Un caimán le arrancó la mano a un guía turístico


Un caimán le arrancó la mano a un guía turístico en pleno paseo

Ocurrió mientras el hombre entretenía a sus pasajeros dándole comida al reptil, desde una lancha típica de los pantanos de Florida. Más tarde, encontraron al animal, lo mataron y le extrajeron la mano del estómago.


Muchas veces, el hombre cree tener controlados los movimientos y reacciones de los animales salvajes, cree haberlos “domesticado”. Pero en cuantiosas ocasiones, las gracias e interacciones con este tipo de bestias, salen mal.

Esta vez, un caimán sorprendió a todos los tripulantes (en su mayoría turistas) de un barco en los pantanos de Florida, EE.UU., cuando el animal le arrancó de cuajo la mano al capitán y guía turístico, mientras este le daba de comer.

El accidente ocurrió el martes pasado cerca de Everglades City, a 128 kilómetros al noroeste de Miami. Fue en una 'airboat' (lancha característica) que pasean turistas por los pantanos del estado norteamericano, mientras el hombre divertía a sus pasajeros dándole comida al caimán, informó la oficina que investiga el caso.

“Un lagarto de Florida se comió la mano del capitán de la compañía de turismo Doug's Everglades Tours, mientras el hombre paseaba a seis turistas el martes en la tarde”, dijo a la agencia de noticias AFP, Jorge Pino, portavoz de la Comisión de Conservación de Pesca y Vida Silvestre de Florida (FWC, por sus siglas en inglés).

Los oficiales de FWC que pudieron identificar al caimán menos de una hora después de la mordida, lo mataron y lo operaron para extraer la mano de su estómago. “La mano estaba intacta y los médicos se alegraron de que pudimos rescatarla, porque hay más posibilidades de que no la pierda”, afirmó Pino.

Este miércoles, el paciente fue transportado a un hospital de la ciudad de Tampa, en el centro de Florida, donde se realizará una cirugía más compleja para poner de nuevo su mano al guía turístico.

Según el portavoz FWC, varios testigos del accidente, entre ellos turistas, contaron que el capitán le estaba dando comida al caimán, “y eso es un delito menor en segundo grado, porque estos son animales protegidos en Florida, por lo tanto estamos realizando una investigación para dar con el motivo de esta mordida”, indicaron.

Si las autoridades comprueban que el capitán de la lancha estaba alimentando al caimán, podría ser sentenciado a seis meses de prisión o al pago de una multa de 500 dólares, según establece la ley de Florida.

Los caimanes de Florida son una atracción turística para miles de personas que pagan entre 20 y 30 dólares por paseos de media hora en los singulares pantanos del estado, que cuentan con una fauna única, entre ellos estos reptiles similares al cocodrilo, pero más pequeños.

El diario local en español el Nuevo Herald, informó que no es la primera vez que un residente de la zona pierde una mano o una extremidad por un ataque de estos animales.

“En 2010, un joven perdió su mano izquierda de un mordisco propinado por un caimán y, recientemente, una anciana de 90 años perdió la pierna izquierda tras ser atacada en el patio de su casa por uno de estos reptiles”, informó el matutino.