Sexo en el cine

Polvos de cine: sexo real en películas no pornográficas

Hay una infinidad de películas que poseen escenas sexuales, pero ¿existen películas en las que las escenas de sexo hayan sido reales y no se considere pornografía? Por DAVID ALAYÓN

Sexo en el cine

A comienzos de los años 60, empezaron a romperse las barreras sobre lo que estaba permitido mostrar en una película y lo que no. Hasta entonces, el sexo en pantalla era algo algo que sólo mostraban algunas pequeñas productoras independientes y, por supuesto, la industria pornográfica. A partir de estos años, se comenzaron a incluir escenas de este tipo en películas orientadas al gran público. Totalmente simuladas, este tipo de filmes se consideraban eróticos. Aún quedaba mucho trecho para considerarlas pornográficas: el sexo no era ni real ni explícito.

Aunque no es lo usual, a lo largo de la historia se han rodado coitos en películas mainstream que han sido genuinos y auténticos. El acto sexual se ha llevado a cabo y en la mayoría de los casos se muestra de forma sutil combinado con planos explícitos. La mayoría de este tipo de películas son poco conocidas, de producciones underground y con actores de esos que no tienen estrella en el paseo de la fama. Sin embargo, hay algunos ejemplos recientes de que las cosas están cambiando, y para demostrarlo hemos escogido 8 escenas de sexo real en el cine contemporáneo.

Sexo demoniaco: Anticristo (2009)

Real

El ejemplo más reciente de sexo no simulado es la polémica e inesperada Anticristo de Lars Von Trier. Además de contar con un director de renombre, que fue el guionista, contó con actores como Willem Dafoe o Charlotte Gainsbourg. Aunque la película contiene numerosas escenas de un alto contenido sexual y violento, SexoReal es la escena de apertura, grabada a cámara lenta, en blanco y negro y acompañada del aria Lascia ch'io pianga. Sin embargo, ni Dafoe ni Gainsbourg estaban realmente ahí: Von Trier utilizó dobles de cuerpo.

Sexo musical: 9 canciones (2004)

Cine

Otro ejemplo de película polémica, esta vez orientada completamente al sexo. Dirigida por Michael Winterbottom, relata la historia de amor y sexo de Lisa (Margo Stilley), estudiante estadounidense que está pasando un año en Londres; y Matt (Kieran O´Brien), londinense que la conoce en un concierto de Black Rebel Motorcycle Club. A partir de ahí la película intercala las experiencias sexuales de ambos (o en solitario; Lisa juega con un consolador cuando Matt ya no puede más) con escenas de conciertos a los que van juntos de grupos tan conocidos como Primal Scream, The Dandy Warhols, Franz Ferdinand o Michael Nyman. Las escenas de sexo juegan con planos explícitos y sugerentes, ninguno es simulado. Podría ser perfectamente catalogada como pornográfica, pero con la aureola de autor de Winterbottom se estrenó en los cines de V.O. como si nada.

Sexo adolescente: Ken Park (2002)

peliculas

Película que narra la historia de un grupo de adolescentes de clase media de California. Toda la historia gira en torno a las aventuras sexuales que viven, contadas de una manera explícita desde la perspectiva de Larry Clark, un director que ya hizo algo similar con la perturbadora Kids (1995). Aunque la película cuenta con escenas explícitas de sexo en grupo, sexo oral o prácticas sadomasoquistas, la única escena de sexo real es una masturbación. Estuvo prohibida en diversos rincones del mundo, por ejemplo Australia, por las escenas de sexo relacionadas con adolescentes, y su cartel, que reproducía la foto superior, fue objeto de censuras varias. Para curarse en salud, Clark se aseguró de que todos los actores fueran mayores de edad.

