Asignación universal por hijo


Beneficia a trabajadores informales, desocupados y servicio doméstico que tengan hijos menores de 18 años, y embarazadas. La implementación de la AUH está logrando los objetivos del gobierno sobre la reducción de la indigencia, cuya tasa cayó más del 50%.


requisitos para cobrar asignación universal por hijo


Todas las mujeres embarazadas podrán acceder, a partir de mayo, a la Asignación por Embarazo "desde la semana 12 de gestación hasta el nacimiento o interrupción del embarazo, siempre y cuando no exceda las seis mensualidades", según explica el Boletín Oficial del pasado lunes. Conforme al Decreto de su creación, "la Asignación Familiar tiene por beneficiarias a aquellas mujeres que carecen de cobertura de Obra Social, con las excepciones previstas en la presente resolución y comprendidas, en consecuencia, en el 'Plan Nacer'".

La Administración Nacional de la Seguridad Social informó, mediante la Resolución 235/2011 publicada en el Boletín Oficial, que los requisitos que se le exigen a la mujer embarazada para acceder a la Asignación por Embarazo para Protección Social son los siguientes:

a) presentar la solicitud respectiva dentro del período indicado en el artículo que antecede a través del Formulario que a tal fin diseñe la Gerencia Diseño de Normas y Procesos.

b) acreditar el estado de embarazo mediante la inscripción en el Plan Nacer del Ministerio de Salud.

c) acreditar que tanto ella como su cónyuge o concubino son desocupados, o monotributistas sociales o se desempeñen en la economía informal o en el servicio doméstico percibiendo una remuneración igual o inferior al salario mínimo, vital y móvil.

d) no encontrarse alcanzada por alguna de las incompatibilidades mencionadas en el artículo 9º del Decreto Nº 1602/09, ni ser beneficiarios de ninguna otra asignación familiar, excepción hecha de la Asignación Universal por Hijo para Protección Social.

e) no tener cobertura de Obra Social, a menos que la embarazada, su cónyuge o concubino sean monotributistas sociales, personal del servicio doméstico o trabajadores de temporada declarados con reserva de puesto de trabajo.

f) cumplir con las demás exigencias que se establecen en la presente reglamentación.

En la Resolución se explica que "la percepción de la Asignación por Embarazo para Protección Social es compatible con el cobro de la Asignación Universal por Hijo contemplada en el artículo 14 bis de la Ley Nº 24.714".

Otro artículo de la norma aclara que "la Asignación por Embarazo para Protección Social, se abonará a partir del 1º de mayo de 2011, sin generar derecho a retroactividad alguna por los meses de gestación previos a dicha fecha".

Turnos para la Asignación por Embarazo
Desde el 20 de abril, ANSES otorga turnos para efectuar el trámite de la Asignación por Embarazo para Protección Social. Los mismos se pueden obtener a través del número de teléfono 130 o desde de la página de Internet, www.anses.gob.ar, sección Trámites en Línea.

Una vez obtenido el turno, las beneficiarias deberán presentarse en las oficinas de ANSES con el formulario “Solicitud Asignación por Embarazo para Protección Social”, debidamente cumplimentado por el profesional que acredite el estado de embarazo. Dicho formulario se puede obtener en www.anses.gob.ar, sección formularios/asignaciones-familiares.

ayuda

El monto a percibir mensualmente es de $176, lo que representa el 80% del monto total de la asignación, que consiste en $220. Los $44 restantes, correspondientes al 20%, se acumularán mensualmente para ser percibidos después de ocurrido el nacimiento. Una vez que esto sucede, por medio de la acreditación de la partida de nacimiento, se percibirá la Asignación Universal por Hijo.

La medida abarcará a un número estimado de 177.177 nuevos beneficiarios, es decir el 21,3% aproximadamente de los nacimientos por año, con un costo estimado de 234 millones de pesos en 2011.

La asignación está destinada a las mujeres desde la semana 12 de gestación hasta el nacimiento o interrupción del embarazo. Las beneficiarias tienen que estar desocupadas; ser monotributistas sociales sin ninguna prestación contributiva o no contributiva; desempeñarse en la economía informal o en el servicio doméstico y percibir un salario igual o inferior al salario mínimo vital y móvil.

