Condenaron a 18 años de prisión al ex baterista de Callejeros

El Rock Argentino se queda si un Genio, a la carcel


Eduardo Vásquez fue hallado culpable del crimen de su esposa, Wanda Taddei, a quien quemó viva. El Tribunal atenuó la pena porque se encontraba en estado de “emoción violenta”. Familiares de la víctima protestaron tras la sentencia

El ex baterista de Callejeros Eduardo Vásquez fue condenado hoy a 18 años de prisión por el crimen de su esposa, Wanda Taddei, perpetrado en febrero de 2010 cuando fue prendida fuego durante una pelea, pero el tribunal merituó los pedidos de perpetua de la fiscalía y la querella al considerar que el músico actuó "en estado de emoción violenta".

Sin la presencia de Vásquez, que prefirió no escuchar el veredicto, los jueces Luis Fernando Niño, Pablo Gustavo Laufer y Patricia Mallo lo condenaron por el delito de "homicidio calificado por el vínculo", pero atenuaron la pena "por su condición en estado de emoción violenta".

Por su parte, el fiscal del juicio, Oscar Ciruzzi, señaló como hipótesis que el tribunal pudo haber aplicado la emoción violenta porque "Vásquez estaba lo suficientemente nervioso, alterado como para tener conciencia de lo que hacía".

La duda sobre los motivos que los jueces encontraron para aplicar la emoción violenta se despejará el viernes de la próxima semana a las 17.30, cuando den a conocer los fundamentos de su veredicto.

Tanto el fiscal como la querella habían pedido que el ex Callejeros fuera condenado a perpetua por considerar probado que mató a Taddei y que tuvo intenciones de hacerlo, y adelantaron que leerán los fundamentos para luego apelar la resolución a la Cámara Nacional de Casación Penal para que la revise.

La audiencia comenzó por la mañana cuando Vásquez dijo sus últimas palabras antes del veredicto, en las que negó haber matado a Taddei.

"A la familia de Wanda no le guardo rencor. Pero me duele muchísimo que piensen que la maté. Ellos saben lo que yo quería a Wanda", sostuvo el músico ante los jueces.

Su abogado, Eduardo Guarna, había pedido la absolución al considerar que "no está acreditada la responsabilidad de Vásquez porque no se cuenta con certezas y plena prueba que pueda demostrar la exteriorizacion de la voluntad de matar".

Tras el veredicto, familiares de la víctima se mostraron sorprendidos y criticaron al tribunal por no haber condenado a Vásquez a perpetua.

El hecho por el que Vásquez fue condenado fue cometido en la noche del 10 de febrero de 2010 en la casa de la calle Pizarro 7083, de Mataderos, cuando el músico volvió de ensayar con su grupo y comenzó a discutir con Taddei.

En la pelea Vásquez y Taddei forcejearon con una botella de alcohol, cuyo líquido se demarró en ambos y la mujer, que resultó quemada en más de la mitad de su cuerpo, 11 días después falleció.

El músico dijo que fue un accidente, pero luego las pericias revelaron que las quemaduras que sufrió indicaban que el alcohol fue derramado de arriba hacia abajo, en un acto deliberado de querer provocar un daño..