Volverán a exprimir la ANSeS (4to. intento habitacional K)

En días de desaceleración de la economía, el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner apela, tal como ella misma ya lo hizo y su fallecido Néstor Kirchner lo intentó en 2 ocasiones, avanzar en un programa de viviendas populares. Debe recordarse que a causa de ese anhelo también prosperó el escandaloso plan Misión Sueños Compartidos, de Fundación Madres de Plaza de Mayo y Meldorek. Ahora se volverá a utilizar el dinero de los jubilados, a quienes se les sigue adeudando mucho dinero pese a la orden judicial de pagarles.

4to. intento habitacional K

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). La presentación es muy seductora, tal como lo fueron las anteriores promesas de planes de construcción de vivienda. El kirchnerismo ya se especializa en esos anuncios, luego nunca concretados. En 2 oportunidades lo hizo Néstor Kirchner (2005 y 2007, años de elecciones). Y Cristina lo anunció en 2011 (también año de comicios) y ahora, 2012, (cuando ella debe remontar una fuerte caída en su popularidad y en la actividad económica).

Es complicado hablar de tasa de interés fija en una economía con inflación del 25% anual.

Es difícil prometer viviendas con recursos públicos cuando el 'rojo' fiscal es creciente.

Es ridículo prometer más Estado cuando el Estado ya tiene una considerable cantidad de problemas.

Hay una conclusión inicial: el Estado vuelve al 'ladrillo' como herramienta de reactivación, pero en 2003 a 2007 los recursos fueron privados: el ahorro que no iba a los bancos se aplicaba a inmuebles. Ahora el Estado sabe que no puede canalizar el ahorro privado y lo intentará con los recursos de la ANSeS (o sea de los jubilados) y el Tesoro Nacional.

El titular de la ANSeS, Diego Bossio, dijo que inyectarán $20.000 millones, además de ser "una inversión segura y rentable para el Fondo de Garantía de Sustentabilidad de ANSES, que aportará parte de los recursos para llevar adelante el plan". (?)

En cuanto al Tesoro Nacional, también mencionado como financista, viene siendo ayudado por el Banco Central (al que se le obliga a 'fabricar' utilidades) para afrontar sus cuentas.

Hay algunos datos que se le escaparon a Axel Kicillof, el 'gran explicador' en el Salón del Bicentenario donde se presentó la propuesta del Ejecutivo Nacional.

A diferencia de lo que sucedía en 2004 / 2006, cuando el gasto primario se expandía a un ritmo más bajo, durante los últimos 5 años y medio la tasa de crecimiento mensual del gasto primario del sector público nacional siempre superó un 30% interanual, promediando un aumento del 34% interanual en todo el período 2007 / 2012. La contracara de esta política de gasto “constante” y pro-cíclica (gasto creciendo más que PBI nominal) fue el deterioro fiscal. El resultado fiscal primario sin
recursos extraordinarios del sector público nacional (SPN) se deterioró 5 puntos porcentuales en términos del PBI, pasando de 4% (2004) a -1% (2012).

No obstante, el gobierno continúa con su política fiscal expansiva.

Sin embargo, la actual desaceleración del nivel de actividad agrava el problema fiscal, porque el ritmo de crecimiento de los recursos impositivos también se ha desacelerado marcadamente. No sólo el menor nivel de actividad, sino también las
trabas a las importaciones impactan negativamente en la recaudación. Puntualmente, la recaudación de la AFIP creció sólo 20.5% nominal en mayo, lo que supone una caída en términos reales.

Esta desaceleración de la expansión de los ingresos en términos reales es una clara manifestación del “enfriamiento con inflación” que sufre nuestra economía.

La variable protagonista del ajuste del gasto público son las transferencias discrecionales a provincias que cayeron 15% a/a en abril, acumulando un alza de apenas 7% en lo que va del año. Este componente abarca principalmente obra pública y planes sociales que la Nación giraba a través a de sus ministerios.

Además los recursos que reciben las provincias por la coparticipación se incrementaron un 16% aproximadamente, lo que representa el menor incremento desde la crisis de 2009. Este aumento interanual no llega siquiera a compensar el
aumento de los precios, poniendo de manifiesto una caída en términos reales de los ingresos provinciales.

Pero el Estado Nacional afirma que cuenta con los recursos para avanzar en su Procrear:

> 100.000 préstamos para viviendas que beneficiarán a 400.000 personas de entre 18 y 65 años, sin un tope mínimo de ingresos y por plazos de entre 20 y 30 años por montos de hasta $350.000.

> 100.000 puestos de trabajo en forma directa en el 1er. año, y otros 100.000 en forma indirecta. Gerardo Martínez, secretario general de la Unión Argentina de la Construcción de la República Argentina, feliz.

> Las tasas de interés irán del 2% anual al 14% anual, con una relación cuota-ingreso del 40%.

> Cada línea fue diseñada para que pueda saldarse en su totalidad, ya sea con o sin terreno previo. El Estado aportará 1.700 hectáreas de tierras fiscales en las 23 provincias argentinas.

Excelente noticia, el problema es que esta idea neokeynesiana de Axel Kicillof parece inviable más allá del subsidio renovado a las constructoras amigas del Estado.

"Se inyectará en la economía una masa de recursos que viene a sustituir aquella demanda que la banca hipotecaria privada no pudo satisfacer", dijo Kicillof.

"En el 2009, el Banco Hipotecario otorgó 7.500 préstamos para las viviendas. Actualmente, sólo uno está en mora. Este es otro ejemplo de que el Estado puede hacer un plan realista para que los ciudadanos puedan acceder a los créditos. El programa que anunció la Presidenta va en esta misma línea", sostuvo Diego Bossio.

Los presentes aplaudieron, festejaron y se marcharon felices a continuar en su burbuja K.

cris