Presentación de la Libreta de Seguridad Social, Salud y Educación

ANSES ya recibió, desde su puesta en funcionamiento a comienzos de abril, más de 33.675 mensajes de texto para solicitar turnos que permitan la presentación de la Libreta de Seguridad Social, Salud y Educación en sus oficinas. Esta opción se implementó desde el 1º de abril y complementa al servicio telefónico y el de la página de Internet.

ANSES, que cuenta con la infraestructura tecnológica necesaria para procesar esa gran demanda, otorgó los turnos sin inconvenientes, de manera rápida y eficaz.

El director ejecutivo del organismo, Diego Bossio, destacó que “este nuevo servicio se incorporó para que los beneficiarios tengan diferentes alternativas de contactarse con ANSES.Gracias al sistema de turnos pueden acercarse a nuestras oficinas un día y con un horario fijado de antemano”.

Para obtener el turno, los beneficiarios deben enviar un mensaje de texto al número 26737 con el siguiente texto:

- TURNO (espacio) LIBRETA (espacio) N° DE CUIL DEL TITULAR (del adulto responsable, sin espacios ni guiones).

En el momento, el titular recibe los datos del turno a través de otro mensaje de texto, en el que se le indica el día, el horario y la dirección adonde debe concurrir con la libreta.

Otros canales para obtener los turnos
Los beneficiarios también pueden comunicarse al número gratuito 130, ingresar a la página web del organismo (www.anses.gob.ar), o concurrir a cualquier delegación de atención al público.

Los titulares que aún no recibieron la Libreta pueden obtener un formulario denominado “Asignación Universal – Salud, Educación y Declaración Jurada” a través de la página de Internet de ANSES, en la sección Autopista de Servicios – Asignación Universal por Hijo – Dónde y cuándo cobro, o retirarlo en cualquier oficina del organismo sin turno previo.

Tanto la Libreta como el formulario, debidamente cumplimentado, sirven para acreditar los requisitos de salud, vacunación y educación de los niños y adolescentes, como también la condición laboral del adulto responsable que prevé la AUH.

¿Quiénes tienen que pedir el turno?
Los beneficiarios que ya tienen la Libreta o el formulario completo y cobraron la Asignación Universal durante 2010. La presentación de la Libreta o del formulario con los datos completos en ANSES, permitirá percibir el 20% acumulado de las sumas retenidas mensualmente durante 2010 y continuar percibiendo la AUH durante 2011.

social
Alumnos de colegios privados

La Administración Nacional de Seguridad Social (ANSES) resolvió extender la Asignación Universal por Hijo (AUH) a los alumnos que concurren a colegios privados con subsidio estatal.

La liquidación de la prestación de la Asignación Universal es para aquellos alumnos que se encuentren en una situación de "vulnerabilidad social", que no se despeja cuando asiste a un establecimiento privado de baja cuota y que recibe un subsidio estatal.

La resolución de la ANSES contempla el reclamo efectuado por la Defensoría del Pueblo de la Nación para que implemente con idéntico criterio al aplicado durante el 2010.




El beneficio se extiende a las mujeres embarazadas

La presidenta Cristina Fernández promulgó, el 19 de abril, el decreto 446/2011, publicado en el Boletín Oficial, por el cual se extendió la Asignación Familiar por embarazo, anunciado por la presidenta Cristina Fernández, que consistirá en una prestación monetaria no retributiva mensual que se abonará a la mujer embarazada desde la decimo segunda semana de gestación hasta el nacimiento o interrupción del embarazo.

Sólo corresponderá la percepción del importe equivalente a una Asignación por Embarazo para Protección Social, aún cuando se trate de embarazo múltiple. La percepción de esta asignación no será incompatible con la Asignación Universal por Hijo para Protección Social por cada menor de 18 años, o sin límite de edad cuando se trate de un discapacitado, a cargo de la mujer embarazada.

