Hola Taringueros/as hoy vengo a analizar un poco las noticias recientes sobre el accidente ocurrido en Miami.

¿Que paso con los zombies? [Miami]

accidente


Mi breve resumen: estas noticias comienzan por el extraño suceso ocurrido en Miami. Un hombre estaba "comiéndose la cara de otro", un policía lo ve y pide que se detenga, el policía no tuvo mas opción que disparar para detenerlo. La victima del "caníbal/zombie" fue internado y continua todavía sin dar su testimonio.Nuevas noticias salieron sobre una droga que provoca ataques violentos.

Aquí algunas noticias:

Afirman que el caníbal de Miami mordió a su víctima sin consumir carne humana

La autopsia realizada al cuerpo de Ruby Eugene arrojó que no había restos en su estómago, aunque sí en sus dientes. Se esperan los resultados toxicológicos para saber si actuó bajo los efectos de una potente droga .
Rudy Eugene pasó a la historia como el "caníbal de Miami". Sin embargo, su autopsia reveló que no tenía carne humana en el estómago, pero sí entre sus dientes, según el periódico Miami Herald.
El informe preliminar determinó la presencia de marihuana en el cuerpo del agresor. Los investigadores todavía no pudieron identificar si las pastillas encontradas en su cuerpo fueron las causantes del ataque violento.
Tampoco se han hallado indicios en su cuerpo de "sales de baño", un estimulante sintético que ocasionalmente provoca crisis de psicosis, paranoia y violencia, y que había sido una de las primeras versiones sobre los hechos.
El rotativo detalla que los resultados del examen postmortem del agresor no han sido dados a conocer a la opinión pública, y su difusión podría no darse hasta que las autoridades terminen la investigación sobre el caso.
Eugene, de 31 años, fue ultimado a tiros por un agente de policía de Miami el 26 de mayo, mientras arrancaba trozos del rostro de Ronald Poppo con los dientes. Según el policía, a su llegada al lugar, había pedazos de piel desgarrada en la acera donde se dio el incidente.
Poppo, por su parte, permanece internado en el Jackson Memorial Hospital. Según el rotativo, ya se le realizaron varios injertos de piel para tratar de reconstruir su cara. Hasta el momento, la víctima no ha podido relatar lo ocurrido.


