Este fin de semana se definió el US Open de golf, uno de los cuatro Majors que se disputan a lo largo del año. El local Webb Simpson tuvo una jornada final fabulosa, ya que remontó seis golpes de diferencia con Furyk, hundido en la última vuelta, y se quedó con el título.
Todo parecía desarrollarse con normalidad, y era el momento de entregarle el trofeo al flamante campeón. Simpson charlaba con la transmisión oficial, en el momento que un intruso con un estrafalaerio atuendo interrumpió la ceremonia en la que se entregaba el premio al ganador.
Sin dudas, jamás meditó las consecuencias que podría traerle tremendo atrevimiento. Para su mala fortuna, fue derechito y sin escalas al calabozo.
Mirá el instante en el que el individuo, de identidad desconocida, se cruzó delante de cámara.

link: http://www.youtube.com/watch?v=aYo93hT3yoE&feature=player_embedded