Para acceder a la Asignación por Embarazo para Protección Social, se requerirá:

a) Que la embarazada sea argentina nativa o por opción, naturalizada o residente, con residencia legal en el país no inferior a tres años previos a la solicitud de la asignación.

b) Acreditar identidad, mediante Documento Nacional de Identidad.

c) La acreditación del estado de embarazo mediante la inscripción en el “Plan Nacer” del Ministerio de Salud. En aquellos casos que prevea la reglamentación, en que la embarazada cuente con cobertura de obra social, la acreditación del estado de embarazo será mediante certificado médico expedido de conformidad con lo previsto en dicho plan para su acreditación. Si el requisito se acredita con posterioridad al nacimiento o interrupción del embarazo, no corresponde el pago de la asignación por el período correspondiente al de gestación.

d) La presentación por parte del titular del beneficio de una declaración jurada relativa al cumplimiento de los requisitos exigidos por la presente y a las calidades invocadas. De comprobarse la falsedad de alguno de estos datos, se producirá la pérdida del beneficio, sin perjuicio de las sanciones que correspondan.

Establece además que durante el período correspondiente entre la decimo segunda y la última semana de gestación, se liquidará una suma igual al ochenta por ciento del monto previsto, la que se abonará mensualmente a las titulares a través del sistema de pago de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses). El veinte por ciento restante será abonado una vez finalizado el embarazo y en un solo pago, a través del mismo sistema que se utilice para la liquidación mensual de esta asignación, en la medida que se hubieran cumplido los controles médicos de seguimiento previstos en el “Plan Nacer” del Ministerio de Salud.

Repercusiones

Con 4,5 millones de niños cubiertos, la implementación de la Asignación Universal por Hijo (AUH) estaría logrando los objetivos que se había trazado en un principio el gobierno nacional, de reducción drástica de la indigencia, cuya tasa cayó más del 50%.

Según el informe del Centro de Investigación y Formación de la República Argentina (CIFRA), elaborado a fines del año pasado en base a la información oficial del tercer trimestre de 2010, “el impacto de la AUH resulta mucho más significativo al evaluar la reducción que experimentaría la indigencia, la cual pasaría del 6,6% de la población al 3,2% tras la ampliación del régimen. La disminución a poco más de la mitad de la incidencia de la indigencia en la población, permitirá que abandonen dicha condición 1,4 millones de personas”.

pobreza

El centro de investigaciones indicó que “entre los niños y adolescentes, la reducción sería aún más marcada, ya que pasaría del 10,2% al 4,0%”.

CIFRA señaló que “además, incluso para aquellos hogares ,que aun tras la implementación de la AUH persistirían en situación de indigencia, se verificaría una reducción en la distancia de sus ingresos respecto del límite mínimo necesario para no ser considerados indigentes. Esta brecha quedaría en $ 270 para el total de los hogares en situación de indigencia y en $ 312 para los hogares con niños que permanecerían en dicha situación”.

En el caso de la pobreza, la tasa cayó en un 13%, llevando el porcentaje de población bajo esa línea desde el 24,8% al momento de la implementación de la AUH, al 21,6% a fines de 2010. “Aunque la reducción de la tasa es limitada, debe tenerse en cuenta que se trataría del abandono de la situación de pobreza de más de 1,3 millones de personas. Entre los niños y adolescentes, la incidencia de la pobreza se reduciría de 37,5% al 31,7%. La mayor incidencia de la pobreza en los hogares que incluyen menores de edad entre sus miembros muestra lo acertada que fue la decisión de crear la AUH”.

La evaluación que hace CIFRA en este sentido indicó que “la AUH puede reducir la desigualdad en la distribución del ingreso, al suponer una transferencia directa de ingresos a los sectores menos favorecidos. Una forma de verlo es analizar cómo se modificaría el ingreso per capita familiar tras la implementación de la AUH, diferenciando a los hogares según su quintil de ingresos”.

Por otro lado, con la AUH el incremento de los ingresos familiares de los hogares de menores recursos es significativamente mayor que en los hogares con ingresos más altos. Así, el Ingreso Per Capita Familiar (IPCF), que mide el ingreso de cada uno de los integrantes de una familia compuesta por dos adultos y dos menores) de las familias que componen el 10% de los hogares de menores ingresos (el primer decil, en términos estadísticos) se vería incrementado en 46,7%, mientras que el del segundo decil aumentaría en 16,4%. “En conjunto, los ingresos del 20% de los hogares más pobres (el primer quintil) crecerían en 26,5%, al tiempo que los ingresos de los hogares de los quintiles más altos permanecerían prácticamente sin variación”, observa CIFRA.

