La Prueba de Turing en acción

El robot platicador Eugene Goostman, la creación de Vladimir Veselov, quien creara el software que le diera la personalidad de un niño de 13 años, ganó el primer premio en la Prueba de Turing, evento que se llevó a cabo el 23 de junio, conmemorando los 100 años del nacimiento del científico británico.

Alan Turing propuso la idea del juego de la imitación, el cual se conoce como la ‘Prueba de Turing’ desde 1950. La idea era responder a la pregunta: “¿Pueden las máquinas pensar?”. Los detalles y precisiones pueden verse en el artículo que se publicó al respecto en Mind.

Para ganar en este juego, la máquina debía convencer a seres humanos que estaban conversando con otros seres humanos al menos el 30% del tiempo de la plática. Hasta ahora ninguna máquina había podido ganar. Sin embargo el concurso de este año en Blethley Park, donde Turing trabajó en el desciframiento de los mensajes alemanes codificados en la Segunda Guerra Mundial, fue el más grande de todos los tiempos, con 30 jueces intercambiando mensajes con otros 30 personas (25 humanos y 5 programas). Evidentemente los jueces ni los humanos podían ver quién estaba del otro lado del monitor.

Y aunqe se le entregó el trofeo Colonnade al robot platicador de Veselov, solamente convenció a los jueces 29% del tiempo de la plática por lo que estuvo cerca de ‘pasar’ la famosa prueba. Al autor del programa se le preguntó por qué le había dado la personalidad de un niño de 13 años de Ucrania. Veselov explicó: “13 años no es muy viejo para saberlo todo ni muy joven para no saber nada”.

Si quiere llevar una conversación con el chatbot Eugene Goostman, puede intentarlo en línea directamente.

http://www.princetonai.com/bot/bot.jsp

Cuatro de los cinco programadores participantes en el concurso ya habían ganado el premio Loebner y su ganador, Vladimir Veselov, había sido segundo lugar tres veces. En segundo sitio quedó Robby Garner con JFred. El tercer puesto fue para Rollo Carpenter con su CleverBot.