Economistas advierten que el país se encamina hacia una recesión en el segundo semestre

Si bien reconocen que aún el escenario está abierto, apuntan que Argentina depende de variables externas y revisan los pronósticos de crecimiento a la baja

___________________________________________________________________________

Argentina: recesión inminente?

___________________________________________________________________________


Cada vez más consultoras, empresarios y hasta despachos oficiales reconocen que la economía argentina está pisando el freno y ya son muchos los que hablan de una recesión en la segunda mitad del año.

El escenario -aseguran los expertos- dependerá del futuro de la economía brasileña, del impacto que genere en la industria automotriz, y de cómo continúen impactando las medidas para limitar la compra de dólares en el mercado inmobiliario.

"Tenemos como previsión una tasa de crecimiento del 5,1% que creemos que es moderada y que va a generar una desaceleración sobre la segunda parte del año 2012", decía en octubre del año pasado el ex viceministro de Economía y actual diputado del Frente para la Victoria, Roberto Feletti.

Los analistas privados coincidían con que la economía se iba a desacelerar, pero no esperaban que la caída fuera tan abrupta.

El ex ministro de Economía, Roberto Lavagna, aseguró en declaraciones radiales citadas por Clarín que el país atraviesa una "etapa de desaceleración" por "los desajustes que se fueron acumulando a lo largo de los últimos cuatro o cinco años".

El director de la consultora ACM, Maximiliano Castillo Carrillo, coincidió con este diagnóstico. "Es difícil que el segundo semestre no vuelva a dar una caída. La situación no es tan crítica en términos de actividad, pero hay una profunda desaceleración ", manifestó.

En tanto, el investigador de la Universidad de Tucumán Juan Mario Jorrat tuvo una postura más pesimista. "Ya estamos en una recesión y no se debe hablar de desaceleración porque desaceleración es cuando el nivel económica mensual continúa creciendo pero a tasas menores", explicó el especialista citado por el matutino porteño. Este experto fue uno de los encargados de integrar el comité académico que analizó la situación del INDEC.

"Focalizarse en el problema ya es parte de la solución", añadió el economista que criticó el rezago con el que se difunden las estadísticas oficiales.

"Cada corrección es una corrección a la baja", resaltó en la misma línea que sus colegas el ex viceministro de Economía de Duhalde, Jorge Todesca. El estudio que dirige (Finsoport) preveía que el PBI iba a trepar este año 4%, pero ahora bajó sus proyecciones al 3%.

"Esto no es un colapso, pero puede terminar en una recesión", estimó.

La consultora que encabeza el economista Miguel Bein también modificó a la baja sus expectativas de crecimiento. El estudio consideró que el PBI crecerá este año 2,5%, cuando a fines de abril preveía que el alza fuera del 3,5%.

En tanto, el director de la consultora abeceb.com y ex secretario de Industria y Comercio, Dante Sica, y el titular de la consultora Analytica, Ricardo Delgado, coincidieron en que el escenario todavía es "abierto".

En diálogo con Clarín, Sica estimó "que el país podría entrar en una recesión", porque "el concepto técnico se refiere a tener dos trimestres negativos", pero "todavía falta conocer algunos datos".

"Recordemos que perdimos 10 millones de toneladas de granos y la industria tiene sectores como el automotriz que están cayendo", agregó.

En declaraciones radiales citadas por el matutino, Delgado estimó que "el frío económico se empieza a sentir y hoy el país está más cerca de la recesión de lo que estaba hace 1 año porque el PBI crece al 2%".

"El escenario todavía es muy abierto porque a partir del mes que viene van a empezar a jugar los aumentos salariales", aclaró.

El principal interrogante para la mayoría de los analistas consultados por el matutino es que no se encuentran elementos que justifiquen que la economía pueda rebotar.

Castillo Carrillo dijo que la inversión difícilmente impulse la actividad porque "está muy deprimida", que el consumo cumpla este rol porque los índices de confianza "están cayendo" y el escenario internacional porque es poco probable que Brasil se recupere como en 2010.

También la Universidad Torcuato Di Tella anticipó en su informe de Índice Líder que la economía argentina tiene altas chances de ingresar en recesión en el segundo semestre.