“Estos cambios relativos en los ingresos de los distintos quintiles llevan a que el cociente entre el IPCF del quintil más rico y el IPCF del quintil más pobre se reduzca de 12,1 a 9,6 veces”, observa el centro de estudios.

Con la AUH, se ha producido un incremento en la participación de los hogares más pobres en la distribución del ingreso. “En efecto, la participación del 20% de los hogares de menores recursos pasaría del 4,1% al 5,1% sobre la suma total de ingresos, lo que supone un aumento del 24%”, concluye CIFRA.

Incremento de los montos de las Asignaciones Familiares y de la Asignación Universal por Hijo

La presidenta Cristina Fernández dispuso el incremento de los montos de las Asignaciones Familiares y de la Asignación Universal por Hijo, que se devenguen a partir de septiembre de 2010, según un decreto publicado en el Boletín Oficial.

Según el decreto 1388/2010, publicado en el Boletín Oficial, la asignación universal por hijo para protección social será de 220 pesos y por hijo con discapacidad de 880 pesos.

En otros rubros se destacan las asignaciones de 600 pesos por nacimiento; 3.600 pesos por adopción; 900 pesos por matrimonio; 111 pesos a 474 pesos por pre natal.

Y de 111 pesos a 474 pesos por hijo (según niveles de ingresos); 880 pesos a 1.760 pesos por hijo con discapacidad; 170 pesos a 680 pesos por ayuda escolar anual por hijo e igual cifra por hijo con discapacidad.

Los incrementos dependen de la remuneración de la persona, si está desempleada o el área geográfica en la que habita; los incrementos también abarcan a las pensiones honoríficas de veteranos de la Guerra del Atlántico Sur.

Alumnos de colegios privados

El Director Ejecutivo de ANSES, Diego Bossio, anunció que los alumnos que concurren a establecimientos de educación privada continuarán percibiendo todos los meses la Asignación Universal por Hijo. El pago se realizará, exclusivamente para estos casos, hasta fin de año.

La medida fue adoptada por expresas instrucciones de la Presidenta Cristina Fernández.

Bossio destacó que "es mentira que se trate de 300.000 chicos los que concurren a colegios privados. Los casos exactos y efectivamente verificados por Anses enmarcados en esta situación ascienden a 42.124 niños. De ellos, sólo 8.146 son de escuelas privadas de cuota cero. Los datos aportados por el diario Clarín son inexactos y constituyen una falacia".

Aún así, el titular de Anses sostuvo que todavía es necesario determinar la situación de 39.264 casos de chicos que asisten a establecimientos privados que no tienen tipificada su situación.

El inconveniente surgió por la ausencia de datos fidedignos y por la enorme asimetría e incompatibilidad de las bases de datos y sistemas tecnológicos que maneja Anses frente a otras bases de datos, especialmente las educativas provinciales en lo que refiere a la gestión de establecimientos privados.

La Asignación Universal por Hijo tiene como beneficiarios a los niños y adolescentes que concurren a escuelas públicas, cuyos padres son trabajadores informales, desempleados, monotributistas sociales o del servicio doméstico, y que cumplen con los planes de vacunación y los controles de salud.

Por este motivo, quedaron exceptuados todos los otros casos que no correspondían al sistema educativo público.

"Sin embargo, y ante esta compleja situación que no permite aportar certeza sobre estos casos, la Presidenta de la Nación ha decidido prorrogar el pago hasta se pueda analizar fehacientemente esta situación", explicó Bossio.

Para subsanar este inconveniente, Anses iniciará un estudio de campo riguroso y exhaustivo en cada una de las escuelas privadas inmersas en esta situación para analizar, caso por caso, y poder determinar la necesidad de la prestación.

"Porque por ejemplo, de los 42.124 niños, hay 11.930 casos de alumnos de establecimientos privados que pagan una cuota superior a $100", enfatizó el titular de Anses.

