Nueva Droga Canibal: Sales de baño ¿Zombies?


Es un nuevo tipo de droga LSD que convierte a las personas en brutales monstruos con una fuerza descomunal, que puede terminar en hechos de violencia desproporcionada, como ocurrió en Miami, con Rudy Eugene, que se negaba a dejar de comerse el rostro del habitante de calle Ronald Poppo.

Esta droga, según expertos, contiene metilendioxipirovalerona (MDPV), una droga alucinógena que tiene un aspecto y efectos similares a los de la cocaína sintética.

Además de darle al consumidor una fuerza descomunal, le acelera su ritmo cardiaco, aumenta la presión sanguínea y produce un calor interno potente, que trae como consecuencia que las personas se desnuden.

Esta droga tiene un efecto adicional, y es que suprime el dolor en quienes la consumen, lo que ayuda a que no reaccionen a la violencia física o las advertencias de otros de usar la fuerza o incluso cuando han recibido disparos.

El consumo de esta sustancia de la que poco se sabe aún ha ido aumentando paulatinamente en el país. La DEA tomó algunas medidas y prohibió unas sustancias que se usan para fabricarla: la mephedrona, la metylona y el MDPV.

Se le conoce como sales de baño aunque no tienen nada en común con las que utiliza la gente para relajarse en la tina. En el mercado son conocidas como paloma roja, púrpura, onda lunar, marfil puro, ola de marfil, cielo de vainilla, bendición o relámpago blanco.

¿Cómo la consumen? de formas muy diversas. Pueden fumarla, inhalarla o inyectársela.

Otro aspecto que tiene preocupada a las autoridades es que es una droga relativamente barata: puede ser encontrada en el mercado por 20 dólares (menos de 40.000 pesos).



SÍNTOMAS DE UN CONSUMIDOR

Uno o más síntomas de estos pueden presentarse en una persona que haya consumido sales de baño. En algunos casos la droga puede ser mortal.

- Fiebres tan altas que producen insuficiencia renal o fallas en otros órganos.

- Episodios psicóticos. La persona se puede mostrar muy intranquila, no calmarse con sedantes o incluso con descargas eléctricas.

- Rabia homicida que puede causar episodios caníbales, que la persona cometa suicidio o que intente matar a otro a través de otros métodos.

- Confusión mental y desorientación. Este síntoma podría durar meses.

- Ausencia de dolor.


droga

El hombre que se comía el rostro de otro en Miami, y que ha pasado a ser llamado el 'caníbal' de Miami ha sido identificado como Ruby Eugene, de 31 años, un afroamericano con un historial de tráfico y consumo de drogas que, al parecer, actuó bajo los efectos de una nueva droga conocida como 'sales de baño', un derivado artificial de la cocaína cuyos cristales se parecen mucho a los sales relajantes musculares, según informe que destaca hoy el diario El Mundo. es de España.

El lunes, su ex esposa no sabía cómo explicar lo sucedido. "No diría que tenía problemas mentales, pero siempre creyó que toda la gente estaba contra él. Que nadie le defendía", dijo Janney Ductant a la filial local de la cadena ABC.

Eugene murió el sábado por la tarde abatido por un policía, después de que se abalanzara desnudo contra otro hombre, en un paso peatonal del viaducto McArthur en el centro de Miami. El 'caníbal' le arrancó totalmente la cara con sus dientes, comió parte de los pómulos, la nariz y un globo ocular.

El policía intentó impedir que siguiera atacando a la víctima y le disparó en la pierna. Pero no fue suficiente para detenerlo. Eugene se giró hacia el policía, gruñó algo y siguió masticando la carne humana, según un testigo identificado como Larry Vega. El agente terminó por abatirlo con seis disparos.

La víctima todavía no ha sido identificada y sigue en estado crítico en un hospital de la ciudad. "Esperemos que se recupere, por su bien y para que pueda contarnos lo que sucedió. Sólo él lo sabe", dijo el sargento Javier Ortiz, vicepresidente del sindicato de la policía de Miami.

Por su parte, el policía que mató a Eugene, y que tampoco ha sido identificado, se encuentra bajo tratamiento psiquiátrico.


canibal

Charles Baker, de 27 años de edad, fue detenido después de que mordiera el brazo de una persona y resistirse a las autoridades, cuando se encontraba bajo algún efecto de “droga desconocida”, informaron las fuentes policiales.

Según un informe de la oficina del alguacil del condado de Manatee, en la costa oeste de Florida el hecho tuvo lugar en la casa de la novia de Baker, donde se presentó para visitar a sus hijos, cuando le abrieron la puerta este comenzó a maldecir, a gritar y a quitarse toda la ropa.

Baker siguió gritando, empezó a lanzar los muebles alrededor de la casa y cuando otro hombre, identificado como Jeffrey Blake, de 48 años y que se encontraba en la casa, intentó detenerlo, lo mordió y le arrancó un trozo de carne de un brazo.

La víctima logró someterlo hasta que agentes de la policía se presentaron en la vivienda en el momento del suceso, ocurrido el miércoles por la noche.

“Cuando los agentes llegaron, Blake liberó a Baker, quien se levantó y no acató las órdenes de los policías, los encaró, tensó su cuerpo, apretó los puños y gritó”, según el comunicado de la oficina del Alguacil.

Después de aplicarle varias veces la pistola de descargas eléctricas, las autoridades lo arrestaron y lo trasladaron a un centro médico para someterlo a una evaluación antes de llevarlo a la cárcel.

El caso de este hombre, que afronta un cargo de agresión con agravante, se suma a otros dos ocurridos recientemente en el sur de Florida y cuyos protagonistas también han sido identificados como “caníbales” por los medios locales.


de



TEXAS.- Otra víctima cobró la denominada "droga caníbal" en Estados Unidos, esta vez eso sí fue un inocente y manso perrito que fue atacado por un hombre bajo los efectos de los malditos y letales alucinógenos

El hecho ocurrió en la ciudad de Texas y fue protagonizado por un joven de 22 años quien mató y se comió a su propio perro, en un arranque que impactó a todos los testigos del vecindario, quienes no podían creer el inusual ataque.

El individuo fue identificado como Michael Daniel y fueron sus mismos familiares los que llamaron a la policía para alertar que el hombre estaba atacando a un vecino mientras emitía ladridos y gruñidos.

Según informó el potal ABCActionNews, al cachar que no pillaría a su vecino el joven se lanzó sobre el perro de la familia. Luego de golpearlo y estrangularlo, se lo comió a mordiscos ante la atónita mirada de los presentes.

Una vez capturado, el muchacho fue llevado a un hospital, pues se sospechaba que estaba bajo efecto de la "droga caníbal", también conocida como "sales de baño", "droga zombie" o "Ivory wave", el estupefaciente más controvertido y temido de la actualidad en Estados Unidos.



¿Se viene un ataque zombie?