Sexo para olvidar: The Brown Bunny (2003)

Sexo

El polifacético Vincent Gallo dirige, escribe y protagoniza esta película de un motorista que viaja y tiene todo tipo de aventuras sexuales para olvidar a la mujer de su vida. La película obtuvo muchas críticas negativas por el poco interés aportado y por la inclusión de una felación real para cerrar el film entre Gallo y la protagonista, Chloë Sevigny, que por entonces era pareja del actor-director. En varios foros se llegó a comentar que el único objetivo de introducir esta escena en The Brown Bunny fue conseguir promoción a base de polémica. La directora Claire Denis, que dirigió a Gallo en Trouble Every Day, sin embargo asegura que el pene que aparecía era una prótesis robada de aquella película, dejando entrever que la felación no era real.

Sexo documental: Inside Deep Throat (2005)

Sexo en el cine

Inside Deep Throat (Dentro de Garganta Profunda) es un documental sobre el impacto social, cultural y político que produjo en 1972 la película pornográfica Garganta Profunda. La película original fue estrenada en el momento más álgido del movimiento de liberación sexual en Estados Unidos. Este hecho junto con la cruzada del gobierno de Nixon consiguió que la pornografía alcanzara su máximo explendor de la mano de esta película. El documental estrenado en 2005 contenía una escena de 30 segundos de la película original y por tanto, aunque fuera de rebote, sexo real.

Sexo natural: Shortbus (2006)

Real

Después de su éxito con Hedwig and the Angry Inch (1998), John Cameron Mitchell decidió digirir una película para el gran público donde todo giraría en torno a sexo explícito y real de manera natural. Así nació Shortbus, una historia sobre un grupo de chicos neoyorquinos que pasan por diferentes aventuras amorosas y sexuales. La mayoría de las escenas de sexo, tanto hetero como homosexual, son totalmente reales, presentadas de una forma casi costumbrista.

Sexo artístico: Destricted (2006)

Cine

Conjunto de siete cortos dirigidos por Marina Abramovic, Matthew Barney, Marco Brambilla, Larry Clark, Gaspar Noé, Richard Prince y Sam Taylor Wood (Nowhere Boy), que exploran la delgada línea entre el arte y la pornografía. Cada corto gira en torno a distintas prácticas sexuales y la mayoría de las escenas son reales, que además de ofrecer sexo muy explícito lo muestra en ocasiones en su vertiente más dura y extrema.

Sexo dramático: All about Anna (2005)

peliculas

Los miembros de la productora de la película de All About Anna, Zentropa –de la que es artífice y copropietario Lars von Trier–, pensaron que el drama de la película se podría conseguir con mucho más realismo introduciendo escenas de sexo real. Por eso decidieron filmar la película de esta forma y poner a los actores un gran reto: protagonizar escenas de sexo real mientras actuan en diferentes situaciones traumáticas de una tensión emocional extrema. Podría considerarse perfectamente como una película pornográfica aunque finalmente se catalogó como erótica. Se equivocaron: esto es un drama con todas las de la ley.

Comentarios Destacados

17 comentarios - Sexo en el cine

@Rockman_09 -28
las escenas de sexo en las peliculas son TOTALMENTE INNECESARIAS, son irrelevantes
@Endimion32 +3
no te olvides....sexo argento "la mary".....
@kapo90 +3
Real

Esta película es fatal!! espectacular!!!

Cine
@cafe_con_leche +1
falto la de el cisne negro cuando se comen a nataly portman
@franco1923 +3
beto_tony dijo:muchachos dejen de poner en favoritos este post , porque sera?

Para ver las pelis cuando tengamos tiempo, por?
@aCostaxx +2
pásate el link para descargarlas ( solo si lo tienes
@Giusty90y
Sexo adolescente: Ken Park (2002)
Vi un comentario que dice:

Esta es por lejos la peor pelicula que he visto en mi vida... Genero: "Drama"... Por favor, es una pelicula erotica y como erotica es mala... Trama: "Una porqueria"... No tiene un argumento logico, es una secuencia de sucesos vacios y viciados que les sucede a esos adolescentes... Toda pelicula te deja algo al terminar de verla... Esta no me dejo absolutamente nada, tan solo saber que desperdicie 1 hora y media viendola... ¿Se puede decir mas?