En este sentido, Bossio sostuvo que "los recursos de Anses no son ni de la Presidenta ni del Director Ejecutivo, sino de todos los argentinos. Además, en el estricto cumplimiento de la norma, deben ser distribuidos con el mayor criterio solidario posible para quienes lo necesiten desde la óptica de la protección social".

reduccion

"Debemos estudiar pormenorizadamente cada caso porque no parece justo que se subsidie a determinados establecimientos y éstos a su vez cobren cuota a niños humildes beneficiarios de este derecho", concluyó el funcionario.

Consenso social sobre la AUH

La creación de la Asignación Universal por Hijo ha ido ganando consenso social hasta convertirse en la medida del Gobierno con mayor aceptación por parte de la ciudadanía. En febrero pasado, a cuatro meses de su implementación, una encuesta nacional de la consultora Analogías reflejaba un nivel de acuerdo con la decisión del 53,8 por ciento, contra un 44,1 por ciento de desacuerdo, básicamente expresado en que sería un “desincentivo” para que los desocupados busquen empleo. Esa línea de razonamiento alcanzó su máxima expresión en el titular de un diario de Mendoza, que lo bautizó como el plan “No trabajar”. Ese tipo de descalificaciones, sin embargo, ha retrocedido. Una última encuesta de Ibarómetro, también nacional, revela que la aprobación trepó en julio hasta el 68,5 por ciento, contra un 27,1 de rechazo. Trabajos intermedios de ambas consultoras fueron confirmando esa tendencia de menos a más.

Las razones de la aceptación son varias. La primera es que para los encuestados –entre 1000 y 1400 en todos los casos– el Gobierno hizo bien en extender el beneficio de la asignación familiar a los desocupados, trabajadores en negro y empleadas domésticas. El programa es visualizado mayoritariamente como la igualación de derechos entre ocupados-formales y desempleados-informales. También se reconoce que más allá del dinero –desde este mes son 220 pesos por mes por hijo, en lugar de los 180 pesos previos–, la asignación promueve la escolarización y la vacunación, requisitos que deben cumplir los padres para que los hijos sigan cobrando.

La consultora Punto Doxa, a su vez, realizó estudios cualitativos entre quienes perciben la AUH. Una de las conclusiones es que existe una fuerte valoración positiva de la relación directa con el programa, por tratarse de una medida de carácter universal. Eso lo despega de los planes sociales tradicionales, que los ubican en la categoría de “necesitados”, “pobres” o “privados de derechos como sujetos sociales”. El vínculo con la Anses es un puente a la integración, dado que a este organismo lo identifican con la formalidad. En la misma línea, los beneficiarios destacan que con la AUH se evita la dependencia de intermediarios, como punteros políticos u organizaciones sociales.

Otro punto sobresaliente de los focus group que hizo Punto Doxa es que los requisitos de escolaridad y vacunación no son vistos por quienes deben cumplirlos como una pérdida de autonomía, sino como una “obligación beneficio”. “Tienen una función ordenadora, sobre todo en un sector social al que le resulta difícil autorregularse”, explica la consultora.

La Anses ya distribuyó el 80 por ciento de las libretas a los beneficiarios de la AUH, según reveló a Página/12 el director del organismo, Diego Bossio. Son más de 2,8 millones, en tanto aún restan entregar alrededor de 800 mil. Estas últimas llegarán a los domicilios de los titulares “antes de fin de año”, aseguró el funcionario. En las libretas hay que dejar constancia de que los hijos fueron al colegio y se aplicaron las vacunas correspondientes. Una vez completado esos trámites, los beneficiarios pueden cobrar el 20 por ciento del subsidio que la Anses les retiene todos los meses, a razón de 36 pesos por mes por hijo entre noviembre de 2009 y el mes pasado. Bossio precisó que 1,6 millón de chicos ya cobraron esa diferencia.

El funcionario explicó que en los diez meses transcurridos desde que se lanzó el programa hubo un intenso trabajo en la conformación y depuración de las bases de datos, hasta contar actualmente con información valiosa como los teléfonos celulares de los padres en un 96 por ciento de los casos. Esto permitirá en un futuro transmitirles mensajes directos para comunicarles cualquier novedad del plan. De todos modos, Bossio admitió que no fue sencillo acomodar la estructura de la Anses para dar respuesta inmediata a más de 3,6 millones de chicos, y que siempre existen problemas y desajustes a reparar.

