockhopper encontró hidrocarburos en otras tres zonas: Casper, Beverley (gas) y Casper South (petróleo y gas). Ambas empresas se fusionaron en octubre del año pasado, lo que le permitió a Rockhopper poder utilizar la plataforma Ocean Guardian, la primera en arribar al archipiélago (2010).
En la zona también opera desde 2010 la compañía Falkland Oil and Gas (FOGL). En enero anunció haber captado inversiones por casi 75 millones de dólares, lo que le permitiría perforar dos pozos.
Junto a Borders & Southern, otra de las empresas denunciadas por Timerman, FOGL opera la plataforma Leiv Eiriksson, del tipo semisumergible y con bandera de Bahamas, que llegó a la zona en febrero. Hoy está ubicada muy cerca del límite de las 200 millas de la plataforma continental argentina.
La quinta empresa que desoyó los reclamos de la Cancillería fue Argos Resources, que ya había intentado descubrir petróleo en 1997 (con un valor que, a precios de esa época, resultó inviable). Posee una licencia extendida por los kelpers para explorar una zona de 1126 kilómetros cuadrados al norte de las islas. Anunció haber captado inversiones por 34 millones de dólares.
Según Edison Investment Research, los pozos explorados en las islas poseen recursos potenciales de 8000 millones de barriles, lo que podría suponer un total de 167.000 millones de dólares en beneficios para Gran Bretaña.

0 comentarios - El Gobierno declaró "ilegítimas" y "clandes