Un hombre de 49 años fue condenado a 17 años y medio de prisión por grabar a escondidas a mujeres y niñas que tomaban el sol en una máquina de rayos UVA que instaló en el exterior de su vivienda de Florida, Estados Unidos.

Marcha preso por filmar nenas tomando sol


Según la documentación judicial incluida en el registro electrónico de Florida, la jueza estadounidense Marcia Morales también condenó el lunes a Doyce Dean Griffis a diez años de libertad condicional, después de que éste se declarara culpable en febrero de cinco delitos relacionados con pornografía infantil.

El condenado espió y grabó a mujeres y niñas que utilizaban una máquina de rayos UVA instalada en el exterior de su vivienda y que explotó comercialmente durante más de una década.

Los investigadores descubrieron que entre febrero de 2000 y abril de 2011 Griffis, de la localidad de Starke (Florida), cobraba dos dólares por utilizar esa máquina y, con ayuda de un espejo translúcido, grababa cómo las clientas, entre ellas al menos veinte menores, se desvestían.

“Griffis producía, coleccionaba y mantenía las grabaciones sexualmente explícitas para su propia satisfacción”, aseguró la Fiscalía del Distrito Sur de Florida en un comunicado, en el que indicó que el condenado “mantenía detalladas notas sobre las características físicas y sexuales de sus clientas”.

Además, cuando fue detenido Griffis tenía en su computadora más de un centenar de vídeos y fotos de pornografía infantil descargados de internet.