Las encuestas que hicieron Analogías e Ibarómetro –en febrero y abril y junio y julio, respectivamente– también indagaron sobre la capacidad operativa que le veían a la Anses para llevar adelante la AUH. La serie arroja que la opinión positiva fue de 49,8 a 56,3 por ciento de extremo a extremo, mientras que la negativa partió de 20,6 y subió a 21,8.

Políticas de Estado en beneficio de los niños

La presentación del último informe sobre niñez del Comité de Derechos del Niño del área de Derechos Humanos de la ONU mostró avances de la Argentina respecto de políticas de Estado en beneficio de los niños, especialmente en materia legislativa.

La secretaria de Niñez, Adolescencia y Familia del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, Paola Vessvessian, hizo un balance sobre esos avances.

−¿Cuál es la situación de los chicos en la Argentina?

Pais

−Que 11,6 millones de niños tengan cobertura social en la Argentina. Este fue un logro que se consiguió gracias a políticas de Estado, como la Asignación Universal por Hijo, el afianzamiento del empleo formal, pensiones a madres de más de siete hijos, seguro de desempleo y jubilación. De diez niños pobres en 2003, hoy siete dejaron de serlo, como lo demostró la Encuesta Permanente de Hogares del Indec a fines de 2009.

−¿Cuáles fueron las principales políticas realizadas en torno a la niñez?

−Una de las políticas que marcó un antes y un después en lo que respecta a la restitución de los derechos de los niños y sus familias ha sido la Asignación Universal por Hijo. Esta medida es percibida, desde noviembre hasta la fecha, por 3,7 millones de niños, niñas y adolescentes de todo el país. Además, a partir de la medida, hubo un 20% más de matrícula escolar desde diciembre de 2009 a la actualidad. Otro de los avances fue la sanción en 2005 de la ley de protección integral de los derechos de niñez, adolescencia y familia. Con esto se derogó la antigua ley de patronato y se estableció la necesidad de realizar políticas públicas para el desarrollo de la niñez y la adolescencia en todas las áreas.

También en 2005 se creó la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia, que genera una nueva institucionalidad, además de acciones para fortalecer y ampliar el marco institucional con el cual se implementan políticas de infancia.

En 2006 se puso en funcionamiento el Consejo Federal de Niñez, Adolescencia y Familia que cuenta con un presupuesto a partir del cual permitió que 44 mil chicos dejaran de trabajar, e ingresen a la escuela.

−¿Y en educación y salud?

−A través de la Ley 26.075 de Financiamiento Educativo se logró alcanzar estándares internacionales de inversión educativa. Además, la norma creó el Programa Nacional de Salud Sexual Integral. Se incrementaron en un 56% los controles de vacunación y se logró bajar la mortalidad en menores de 5 años, que en 2001 era de 18,9% y en 2008 15,2%. Lo mismo ocurrió con los índices de mortalidad infantil (menores de un año) que en 2001 era de 16,3% y para 2008 de 12,5%. Las medidas del Ministerio de Salud, como el Plan Nacer, ayudaron para avanzar en el tema.

−La Argentina tuvo gran apoyo internacional tras la presentación del informe en Ginebra, ¿se colaborará con otros países?

−De todas de las políticas sobre niñez y adolescencia que se articulan con otros países de Latinoamérica, la Argentina ayuda a otros Estados de la región a desarrollar políticas públicas en materia de niñez y familia. En Chile, realizamos proyectos de huertas familiares. En Paraguay trabajamos en planes contra las adicciones y para adultos mayores. En Bolivia, se analizan medidas preventivas contra la explotación laboral, y en Brasil sobre sistemas de protección de derechos de los niños. Transferimos prácticas novedosas y en algunos casos asistimos a las víctimas.

−¿Qué queda por hacer?

−Trabajar en crear sistemas de protección local en políticas de niñez. Por ejemplo, en la Triple Frontera, construimos una oficina comunitaria donde se informará sobre derechos de los niños, se realizarán actividades recreativas y oficios. La idea es ampliar la medida a todos los municipios. Nos queda mucho por hacer, pero nada es imposible si trabajamos juntos, creando oportunidades de cambio y contención a todos los chicos del país.


