Estados Unidos Boicotea otro País Latinoamericano

Foto: Elheraldo.hn

Lo que parecía no probable, sucedió este viernes en Paraguay, el congreso de ese país destituyó al presidente de la república, Fernando Lugo,  de sus funciones constitucionales, impidiendo así que terminara su mandato,  el cual terminaría el año entrante.
Las acusaciones que le hicieron desde el congreso,  generan más dudas  que claridades, sobre las razones que conllevaron a su destitución, lo cual plasmado en un juicio a la carrera, saltándose las salvaguardas de un debido proceso, en que el acusado tenga el necesario tiempo de preparar su legítima defensa, inducen a pensar que hay intereses mezquinos,  de los partidos políticos tradicionales en toda esta jugada.
Hay que hacer una retrospectiva, para entender la situación, Fernando Lugo,  es lo que denominan un outsider de la política paraguaya, ya que al momento de aspirar a la presidencia no pertenecía al poderoso Partido Colorado, soporte de la dictadura de Stroessner , ni tampoco al Partido Liberal, del cual forma parte su vicepresidente, Federico Franco.
Por lo tanto,  las bases de su futuro gobierno resultaron minadas por la falta de apoyo congresual, esto unido a un deseo de reformas profundas de parte de Lugo para el Paraguay, hizo disparar las alarmas de los partidos Colorado y Liberal, para buscar argumentos de justificación, para producir la encerrona al proceso democrático que se dio el viernes.
Los argumentos esgrimidos por los golpistas, carecen de envergadura para estremecer los cimientos del sistema democrático paraguayo y latinoamericano, se le acusa de ser responsable de unas muertes ocurridas durante la toma de unos terrenos  por parte de unos campesinos sin tierra, los cuales pertenecen a uno de los senadores que dirigieron la conjura en el congreso.
El presidente  condenó esos hechos, y había  prometido una investigación independiente para esclarecerlos, cosa que no contentó a los congresistas aludidos, ya que vieron en esta provocación,  la oportunidad de salir del presidente, que dicho sea de paso no buscaba la reelección y su mandato culminaba el año que viene.
El partido liberal, del cual Federico Franco, el presidente sustituto es miembro, ha apoyado el golpe bajo el cálculo de que esa forma le puede ir mejor en los próximos comicios, porque entienden que desmarcándose de la política de Lugo, podrían hacerse más potables en algunos grupos económicamente poderosos, y así optar por dirigir el poder ejecutivo en el próximo período.
La verdad que estos hechos siembran un mal precedente en el continente , porque los hechos que se le imputan a Lugo para justificar su derrocamiento, son cosas de chistes, comparadas con las que han hecho otros mandatarios de Paraguay  y América Latina, sin que se haya visto estos nefastos resultados, los cuales en vez de traer paz y concordia a esa empobrecida nación, amenazan con traer inestabilidad política e ingobernabilidad en nombre de una legalidad tuerta que actúa de una forma hipócrita, para mantener el actual status de exclusión social y económica en el cual viven millones de pobres de ese país.
 Para entender esto miren este Video:



link: http://www.youtube.com/watch?v=rr81qyjz-mE