Drogas sintéticas provocan actos de agresión extrema

Miami.- Las autoridades apenas sabían que en el sur de Florida se consumen drogas sintéticas que inducen a cometer actos de agresión extrema hasta que unos policías observaron lo que hacían decenas de estudiantes en una estación de gasolina.
En el establecimiento vendían legalmente sobres con incienso de hierbas que es marihuana sintética y que junto con las "Sales de baño" al parecer son una nueva generación de drogas que se sospecha tuvieron influencia en los llamados casos de "canibalismo" de Miami.
"Yo no sabía que esto existía, es algo que nadie sabía lo que era. Los policías investigaron el local, se dieron cuenta de que se trataba de marihuana sintética y los detectives comenzaron a indagar en Internet sobre esta droga. Sucedió hace dos o tres meses", dijo a Efe el alcalde de Sweetwater, Manuel Maroño.
Sweetwater, en Miami-Dade, fue la primera ciudad de este condado en aprobar en mayo una ordenanza que prohíbe la venta de la marihuana sintética conocida como Spice, K-2, Genio, Fuego de Yucatán, Krypto del rey, Señor buena gente, Magia roja, Medicina de arándano y Super mofeta.
Miami-Dade y la ciudad de Sunrise también aprobaron ordenanzas similares.
"Estoy sumamente preocupado, esto es nuevo. Esta droga es aún más peligrosa que la marihuana original, y las 'Sales de baño' también son más fuertes que la cocaína. A largo plazo, no sabemos cuáles serán los efectos", expresó el funcionario.
En el caso del "caníbal de Miami" Rudy Eugene, que devoró el 75 por ciento del rostro del indigente Ronald Poppo en un lateral de una rampa de una transitada autopista de la ciudad, las autoridades investigan si actuó bajo los efectos de las "Sales de baño" que se venden como Cloud 9 o Ivory Wave.
El psicoterapeuta Alfredo Hernández explicó a Efe que esta droga es "como un tipo de cocaína superpoderosa producida en laboratorios" que altera en el cerebro los mecanismos que ayudan al ser humano a frenar los impulsos.
"La relación de control e impulso que dispara estos mecanismos se pierde porque esta droga altera el lóbulo frontal que ayuda a medir las consecuencias, a controlarse (...); altera la amígdala dentro del cerebro que lleva al impulso, y al hipocampo que ayuda a regular a que uno no actúe bajo todos los impulsos", apuntó.
Cloud 9 y la marihuana sintética producen psicosis, delirios, alucinaciones auditivas y táctiles.
"Esto es muy común con estas drogas. He tenido varios pacientes que piensan que son Dios o creen que tienen poderes sobrenaturales", dijo Hernández, administrador del centro de salud mental Improving Lives de Miami.
Previno que las "Sales de baño" son "una combinación muy peligrosa, porque es una droga que da mucha energía, altera la conciencia y elimina la posible regulación de las consecuencias de los actos".
"Eso, unido a personas que puedan tener una predisposición de psicopatología más severa, como en el caso de la población de indigentes que tiene historial de bipolaridad, esquizofrenia y otros problemas mentales, es una combinación mortal", agregó.
Hernández alertó que posiblemente el sur de Florida "vea otros casos similares" como los que protagonizaron Eugene y Brandon de León, porque estas sustancias son fáciles de conseguir, económicas y suponen "una nueva generación de droga".
El alcalde Maroño advirtió de que los jóvenes se sienten atraídos por estas sustancias porque las pueden comprar legalmente y no se detectan en el organismo cuando son sometidos a exámenes de drogas.
"Tenemos que preocuparnos mucho por estas drogas sintéticas y asegurarnos de que no se vendan más y que las compañías productoras no sigan inventando otras sustancias", dijo.
Las autoridades confirmaron que en el caso del indigente Brandon de León, éste había consumido Cloud 9.
El hombre, tras ser detenido el sábado pasado por conducta desordenada, gruñó a dos policías, amenazó con devorarles y trató de morderlos.
"Brandon gruñía, abría y cerraba la boca y rechinaba los dientes como lo hubiera hecho un animal", indicaron agentes en el informe policial al que Efe tuvo acceso.
Eugene, de 31 años, también gruñó al policía que intentó detenerle cuando desnudo arrancó con sus dientes la nariz, los ojos y parte de la frente de Poppo. Un agente tuvo que dispararle varias veces y "el caníbal" falleció.
Yovonka Bryant, novia de Eugene, aseguró recientemente que era "muy probable" que una droga que se le "suministró sin su consentimiento" lo condujera a perpetrar el ataque.
"Nunca tomó alcohol, ni usó drogas cerca de mí. Lo vi solo una vez fumando un cigarrillo de marihuana (...) Rudy y yo nunca hablamos sobre canibalismo ni vudú", dijo.
Ella y su abogada, la famosa letrada de celebridades Gloria Allred, subrayaron la importancia de que el público esté muy informado sobre el riesgo del uso de ciertas "drogas que pueden causar que los seres humanos cometan


¿ Caníbal o Zombie en Miami?


Link: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=JNmg6sy7PYE

Esta noticia circuló el mundo... un hombre fué encontrado alimentandose de la cara de otro en plena vía pública en las calles de Miami... Canibales sueltos o nos esconden Zombies reales?
Un hombre permanece internado tras haber sido atacado por otro hombre, que a su vez fue ejecutado a tiros por un agente de policía en la autopista MacArthur de Miami, tras descubrirlo comiendo la cara de su víctima.
Todo comenzó cerca de las 14 del sábado (hora local) en la autovía, cerca de la NE 13th Street. Una mujer vio a dos hombres peleando al costado de la autopista y llamó a la policía.
Según dijeron testigos al diario local Miami Herald, cuando el oficial acudió vio a un hombre desnudo atacando a otro hombre, al cual le estaba literalmente masticando la cabeza. El policía le dio la orden de alto y, al ver que el atacante no se detenía, le disparó al menos seis veces, ya que el agresor seguía masticando a pesar de los primeros balazos.
"En base a la información recibida, nuestro oficial de policía es un héroe y salvó una vida", dijo al Herald Javier Ortiz, vocero de la Orden Fraternal de Policía de Miami. El hombre agredido fue trasladado a un hospital con heridas críticas.
No es de extrañar que estas cosas sucedan, hace un par de años, en 2007, se registró un caso parecido en Chile, en el cual la víctima salío a salvo de su agresor quien trataba de "comerselo"... canibales sueltos, locura suelta o zombies reales?


Matan a un zombie en Miami.