Asignación Universal por Hijo

La Asignación Universal por Hijo para Protección Social es una prioridad del Gobierno Nacional para que millones de niños, niñas y adolescentes menores de 18 años o discapacitados, cuyos padres estén desempleados, trabajando en el mercado informal o en el servicio doméstico (percibiendo un salario menor al mínimo vital y móvil) o sean monotributistas sociales, mejoren sus condiciones de vida, salud y educación.

Los montos a cobrar por la Asignación Universal son de 220 pesos por hijo/a y 880 pesos por hijo/a discapacitado. Todos los meses se pagará el 80 % de estos montos porque el 20% restante se hará efectivo una vez al año si su hijo/a cumple con los requisitos de salud y educación.

Los titulares de la Asignación Universal recibirán en el domicilio la Libreta Nacional de Seguridad Social, Salud y Educación para que en los establecimientos educativos y de salud completen la información de cada área.

Por eso es importante que antes del 31 de agosto los hijos e hijas que generan el cobro de la asignación universal tengan cumplidos los siguientes requisitos de salud:

• Tener el esquema de vacunación nacional completo o en curso.

• Estar inscripto en el Plan Nacer si es un niño/a menor de 6 años.

• A partir de los 6 años cumplir con el control de salud.


¿En dónde y quién debe completar los requisitos de SALUD que figuran en la Libreta Nacional de Seguridad Social, Salud y Educación?

Los requisitos los debe completar un profesional de la salud matriculado. En el centro de salud u hospital el médico llenará y certificará el control de salud y las vacunas. Después el titular de la Asignación Universal presentará la Libreta firmada en la delegación de ANSES y así demostrará que cumplió con los requisitos de salud.


¿Y cómo se prueba en ANSES que un niño/a está inscripto en el Plan Nacer?

* Si el niño/a todavía no está inscripto deberá anotarlo en el centro de salud u hospital más cercano a su domicilio. Obtenida la constancia de inscripción deberá presentarla ante ANSES.

* Si el niño/a ya está inscripto, pero no posee la constancia de inscripción mande un mensaje de texto al 26737 con la palabra Nacer espacio N° de documento del niño/a espacio F (si es mujer) o M (si es varón) para saber si el niño/a figura como inscripto en la base de datos de ANSES.

Si no deberá inscribirlo y presentar la constancia en ANSES.


Para más información: www.anses.gov.ar

La Asignación Universal por Hijo: Preguntas básicas

¿Quiénes pueden cobrarla?
Desocupados, trabajadores no registrados (que ganen menos o igual al monto del salario mínimo, vital y móvil), servicio doméstico (que ganen menos o igual al monto del salario mínimo, vital y móvil) y monotributistas sociales.

Se pagará a uno solo de los padres, tutor, curador o pariente por consanguinidad hasta el tercer grado, por cada menor, hasta un máximo de 5, de dieciocho años que se encuentre a su cargo o sin límite de edad cuando se trate de un discapacitado. Los hijos deben ser argentinos nativos o tener al menos tres años de residencia en el país.

¿Qué requisitos se deben cumplir?
Los hijos deben ser menores de 18 años (o discapacitados sin límite de edad), argentinos, hijo de argentino nativo o por opción, naturalizado o residente, con residencia legal en el país no inferior a tres (3) años previos a la solicitud.

Se debe acreditar la identidad de los hijos y la del padre/tutor/guardador/pariente por cosanguinidad, mediante DNI.

Se debe acreditar el vínculo entre ambos mediante la presentación de la partida de nacimiento. En los casos de guardas/tutelas y curatelas, los testimonios judiciales pertinentes. En los casos de parientes por cosanguinidad se requiere una información Sumaria Judicial de la que surjan: el parentesco, la convivencia con el menor o persona discapacitada, que se encuentre a su cargo, que no exista guardador/tutor o curador designado judicialmente y la fecha de inicio de la relación.

Recuerde que para cobrar esta asignación, anualmente deberá presentar el certificado de cumplimiento del plan de vacunación obligatorio hasta los cuatro años de edad del hijo. Además, a partir de los cinco años del niño, también deberá presentar el certificado de asistencia escolar del año anterior.

