Brasil:

El niño sufrió un paro cardiorrespiratorio al nacer y fue dado por muerto pero comenzó a moverse y llorar mientras lo estaban velando.

En el estado de Río Grande do Sul nació un bebé con un problema cardiaco y fue declarado muerto. En pleno funeral el infante comenzó a llorar y a moverse por lo cual fue llevado nuevamente al centro asistencial donde finalmente falleció.


El bebé nació el pasado martes en un hospital de la localidad de Canela, informó el canal de noticias Globonews.

A pesar de que el hospital insiste en que el procedimiento para certificar la muerte del bebé fue normal, las declaraciones de una trabajadora de la funeraria encargada de recoger al niño desataron las sospechas.

La mujer aseguró a la prensa que ella vio que el bebé suspiró cuando todavía estaban en el hospital, motivo por el que informó a una enfermera que indicó que aquello era normal.


http://www.chacas.com.ar/notaTexto.php?nota=10469