Testigos vieron cómo un hombre desnudo devoraba el rostro de otro en un viaducto cercano a Biscayne Boulevard. La policía intervino, le pegó seis tiros al atacante y salvó a la víctima.
Un hombre desnudo que estaba comiéndose el rostro de otra persona fue asesinado por la policía de Miami, en Florida, Estados Unidos. El inédito hecho ocurrió el sábado en los alrededores de Biscayne Boulevard, en el Viaducto McArthur que conecta la ciudad de Miami con Miami Beach.
Según informó el diario The Miami Herald, la intervención policial se dio a raíz de que dos testigos comenzaron a pedir auxilio a los gritos. Rápidamente, un patrullero que pasaba por esa zona céntrica se acercó al lugar. Del móvil policial bajó un agente que le ordenó al sospechoso separarse del cuerpo de la víctima. Sin embargo, el agresor siguió masticando el rostro desoyendo la advertencia.
Otro efectivo se sumó al lugar y volvió a insistir para que el hombre dejara a la víctima. Esta vez, el policía no se lo repitió y le disparó una vez, según indicaron los periódicos estadounidenses.
Pero como el caníbal insistía en su faena, el agente terminó por rematarlo de al menos cinco disparos más.
Se cree que la víctima es un indigente que dormía en la calle cuando fue atacado.
En tanto, se sospecha que el caníbal habría sufrido una “psicosis de cocaína”, un estado en el que aumenta la temperatura del cuerpo y obliga a desnudarse.
“Basándonos en la información que tenemos hasta el momento, nuestro policía es un héroe y salvó una vida”, aseguró Javier Ortiz, vocero de la Orden Fraternal de Policías de Miami.
Gran parte de la terrible secuencia fue captada por un video de vigilancia de la ciudad y que fue colgado en el sitio del Miami Herald.
Las identidades del fallecido y de la víctima, que hasta anoche permanecía internado en un hospital local en estado crítico, no fueron reveladas por las autoridades.


Caníbal de Miami tuvo su funeral la mañana de este sábado

Zombies

Para el mundo es conocido como el zombie de Miami. Sin embargo, los amigos y la familia de Rudy Eugene, que se reunieron la mañana del sábado en la funeraria Grace en Miami, para recordar los 31 años de edad, muerto a tiros por la policía durante un ataque de extraños en la MacArthur Causeway, lo recuerdo de otra manera.
Marckenson Eugene, uno de los hermanos menores de Rudy, dijo que su difunto hermano "siempre había estado allí para él", y que constantemente tenía gestos como pagar su factura de teléfono celular, e incluso darle un poco de dinero extra, cuando éste escaseaba.
"Era el tipo de persona que te daría lo último que tenía", dijo Marckenson. "Si él tenía algo, te lo daba." Cerca de 150 personas asistieron al servicio privado dirigido por el pastor Félix Keny, que había conocido a Rudy desde la infancia, cuando él había asistido a la escuela dominical.
Félix invitó a la multitud a pensar en la familia del hombre fallecido y orar por ellos y su momento de dolor. También les pidió pensar en "el hombre sin hogar [Poppo Ronald] que se vio afectado por las acciones de Rudy". Poppo, de 65 años, ha estado en estado crítico en el Hospital Jackson Memorial desde el 26 de mayo, después de que Rudy Eugenio, loco y desnudo, le desfigurara el rostro. El espantoso caso ha llamado la atención internacional. Pero a los dolientes que desfilaron ante el féretro gris y plata de Eugene este sábado, muchos de ellos en lágrimas, el incidente fue una tragedia personal muy profunda.
Los panfletos que incluían el programa del funeral decían conmemorar la vida de "un chico que aspiraba a lo mejor, a un hombre que se centró en disfrutar de su pedazo del sueño americano" siendo dueño de un negocio de suplementos para automóviles. "Su ambición, la tenacidad y la firme creencia en Dios habría sido suficiente para que sus sueños se conviertan en una realidad", decía el panfleto.
Los familiares de Eugene habían mantenido deliberadamente en secreto los detalles del servicio fúnebre hasta el viernes por la noche; no querían que el funeral se convirtiera en un espectáculo público. Miembros de la familia dijeron que querían compartir sus últimos momentos con Eugene junto a aquellos que lo conocían mejor. "Rudy fue siempre una persona muy cariñosa", dijo el hermano menor. "¿Qué no daría yo por un beso en este momento", añadió con sus ojos enrojecidos por las lágrimas.