Si no cumple con estos requisitos, pierde el derecho al cobro de esta asignación.

¿Cuánto se pagará?
$220 Por mes, por hijo (máximo 5):

Por Hijo con Discapacidad el monto de la prestación es de $880 por mes.

Para cobrar esta asignación deberá cumplir con el plan de vacunación obligatorio hasta los cuatro años, y a partir de los 5 años, además deberá comprobar la concurrencia a establecimientos educativos públicos.

¿Qué debo hacer para cobrarla?
Verifique - Si sus datos personales y los de su grupo familiar están registrados en la base de ANSES a través de www.anses.gob.ar o enviando un mensaje de texto al 26737

SI - Si los datos personales y los del grupo familiar ya están registrados en ANSES, la asignación se cobrará de manera directa sin hacer ningún trámite.

NO - Si no están registrados, deberá concurrir con la documentación en original y fotocopias (DNI; partidas de nacimiento; testimonios judiciales para tutelas y curatelas):

• Delegaciones de ANSES.

• Oficinas del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación en el interior del país.

• Oficinas de Empleo del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social.

¿Cómo actualizo y verifico mis datos?
Para verificar la cantidad de hijos inscriptos envíe un SMS al 267
A través de: Claro, Movistar y Personal. Costo final $0.16 mas iva.

O ingrese a www.anses.gob.ar o a través del 130, atención telefónica de Anses.

En el interior del país:
Oficinas del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.
Oficinas de Empleo del Ministerio de Trabajo.

¿Dónde actualizo mis datos?
Si luego de verificar sus datos Ud. encuentra que no están registrados, deberá concurrir con la documentación en original y fotocopias (DNI; partidas de nacimiento; testimonios judiciales para tutelas y curatelas) a:

• Delegaciones de ANSES.

• Oficinas del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación en el interior del país.

• Oficinas de Empleo del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social.

Lugares habilitados para realizar el trámite personalmente ver listado en www.anses.gov.ar

¿Se cobra por tarjeta de débito?

Sí y debe ser retirada por única vez por el titular del beneficio a través de la red de bancos habilitada.La tarjeta de débito permite cobrar la Asignación en cualquier cajero automático de los bancos adheridos en el momento que disponga su titular, así como permite hacer compras en los comercios adheridos al sistema de débito.

Los titulares pueden dirigirse a las 3.240 entidades y 670 sucursales del Correo Oficial de la República Argentina de todo el país, donde reciben su tarjeta de débito para cobrar en las redes Link, Banelco o Cabal.

En una primera liquidación, ANSES abonará a 2.700.000 niños y adolescentes la Asignación Universal por Hijo durante todo el mes de diciembre. ANSES prevé una segunda liquidación que incluirá a aquellas personas que se registraron en la ANSES en los últimos días de noviembre.

Las mismas podrán consultar el día y el lugar de cobro a partir del 15 de diciembre, a través de las vías habilitadas por ANSES.

Los de la segunda liquidación también cobrarán en diciembre en un pago complementario, en una fecha aún a definir por el organismo. Para saber qué día y en qué sucursal se cobra, el interesado podrá consultar enviando un mensaje de texto al 26737, escribiendo la palabra "cobro” seguida de un espacio y del número de DNI del titular del beneficio.

Luego deberá dejarse otro espacio y agregar la letra "M” (en el caso del padre) o "F” (en el caso de la madre). El costo de cada mensaje es de $0,16 más IVA. También se puede consultar ingresando a la página web del organismo, www.anses.gob.ar ; o comunicándose al número gratuito de ANSES 130, de 8 a 20.

Una vez consultado el día y lugar de cobro, el titular deberá acercarse con su DNI, original y fotocopia, a la entidad asignada. Allí se le entregará la tarjeta de débito para cobrar el monto de la asignación, a partir de ese momento, en cualquier cajero automático de las redes Link, Banelco y Cabal.

Hasta tres operaciones de extracción y consulta de saldo serán sin costo para el beneficiario, en el caso de aquellas efectuadas dentro de la misma entidad bancaria. Con la tarjeta también se pueden realizar compras en comercios adheridos al sistema de débito automático, con la correspondiente devolución del IVA


.Argentina