Podrían ser usados en misiones de vigilancia


EE. UU. espiará Latinoamérica con drones


Las Fuerzas Aéreas de EE. UU. se plantean emplear aviones no tripulados que retirarán de Afganistán para misiones como la lucha antidrogas en Latinoamérica.


Mientras las fuerzas estadounidenses regresan de Afganistán, el Ejército de EE. UU. planea reubicar a algunos de sus aviones no tripulados en América del Sur y Centroamérica, según un artículo de la revista Wired.

La jefatura del Comando Sur, responsable de la cobertura de esa parte del continente, prevé el empleo de los modelos Predator, Reaper y Global Hawk en operaciones de lucha antidrogas, espionaje, contrainsurgencia y vigilancia marítima.

Los 'drones', utilizados anteriormente para llevar a cabo ataques y misiones de inteligencia en Afganistán, se emplearán en "misiones operacionales previamente desatendidas" incluyendo los comandos que operan en el Pacífico y América del Sur, dijo el Jefe de Estado Mayor de las Fuerzas Aéreas, el general Norton Schwartz, el pasado lunes.

Aunque se desconoce el número exacto de 'drones' que se enviarán a Sudamérica, algunos expertos cuestionan que estas medidas consigan abortar el tráfico de drogas.

Micah Zenko, del Consejo de Relaciones Exteriores, señaló en ese mismo medio que no tiene ningún inconveniente en el envío de 'drones' al Comando Sur, siempre y cuando se dediquen únicamente a misiones de espionaje.

Sin embargo, cabe señalar que este tipo de aviones son más conocidos por los ataques en zonas tribales pakistaníes sospechosas de albergar a terroristas, que se iniciaron en 2004, y que además de abatir a terroristas, también han acabado con la vida de unos 600 civiles, según las autoridades pakistaníes.

De acuerdo con Zenko, si el Ejército está tratando de encontrar realmente otros usos para los aviones después de su retirada de Afganistán, podría hacerlo respondiendo por ejemplo a la fuerte demanda de las Naciones Unidas en las operaciones de mantenimiento de la paz.