Puede que esta nota (copypasta de otro post mío en un foro local) esté orientada a perú, pero la amenaza que relato a continuación afecta de igual forma a los demás países firmantes del acuerdo de libre comercio entre perú, Colombia y la Unión Europea. Así que si vives en alguno de esos territorios, preocúpate.

Mientras la prensa peruana infla el tema del TLC con la Unión Europea con el cuento de la "inclusión social", "la inversión", entre otros cuentos (propaganda aquí), muchos ignoran que este acuerdo esconde una peligrosa medida contra la privacidad en su apartado de propiedad intelectual.

El artículo 254 del tratado con la Unión Europea establece que los "dueños de derechos" (ej. una disquera o el mismo gobierno) pueden forzar a un proveedor de comunicaciones (internet, correos, teléfono, transportes, etc.) a monitorear a sus clientes bajo el pretexto de la piratería y rendir cuentas a ellos. Paradójicamente, este artículo se llama "Inexistencia de obligación de supervisión".



1. Ninguna parte impondrá a los proveedores de servicios, cuando presten los servicios cubiertos por los artículos 251,252 y 253, una obligación general de supervisar la información que transmitan o almacenen, ni una obligación general de buscar activamente hechos o circunstancias que indiquen actividades ilícitas.

2. Las partes podrán ESTABLECER OBLIGACIONES para que los proveedores de servicios informen con prontitud a las autoridades públicas competentes sobre PRESUNTAS actividades ilícitas llevadas a cabo o sobre información proporcionada por receptores de sus servicios, o la obligación de comunicar a las autoridades competentes, a solicitud de dichas autoridades, información que permita identificar alos destinatarios de su servicio con los que hayan celebrado acuerdos de almacenamiento.



No importa qué cosas niegue el primer párrafo, el segundo lo contradice claramente y permite que los proveedores de comunicaciones sean FORZADOS a monitorear a sus usuarios, siendo esto una violación de intimidad legalizada.

Y no solo eso, con otras medidas que se vienen (como una infame ley de "marcas conocidas" que pretende acobijar a los trolls de patentes en el perú) esto fácilmente podría dar lugar a las formas de extorsión que se emplean en EUA y Alemania bajo el cuco de la piratería, además de brindar impunidad a las operadoras de telecomunicaciones que tienen actualmente el mal hábito de distorsionar o interceptar el tráfico de sus clientes.

Un solo artículo es capaz de hacer mucho daño como pueden ver. Y lo más triste es que esta denuncia ya tiene más de un año de antigüedad, la prensa local simplemente lo ignoró aun bajo la campaña electoral.

Algo más, en Perú y Colombia solo se tienen acceso a los borradores de forma oficial que datan del 2010. El tratado fue firmado en Abril del 2011 y pese a esto no se publica el texto final, hay una evidente falta de transparencia por parte de los gobiernos que lo han venido aceptando.

Los borradores los pueden ver aquí (primera parte) y aquí (segunda parte). El citado artículo está en la segunda parte, a partir de la página 72.

El acuerdo de marras amenaza ratificarse el día 26 de Junio, en medio de dudas por parte de los europeos, que por esos días van a lanzarse contra un tratado parecido (ACTA). La prensa local soltó a los bots para minimizar el impacto de esta denuncia en las redes sociales, así que solo me queda difundir esto fuera de perú. Y a ver si le pasan la voz a los europeos, porque este ACTA en miniatura también los va a joder.

Y esto es muy aparte de otra amenaza que se viene: el TPPA.