Caníbal de Miami actuó "bajo una maldición vudú

La mañana antes de salir en los titulares de los periódicos por comerse la cara de un hombre, Rudy Eugene tomó su Biblia y se despidió de su novia con un beso.
En la mañana del sábado antes de salir en los titulares de los periódicos por comerse la cara de un hombre ––antes de que llegar a ser trágicamente conocido como el “Zombie de Miami”–– Rudy Eugene tomó su Biblia y se despidió de su novia con un beso, informa El Nuevo Herald.
La novia de Eugene ––con la que éste se peleaba y se reconciliaba a menudo–– declaró que él la despertó a las 5:30 a.m. para decirle que iba a reunirse con un “amigote”. Ella dijo que le pareció extraño que estuviera revolviendo el armario tan temprano en la mañana. No dio el nombre del amigo ni dijo a dónde iba. Le dio un beso en los labios y le dijo: “Te amo”.
Poco después, abandonó el apartamento que compartía con ella en el centro de Broward.
“Le dije que se cuidara y que yo también lo amaba. Cuando salió por la puerta, la cerré y seguí durmiendo”, indicó la novia, que habló con The Miami Herald el miércoles, pero pidió que su nombre no sea revelado. Dijo que le pareció raro que él saliera de la casa tan temprano, pero que no lo presionó.
Una hora después de su partida, Eugene la llamó a su teléfono celular. “Me llamó y me dijo que su coche se había averiado. Dijo: ‘Volveré a casa, pero voy a llegar un poco tarde’. Después dijo: ‘Te llamaré de nuevo’”. Esa fue la última vez que la novia de Eugene supo de él.
Relató que alrededor del mediodía del sábado se sentía incómoda. Se metió en su coche para buscar a Eugene, pensando que aún podría estar varado en alguna parte. Condujo a través de North Miami y Miami Gardens, vecindarios familiares que Eugene frecuentaba para visitar a amigos y familiares.
“Me sentía preocupada. No podía hacer nada. Seguí llamando al teléfono”, afirmó. “Dejé mensajes que decían: ‘Rudy, llámame, estoy muy preocupada’”.
Amplió que Eugene nunca le había dicho a dónde iba esa mañana, y ella se sorprendió al escuchar los informes de que había estado en South Beach, horas antes de que atacara a un desamparado, Ronald Poppo.
Relató que el día anterior él le dijo que no quería ir a South Beach, debido a la fuerte presencia policial por las festividades de Urban Beach Week. Eugene había sido arrestado en el pasado por posesión de marihuana, le dijo que no quería ser arrestado.
En la noche del sábado aún no había tenido noticias del hombre al que ella llama “mi bebé, mi corazón”. Encendió el televisor para ver las noticias de la noche y escuchó una historia surrealista: un hombre desnudo, cerca del edificio de The Miami Herald, se abalanzó sobre un desamparado y le comió la cara. El hombre, con trozos de carne que le colgaban de los dientes, fue muerto a tiros por la policía.
“Me dije a mí misma: ‘¡Dios mío, eso es una locura’”, dijo. “Yo no sabía que se trataba de Rudy”.
Durante todo el día domingo hizo llamadas telefónicas para preguntar a sus amigos si habían visto a Eugene, y de nuevo recorrió las calles de North Dade en busca de su novio.
A las 11 a.m. del lunes recibió una llamada de un miembro de la familia de Eugene.
La persona que llamaba gritó la terrible noticia en el teléfono: “Rudy está muerto, Rudy está muerto”.
“De inmediato empecé a gritar”, dijo. “No sé cuándo colgué el teléfono, me puse histérica”.
Pero no fue hasta la tarde, cuando salió de su casa para llorar con el resto de la familia de Eugene en North Miami Beach, cuando escuchó noticias aún peores: el hombre al que todo el mundo estaba llamando el Zombie de Miami, era su novio.
Su reacción fue de incredulidad. “Ese no es Rudy, ese no es Rudy”, recuerda que decía en voz alta, en estado de choque.
“Nunca volveré a ser la misma”, confesó.
El hombre que estaba siendo presentado por los medios de comunicación como un “devorador de caras” o un “monstruo” no es el hombre que ella conocía, comentó.
Fumaba marihuana a menudo, aunque recientemente había dicho que quería dejar de fumar, pero no usaba drogas fuertes, e incluso se negaba a tomar medicamentos sin receta para enfermedades simples como dolores de cabeza, según ella. Era dulce y de buenos modales, recalcó.
