Hace 57 años la fuerza bruta de la antipatria irrumpía violentamente sobre el pueblo masacrando a cientos de argentinos y argentinas en la más infame muestra de odio al pueblo.

Bombardeo a la Plaza, la génesis del Terrorismo de Estado

Ese 16 de junio de 1955 la Fuerza Aérea y la Aviación Naval atentaban contra el Presidente de la República mostrando que en su afán de acabar con todo vestigio de una Patria Justa, Libre y Soberana estarían dispuestos a ir hasta donde nadie se imaginaría. A las 12.40 del mediodía se descargaban sobre población civil, en una ciudad abierta, es decir sin defensas antiaéreas, 14 toneladas de explosivos, acabando con la vida de más de 300 personas y dejando miles de heridos.


No es el propósito de esta nota ahondar en detalles sino simplemente seguir manteniendo viva la memoria popular del hecho fundante del Terrorismo de Estado, que se continúo con los fusilamientos del 9 de junio de 1956, y concluyó con el Genocidio de la última Dictadura. Sabemos los hombres y mujeres que somos parte del Peronismo, que nos engrandece la respuesta pacífica de Perón y el Pueblo que no tomó venganza sino simplemente siguió dando muestras que somos personas democráticas y civilizadas, que estamos convencidos que la única solución es la democracia, el voto y la organización popular.


Por eso compañeros, es nuestro deber no olvidar ni perdonar, sino seguir bregando por la justicia y la memoria, para que nunca más nuestro pueblo sufra la barbarie y eso sólo lo conseguiremos con unidad, organización levantando siempre las banderas del Peronismo.


Seguinos
Twitter: @jovenesxscioli
Web: www.jovenessciolistas.com