Un brasileño de 50 años, no conseguía calmar el fuerte picor que tenia en la garganta. Tras varios intentos fallidos de calmar el picor con gárgaras y con sorbos de agua, cogió un tenedor y se lo introdujo para rascarse con el, pero la mala fortuna hizo que se lo acabara tragando. Y lo curioso es que no es la primera vez que se introduce objetos, este hombre sufre hipo crónico, algo muy molesto y le llega a desesperar hasta tal punto que tiene que intentar calmar los picores de la garganta con cualquier objeto que entre por la boca. Tuvo que ser intervenido de urgencia para sacarle el tenedor del esófago, afortunadamente la operación fue un éxito y se recupera.

El cirujano que lo opero afirma estar acostumbrado a sacar objetos del cuerpo por culpa de accidentes domésticos, pero que es la primera vez que tiene que extirpar un tenedor.


Quiso rascarse la garganta con un tenedor y se lo trago