La novia de Eugene tiene su propia teoría sobre lo que sucedió ese día. Cree que Eugene fue drogado sin saberlo. La única otra explicación, dijo, es sobrenatural: la de que alguien le echó una maldición de vudú. La novia, que a diferencia de Eugene no es haitiana, dijo que ella nunca había creído en el vudú, hasta ahora.
“No sé de qué otra manera explicar esto”, indicó.
Ella y Eugene se conocieron en el 2007. Mientras se encontraba en el tráfico en una calle de Miami, Eugene se detuvo junto a su auto y le indicó que bajara la ventanilla.
Ella lo hizo. “Pensé que era lindo. Le grité mi número y él me llamó en ese mismo momento. Nos conectamos de inmediato”.
Su relación de cinco años tuvo momentos difíciles. Se separaron durante varios meses en una ocasión, y luego volvieron a reunirse. Aseguró que sus problemas eran mayormente “de comunicación”.
Señaló que Eugene trabajó en un lavado de autos y que quería tener su propio negocio algún día.
Durante el tiempo que estuvieron juntos —relató—, Eugene se sentaba con ella por las tardes en la cama o en el sofá para leerle la Biblia. La llevaba consigo dondequiera que iba y a menudo citaba versículos de la misma a amigos y familiares, subrayó.
“Si alguien andaba perdido o no conocía a Dios, él les hablaba”, dijo. “El creía en Dios”.
Confesó que llora a menudo. La ropa y los zapatos de Eugene todavía están en su closet.
“Algo fuera de lo común pasó ese día. Yo no quiero que lo llamen el Zombie de Miami”, dijo. “El era un ser humano. Yo no quiero que lo recuerden de esa manera”.
El nunca fue violento con ella, afirmó.
Pero, según actas policiales, Eugene actuó con violencia al menos una vez y fue arrestado por cargos de asalto. En el 2004, amenazó a su madre y rompió muebles durante una disputa domestica, según los archivos del Departamento de Policía de North Miami Beach.
El reporte policial afirma que Eugene “asumió una posición de combate, con los puños cerrados” y amenazó a uno de los policías que acudieron.
La policía tuvo que usar un taser para someterlo.
“Gracias a Dios que están aquí, él me hubiera matado”, dijo a los agentes la madre de Eugene, Ruth Charles, según el reporte policial. Declaró a los agentes que, antes de que ellos llegaran, su hijo le había dicho: “Te voy a poner una pistola en la cabeza y te voy a matar”.
El miércoles, Charles dijo que, a pesar del incidente, ella y su hijo tenían una relación estrecha.
“Yo soy la persona que él más quería… él era un buen muchacho… él no era un delincuente”, afirmó a CBS-4, asociada noticiosa de The Miami Herald, en su casa de Miami Gardens.
Charles indicó a la estación que ella estaba hablando por primera vez para defender a su difunto hijo.
“Todo el mundo dice que él era un zombie, pero yo sé que él no es un zombie; él es mi hijo”, afirmó.
Amplió que el hombre que devoró el rostro de otro ser humano no era el hijo que ella conocía.
“No sé que le inyectaron para convertirlo en la persona que hizo eso”, apuntó, haciendo el gesto de inyectarse algo en el antebrazo.
Un amigo de Eugene desde que ambos eran adolescentes declaró el miércoles a The Miami Herald que Eugene había tenido problemas en los últimos años.
Joe Aurelus aseguró que Eugene le había dicho que quería dejar de fumar marihuana, y que amigos de Eugene estaban enviándole versículos de la Biblia.
“Yo estuve con él hace apenas dos semanas”, dijo. Ellos vieron una película en casa de un amigo, y Eugene tenía una Biblia en la mano.
“El estaba teniendo muchos problemas con su familia ” y saltando de un empleo a otro, dijo Aurelus.
“Rudy estaba batallando con el diablo”.


Bueno vasta ya. Ahora analicemos un poco la información:
Se hablo de un zombie o Caniabal en Miami
Se hablo del funeral del zombie/canibal
Se hablo de drogas que insitan a la violencia
Se hablo de una maldicion vudú
Se hablo de todo un poco....


En conclusión podemos determinar que los medios de comunicación son muy amarillistas y tratan de sacarle el jugo a cualquier noticia que se cruza por enfrente. En cambio sobre el acontecimiento visto sobre la autopista podemos decir que no estamos muy seguro con tanta información diferente no se puede determinar una realidad concreta... de aqui en adelante se los dejo todo a su imaginación.