Nuevo gabinete en Paraguay

El presidente de Paraguay, Federico Franco, completó este lunes su gabinete de ministros con el nombramiento de sus nuevos colaboradores, mientras el depuesto Lugo nombró un “gabinete de recuperación democrática”.

El nuevo presidente de Paraguay, Federico Franco, nombró este lunes a los nuevos ministros de su gabinete, pero dejó sin cubrir el Ministerio de Hacienda, que quedó vacante tras la renuncia de Dionisio Borda.
A los titulares del Interior, Carmelo Caballero, y de Relaciones Exteriores José Félix Fernández Estigarribia, se sumaron Horacio Galeano Perrone, en Educación y Cultura; Enzo Cardozo en Agricultura y Ganadería; y Enrique Salyn Buzarquis, en Obras Públicas y Comunicaciones. El gabinete se completa con María Liz García de Arnold en Defensa Nacional; Antonio Arbo en Salud Pública; María Lorena Segovia Azucas en Justicia y Trabajo; y Francisco Rivas en Industria y Comercio.

El gabinete de Lugo

Los ministros asumieron esta mañana en una ceremonia realizada en el palacio de gobierno, mientras en otro punto de la ciudad el destituido presidente Fernando Lugo instaló un "gabinete de recuperación democrática". Según explicó Lugo en rueda de prensa, esta iniciativa apunta a "mantener el proceso democrático, la institucionalidad y el funcionamiento eficaz y eficiente del Estado".
Entretanto, el nuevo gobierno de Paraguay acusó a los países del Mercosur de haberlo condenado "obviando los procedimientos regulares" y "sin que se haya dado oportunidad alguna al Estado afectado para pronunciarse sobre el particular".

paraguay
Fernando Lugo (foto de archivo).

Réplicas al Mercosur

Un comunicado de la Cancillería de Asunción rechazó la decisión, adoptada este domingo por los países miembros y Estados Asociados del bloque regional, que excluye a Paraguay de la cumbre de presidentes, a realizarse jueves y viernes en la ciudad argentina de Mendoza.
"La declaración, curiosamente, adolece del mismo defecto que se atribuye al proceso interno paraguayo que le dio origen, y que se califica impropiamente como de ruptura del orden democrático, por no haberse respetado el debido proceso", indica la nota oficial. Sostiene nuevamente que "en el juicio político entablado en el seno del Congreso Nacional al entonces presidente Fernando Lugo, de conformidad con las disposiciones constitucionales aplicables, se otorgó a éste la oportunidad de ejercer su defensa, como en efecto lo hizo".
Paraguay opina que "la declaración del Mercosur en nada contribuye a la paz y la tranquilidad pública del Paraguay, ni a la integración regional, y se extralimita al descalificar decisiones adoptadas, en uso de sus legítimas atribuciones, por el Poder Legislativo paraguayo, tan electo por el pueblo como el ex presidente Fernando Lugo y el presidente Federico Franco.

Fuente: dpa

Editora: Emilia Rojas