Como "Dani, el Rojo", hay uno en un millón. Durante su juventud, este español de 50 años robó bancos y abusó de las drogas. Se recuperó y ahora cuida a estrellas como Lionel Messi. En diálogo con Infobae América, contó su increíble historia

De criminal a guardaespaldas de Messi

La historia de "Dani, el Rojo" –sutil juego de palabras para alguien que en efecto se llama Daniel Rojo– es digna de una novela negra. Una adolescencia marcada por las drogas y la delincuencia. Veinte años entre cárceles y atracos. Un final de rehabilitación, reinserción y trabajo con estrellas del rock y otras personalidades, como Enrique Bunbury, Andrés Calamaro y Lionel Messi.

En el marco del festival Buenos Aires Negra, organizado en la capital argentina, este personaje salido de un policial compartió con Infobae América sus aventuras como criminal y cómo pudo "convertir lo negativo en positivo" para salir de ese mundo y ser hoy un ejemplo social.

"Comencé a robar desde muy pequeñito, aunque quizás en mi cabeza no cabía el verbo 'robar'. Tenía 8 o 9 años y ya me atraía la adrenalina del llevarme algo a ver si me pillaban o no", admite "Dani, el Rojo". Vale destacar que creció en la España de la dictadura de Franco, en la que la principal preocupación de sus padres de clase media era poder darle educación y comida.