Pasó 87 horas con su mano sobre un BMW para quedárselo


PEKIN, China.- Un curioso certamen organizado por una empresa inmobiliaria tuvo como ganador a un muchacho que superó las expectativas de propios y extraños y se convirtió en un nuevo hombre record.

El concurso consistía en apoyar la palma de la mano sobre un BMW y resistir así el mayor tiempo posible. El que lograra aguantar más, se quedaría con el vehículo. Finalmente, tras cuatro días y tres noches de competencia, Song Changijang se convirtió en el único de los 120 participantes que resistió en esa posición y se hizo acreedor del auto de lujo.

El reglamento preveía que los concursantes tendrían 15 minutos de descanso cada cuatro horas, y ese tiempo era utilizado para comer, dormir e ir al baño.

A la hora de consagrase ganador, el joven de 27 años apenas si pudo firmar el recibo que lo acreditaba como vencedor. Sus brazos estaban amortiguados y pese a que intentó poner el coche en movimiento, no logró hacerlo. (Informe 21 – Especial)