Aunque aseguran que se trata de un auténtico simio, yo tengo ciertas dudas. Sabemos que un mono puede bloguear dignamente, y el nuestro de la cabecera así lo demuestra de vez en cuando. Pero de ahí a ejercer de camarero sirviendo mesas y atendiendo a los clientes hay un mundo. Yo creo que éste es en realidad un japonés pequeñito y muy feo.

Un mono trabaja en un restaurante japonés


Pero en fin, cosas más raras se han visto. Si es un mono de verdad, está claro que los empresarios nipones empiezan a tener problemas para encontrar trabajadores en el mercado laboral.

No se, ¿a nosotros que les parece? ¿mono o japo?