El traslado de Máximo costó ¡US$80 mil!
Según una estimación de los gastos que genera el uso de un avión Boeing 757, el mismo modelo del Tango 01, realizada por el diario La Nación, el viaje que Cristina Fernández realizó a Río Gallegos para buscar a su hijo Máximo le costó al Estado unos 80 mil dólares. ¿Era necesario?
12/06/2012|14:33 comentá(8)
printmailA+A-
El traslado de Maximo K costo $500 mil Ampliar
Nos costó caro el viaje de Máximo...
VALOR AGREGADO

Fracasa el 'circo beat' de la Operación MáximoMáximo K internado, o el poder del Marketing Hospitalario"Tango 01, un taxi de lujo"
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) El viaje que realizó Cristina Fernández desde Buenos Aires a Río Gallegos, el domingo a la noche, para buscar a su hijo Máximo, le costó al Estado unos US$80 mil. En primer lugar, no se comprende la urgencia del viaje por una "artritis séptica en la rodilla", más cuando ya se había hablado de internación la semana anterior. En segundo lugar, es inexplicable por qué, en todo caso, el hijo de la Presidente no utilizó el avión sanitario de Santa Cruz.
Cabe recordar que tras arribar a Buenos Aires procedente de Río Gallegos, Cristina dio la orden de regresar a Santa Cruz para buscar a Máximo, subirlo en la fría madrugada patagónica y desembarcarlo en el Aeroparque Jorge Newbery con destino a Pilar, provincia de Buenos Aires.
Según informó el diario La Nación, tras una estimación de los gastos que genera el uso de un avión Boeing 757, el mismo modelo del Tango 01, el viaje costó unos 80 mil dólares.
Poner un Boeing 757 en el aire cuesta aproximadamente US$15 mil dólares -cómo mínimo- por hora. Teniendo en cuenta que la Presidente tardó aproximadamente 5 horas y media en viajar desde la Capital Federal a Santa Cruz el domingo a la noche para volver a Aeroparque cerca de la 1 de ayer, se habrían gastado unos 82 mil dólares.
Según afirmaron las fuentes aeronáuticas indagadas por La Nación, esa suma incluye los costos en combustible, el seguro de motores, el seguro de las partes del fuselaje y demás gastos "consumibles", como se denomina a los elementos como el filtro de aceite, cubiertas y luces, por ejemplo.
La cifra no tiene en cuenta, sin embargo, la espera en tierra del avión. En Río Gallegos, Cristina no bajó del Tango 01, sino que aguardó unos 20 minutos a que su hijo llegara al aeropuerto acompañado por su novia, Rocío García, y el médico presidencial, Luis Buonomo.
El uso del avión oficial por parte de la familia del jefe de Estado está permitido desde el 2004, cuando el entonces presidente Néstor Kirchner firmó el 31 de mayo el decreto 648. En dicha norma se establecieron los nuevos parámetros para la seguridad y organización de la vida del titular de la Casa Rosada y círculo más cercano. Así, tanto Máximo como Florencia Kirchner están habilitados para hacer uso de las naves, organización que lleva adelante la Casa Militar, bajo las órdenes del secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli. Lo mismo sucede con la salud de la familia presidencial, que está a cargo de la Unidad Médica Presidencial, dirigida por Buonomo.
La Presidente ayer también usó el helicóptero oficial H 01, durante la mañana, para visitar a Máximo internado en el Hospital Austral. Según pudo saber dicho diario, ida y vuelta entre Aeroparque y Pilar, lugar donde está emplazado el centro médico, arriba del Sikorsky cuesta unos US$8.000.
Nos costó caro a los argentinos la artritis de Máximo... ¡Ah, y en dólares!